MUNDO OTAN > Recep Tayyip Erdogan > Türkiye

RECEP TAYYIP ERDOGAN

El hombre que secuestró la OTAN liberó a Suecia y Finlandia

Recep Tayyip Erdogan finalmente autorizó el ingreso de Finlandia y Suecia a la OTAN. Se desconoce si hay un capítulo no oficial sobre los F-16 que reclama Türkiye.

Suecia y Finlandia serán miembros de la OTAN, levantando su veto Türkiye -recordar que ya no se llama más Turquía- dijo el martes 28/06 la oficina del presidente Recep Tayyip Erdogan.

En Madrid, Suecia y Finlandia se comprometieron a abandonar la política de embargo contra la industria de defensa turca, informó la oficina.

Además, Suecia y Finlandia cooperarán con Ankara en la lucha contra el terrorismo, se comprometen a no apoyar al Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK) proscrito en Turquía y a la organización del predicador islámico Fethullah Gülen (FETÖ).

"Se han hecho compromisos para cooperar plenamente con Turquía en la lucha contra el PKK y sus afiliados, en solidaridad con Turquía en la lucha contra el terrorismo en todas sus formas y manifestaciones, y no para apoyar al PKK/YPG y FETO", dijo la oficina.

A cambio, Turquía apoyará la invitación de Finlandia y Suecia para convertirse en miembros de la OTAN, dijo la oficina del presidente finlandés Sauli Niinistö.

Las consultas se realizaron con la participación del secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg.

"Como resultado de esta reunión, los cancilleres de nuestros países firmaron un memorando tripartito, que confirma que Türkiye apoyará la invitación de Finlandia y Suecia para convertirse en miembros de la OTAN en la cumbre de Madrid esta semana", es un fragmento de un declaración de la oficina de Niinistö.

Los pasos concretos para la entrada de los países nórdicos en la OTAN a finales de mes se acordarán con los aliados del bloque, pero ahora "una decisión es inevitable", agregó la oficina del líder finlandés.

Antes, al dirigirse a los periodistas en Ankara, antes de su viaje a la cumbre de la OTAN en Madrid, España, Erdogan dijo que Turquía no quería "palabras vacías", sino "resultados concretos".

"La membresía en la OTAN conlleva responsabilidades. Si Suecia y Finlandia van a convertirse en miembros de la OTAN, deben tener en cuenta las preocupaciones de seguridad de Türkiye, miembro de la alianza durante 70 años. Estamos hartos de pasar el balón en el medio campo", dijo Erdogan en lenguaje futbolero.

Muchos especulaban que Erdogan forzaba una negociación con USA para conseguir los cazabombarderos F-16 que le bloquearon cuando compró sistemas de defensa antimisiles a Rusia, y que le resultaría de ayuda para el marketing electoral ante los comicios que enfrentará en agosto.

No faltaban, empero, quienes pedían expulsarlo de la OTAN pero la Alianza carece de mecanismos de expulsión, el mismo problema de omisión que padecen el G20 y la UE.

Todos opinaron que si USA pactaba con Erdogan, derrotará a Vladimir Putin, quien mantiene sus expectativas de división de la OTAN.

Otros recordaron que Erdogan es imprevisible e incontrolable con o sin F-16: Türkiye no apoya las sanciones contra Irán de Occidente, dijo el ministro de Relaciones Exteriore, Mevlut Cavusoglu, después de conversaciones con su homólogo iraní, el ministro Hossein Amiradollahian.

Según la agencia de noticias rusa TASS, "no apoyamos las sanciones contra Irán y no las consideramos correctas", dijo el ministro Cavusoglu, y agregó que espera que "el acuerdo nuclear funcione".

"También planeamos hacer más esfuerzos para aumentar nuestro comercio. Además, continuaremos cooperando para garantizar la protección de Al Aqsa y Palestina", agregó.

El máximo diplomático iraní, a su vez, informó sobre los planes para entregar a los funcionarios turcos "un borrador de las propuestas de Irán sobre un acuerdo integral a largo plazo entre los 2 países".

