MUNDO Minsk > Vladimir Putin > Alexander Lukashenko

UCRANIA

El mundo mira a Minsk pero otra crisis crece en las sombras

¿Qué se trae Vladimir Putin entre manos? USA apunta a una posible invasión militar del este de Ucrania que podría suceder este invierno.

La crisis entre Bielorrusia y Polonia -y por derivación, entre Bielorrusia y la Unión Europea- tiene nuevas derivaciones. El lunes Bruselas comunicó que había acordado en nuevas sanciones al régimen de Alexander Lukashenko, al que acusa de estar orquestando lo que llama un ataque híbrido enviando migrantes de terceros países a la frontera de Polonia para complicarle la vida a Varsovia. Polonia rechaza la entrada de los migrantes, que quedan atrapados en los fríos bosques entre ambos países, en una dramática situación humanitaria -ya han habido muertos por hipotermia-. Minsk desmiente esta intencionalidad. Mientras tanto, sin embargo, otra crisis acecha en las sombras: el aumento de envío de tropas rusas a la frontera con Ucrania. ¿Qué se trae entre manos Vladimir Putin?

Oportunas reparaciones a oleoducto reducen el gas de Bielorrusia a Polonia

Lukashenko había amenazado previamente con cortarle el gas a Europa si le aplicaban nuevas sanciones, a través del gasoducto Yamal-Europa, que conecta los campos de gas natural rusos en la península de Yamal y Siberia occidental con Polonia y Alemania, a través de Bielorrusia. Sin embargo, en ese entonces, el régimen de Vladimir Putin -aliado principal de Lukashenko- negó que esto fuera a suceder: Bielorrusia no le cortaría el gas a Europa, dijo el Kremlin.

Lukashenko parece haber ido por otro castigo en el ámbito energético: este miércoles 17/11, la compañía estatal bielorrusia Gomeltransneft anunció una "reparación no programada" en el oleoducto "Druzhba" que limitará la cantidad de petróleo que se bombea desde Bielorrusia a Polonia durante 3 días.

El oleoducto en cuestión inicia en la provincia rusa de Samara, en la región del río Volga, y pasa a través de los territorios de Bielorrusia, Ucrania, Polonia, República Checa, Eslovaquia, Alemania, Hungría, Letonia y Lituania. ¿Coincidencia o arma política? No lo sabremos por ahora pero puede sospecharse, por el timing, que Lukashenko está intentando mandar un mensaje a Europa con la "reparación no programada".

¿Qué quiere Lukashenko?

Mientras tanto, la ministra de Exteriores estonia, Eva-Maria Liimets, afirma que Lukashenko quiere ser reconocido como presidente y que se retiren las sanciones a cambio de poner fin a la crisis fronteriza. Según Liimets estas demandas habrían sido planteadas en conversación con la canciller alemana Angela Merkel.

Y Alemania frena la aprobación del Nord Stream 2

Mientras tanto, se conoció ayer que Alemania suspendió temporalmente el proceso de aprobación del gasoducto Nord Stream 2, controlado por el gigante asiático ruso Gazprom. La Agencia Federal de Redes de Alemania citó como motivo que falta que el operador adopte "una forma legal conforme al derecho alemán".

El portavoz del Kremlin no consideró que la decisión de suspender el proceso de certificación del Nord Stream 2 esté politizada: "La certificación de NS2 es un proceso bastante complicado. La operadora cumplirá con todos los requisitos de la legislación vigente", dijo.

Sin embargo, la suspensión llegó con el ciclo de tensiones con Bielorrusia (y también con Rusia, por Ucrania -ver más adelante-) como telón de fondo, lo que despierta cierta suspicacia respecto de la verdadera motivación detrás del freno. Nuevamente: ¿es coincidencia? ¿O se está utilizando como arma política?

Y mientras tanto en Ucrania...

¿Qué está pasando en Ucrania? La BBC lo llama la otra escalada silenciosa que se cierne sobre Europa del Este mientras todo el mundo mira hacia Minsk.

Desde hace días, Rusia ha comenzado a mover un número considerable de tropas y equipamiento militar hacia la frontera con Ucrania, al punto que varios gobiernos, incluidos los de USA y la Unión Europea (UE), han alertado sobre la posibilidad de un ataque este invierno.

Según el ministerio de Defensa de Ucrania, hay hasta 114.000 tropas rusas estacionadas en la linde del noreste, este y sur de Ucrania, incluidos unos 92.000 soldados de infantería y fuerzas aéreas y marítimas.

Imágenes satelitales de USA muestran, según Washington, que Rusia acumula material en un campo de entrenamiento a unos 300 kilómetros de la frontera con Ucrania: cañones autopropulsados, carros de combate y vehículos de combate de infantería

"En Washington se manejan informes de inteligencia que apunta a una posible invasión militar del este de Ucrania, donde buena parte de la población habla ruso y tiene unas vínculos fuertes con Rusia. En la zona de las autoproclamadas repúblicas de Donetsk y Lugansk se calcula que existen cerca de 650.000 personas con pasaporte ruso. Moscú ha deslizado en los últimos meses la posibilidad de una intervención para proteger a esos residentes -que tiene la doble ciudadanía- ante el acoso que sufren desde Kiev", explica el diario español La Razón.

El jefe de la OTAN, Jens Stoltenberg, pidió estar atentos ante la "significativa concentración militar" de Moscú en la zona. USA cree que la movilización de tropas rusas en la frontera con Ucrania es la mayor desde 2014, cuando Moscú anexó la provincia de Crimea.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario