Leído

GUERRA DE NERVIOS

Telam vs. Financial Times antes del Guzmán/Mnuchin

Jue, 20/02/2020 - 8:21pm
Enviado en:
Por Urgente24

El sábado 22/02, en Riad, capital de Arabia Saudita, en el marco de la reunión de ministros de Finanzas del G20, será el encuentro entre el ministro de Economía, Martín Guzmán, con el secretario del Tesoro de USA, Steven Mnuchin. Luego del respaldo del Fondo Monetario Internacional, el Gobierno argentino espera el aval o la 'luz verde' de la Administración Donald Trump, para recién entonces presentar su oferta a los acreedores privados. La hipótesis es que con el FMI y el Tesoro estadounidense de su lado, el país deudor puede hacer una oferta audaz. De paso, Guzmán también se verá con Kristalina Georgieva, la directora-gerente del Fondo Monetario Internacional, que por estas horas parece pendiente de una negociación en Líbano, según cuenta la prensa saudí, que destino mucho espacio a la visita del secretario de Estado, Mike Pompep, al monarca Salmán.

Secretario del Tesoro de USA, Steven Mnuchin.
Contenido

Mientras que la agencia argentina de noticias Telam presenta al Gobierno de Alberto Fernández buscando el respaldo de Donald Trump para renegociar sus obligaciones financieras en moneda 'dura', el diario Financial Times cuenta que, aparentemente, los acreedores más importantes se preparan para un escenario litigioso aún cuando algunos afirmen que podrían ofrecer algunas concesiones "similares a las del FMI" (aunque el Fondo no concedió ninguna, sólo pidió a los acreedores privados que hagan concesiones a la Argentina).

La agencia de noticias gubernamental argentina Telam difundió un despacho informativo que desliza, aparentemente desde la cercanía del ministro Martín Guzmán, que el secretario del Tesoro estadounidense, Steven Mnuchin, puede auxiliar a la Administración Alberto Fernández:

"El plan económico de la Argentina para volver al sendero de sustentabilidad de la deuda genera "mucho interés" en la cumbre del G20 de ministros de Finanzas y presidentes de Bancos Centrales que se celebrará el 22 y el 23 de febrero próximo en la ciudad árabe saudí de Riad, aseguraron hoy a Télam fuentes del Departamento del Tesoro de los Estados Unidos.

Estas mismas fuentes informaron también que el ministro de Economía, Martín Guzmán, se reunirá el próximo sábado con el secretario del Tesoro estadounidense