"Hemos acordado organizar una reunión de una comisión económica conjunta en un futuro próximo", dijo.

erdogan2.jpg
Recep Tayyip Erdogan dice que está harto del 'jueguito de mediocampo' y quiere pases en profundidad.

Recep Tayyip Erdogan dice que está harto del 'jueguito de mediocampo' y quiere pases en profundidad.

El secuestrador

Jonathan Lemire y Nahal Toosi escribieron en un texto para la agencia Associated Press, a propósito de esta situación, expresó el malestar vigente en la Administración Biden:

"Vladimir Putin dominará la cumbre de la OTAN de esta semana desde lejos, ya que la alianza pretende unirse y tomar medidas para admitir nuevos miembros en respuesta a la brutal invasión de Ucrania por parte del presidente ruso.

Pero otro líder, uno que estará presente en Madrid, también demandará una enorme atención como el obstáculo más grande que queda para una expansión histórica de la OTAN que casi duplicaría la frontera de la alianza occidental con Rusia.

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, se ha opuesto firmemente a un plan de la OTAN para acelerar la admisión de Finlandia y Suecia. Las dos naciones del norte de Europa estratégicamente importantes han presionado para ser admitidos en la alianza después de la invasión rusa de Ucrania. Türkiye se ha enfadado por lo que afirma que es el apoyo de Helsinki y Estocolmo a los militantes kurdos y los embargos de armas sobre Ankara.

“Türkiye sostiene que la admisión de Suecia y Finlandia implica riesgos para su propia seguridad y el futuro de la organización”, escribió Erdogan en un artículo de opinión de The Economist que criticaba los planes de expansión de la OTAN.

Pero en los últimos días, ha habido señales crecientes de que Türkiye podría estar dispuesta a negociar para firmar el ingreso de las naciones, lo que requiere la aprobación de los 30 miembros de la OTAN. Y el presidente Joe Biden busca intervenir como articulador cuando la reunión comience el miércoles 29/06 en España.

Biden habló con el líder turco por teléfono el martes 28/06 y “espera ver al presidente Erdogan” en la cumbre, según comentario de la Casa Blanca sobre el diálogo telefónico. El asesor de seguridad nacional, Jake Sullivan, confirmó más tarde que ambos líderes se reunirán en España.

Los funcionarios estadounidenses han señalado que Biden solo se reuniría con Erdogan si era probable un acuerdo, y si había un renovado optimismo entre los miembros de la OTAN de que Turquía finalmente firmaría, aunque es casi seguro que no se produciría una ascensión oficial en la cumbre.

Pero los asistentes señalaron que las conversaciones podrían progresar hasta el punto en que al menos se pueda aprobar una declaración de intenciones durante la semana.

Erdogan ha sido a menudo 'el niño problemático' dentro de la alianza.

A pesar de las objeciones de Washington, Erdogan

  • compró sistemas aéreos S-400 de Rusia,
  • ayudó a Irán a evadir algunas sanciones y
  • está acusado de permitir que los combatientes de Hamas e ISIS atraviesen seguros el territorio de su nación.
S-400.jpg
El S-400 'Triumf' es un sistema de defensa contra misiles desarrollado por la Oficina Central de Diseño de Almaz, Rusia. Recep Erdogan le compró a Vladimir Putin pese a la negativa de la OTAN.

El S-400 'Triumf' es un sistema de defensa contra misiles desarrollado por la Oficina Central de Diseño de Almaz, Rusia. Recep Erdogan le compró a Vladimir Putin pese a la negativa de la OTAN.

Se presenta a la reelección el próximo verano (boreal) después de 2 décadas en el poder, durante las cuales ha fortalecido su gobierno a través de cambios constitucionales, encarcelando a muchos de sus supuestos críticos y tomando medidas enérgicas contra los medios de comunicación.

Algunos analistas creen que él decidió que reforzar la OTAN sería una buena política interna.

Donald Trump

“Erdogan es el eslabón más débil de la OTAN”, dijo Jonathan Schanzer, vicepresidente senior de la Fundación para la Defensa de las Democracias.

“Pero Biden tiene mucho en su plato. Demasiado, de hecho. Independientemente de lo que Erdogan crea que obtendrá, es posible que deba ponerse en fila. Podría obtener una concesión, pero ¿a qué costo? Türkiye es la razón por la que varios estados de la OTAN han explorado un mecanismo de expulsión, del que la OTAN carece actualmente”.

Erdogan se había aliado con el predecesor de Biden, Donald Trump, quien declaró en 2019 que era un "gran admirador" del líder hombre fuerte de Türkiye, a pesar de que Ankara acababa de comprar sistemas de armas de Rusia provocando los aullidos de un grupo bipartidista de legisladores.

Muchos en Washington condenaron la decisión de Trump de retirar las fuerzas estadounidenses de Siria, lo que condujo a un ataque turco contra los kurdos, que lucharon junto a los estadounidenses contra los combatientes del Estado Islámico, pero a quienes Erdogan ha calificado de “terroristas”.

Erdogan y Biden se reunieron al margen de la cumbre del G-20 el otoño (boreal) en Roma, pero no se cruzaron en la cumbre extraordinaria de la OTAN en Bruselas esta primavera, poco después de la invasión de Rusia. Erdogan ha expresado su preocupación por el apoyo sueco a las milicias kurdas y parece tener la intención de crear un precedente para evitar que cualquier aliado de la OTAN respalde al grupo.

“[Erdogan] es muy bueno para convertir lo que es bueno para Türkiye en lo que es bueno para Erdogan”, dijo Soner Cagaptay, un experto en Turquía del Instituto de Washington para la Política del Cercano Oriente. “Creo que Erdogan va a usar esto para aumentar su popularidad antes de las elecciones en Türkiye”.

Vladimir Putin

Muchos funcionarios creen que la preocupación de Erdogan por los militantes kurdos también es una hoja de parra conveniente para disfrazar sus verdaderas esperanzas: lograr que los estadounidenses aprueben la venta de aviones de combate F-16 a Ankara.

“El argumento es el 'decir' que los turcos en realidad están negociando con Biden”, dijo Steven Cook, del Consejo de Relaciones Exteriores. “El presidente Erdogan calcula que la expansión de la OTAN es más importante para Biden que las preocupaciones del Congreso sobre el envío de F-16 a Turquía”.

f16.jpg
F-16, el avión que quiere Türkiye.

F-16, el avión que quiere Türkiye.

Si Erdogan firma cualquier acuerdo, el acuerdo, en muchos sentidos, subrayaría cuánto ha fracasado la invasión de Vladimir Putin.

Entre las justificaciones del líder ruso para cruzar a Ucrania estaba evitar que, o cualquier otra nación de Europa del Este, se uniera a la OTAN, que se formó después de la 2da. Guerra Mundial como un baluarte contra la agresión de la entonces Unión Soviética. El principio fundamental de la organización se conoce como el Artículo 5: si un miembro es atacado, el resto de la Alianza está obligado a salir en su defensa.

Putin apostó a que, frente a la violencia rusa de buena fe y las dificultades económicas derivadas de la guerra, la OTAN se dividiría y se resistiría a acudir en ayuda de un país que no es miembro. Pero en cambio, la Alianza se ha unido y muchos de sus miembros han enviado armas y dinero para la defensa de Kiev.

Y aunque la propia Ucrania ha vacilado ante la idea de unirse a la OTAN, la invasión de Putin ha empujado a otras naciones europeas, incluidas Finlandia y Suecia, a hacerlo.

“Putin ha estado contando, desde el principio, con que de alguna manera la OTAN, y el G-7 se dividiría”, dijo Biden en la primera cumbre de la semana, el G-7, en Alemania. “Pero no lo hemos hecho, y no lo haremos”.

----------------------

Más contenidos de Urgente24

Importaciones: Para Pesce, sus medidas ya fueron 'exitosas'

Patricia Bullrich presiona por definiciones en JxC

Hiperinflación: El mensaje de Nicolás Dujovne al Gobierno

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario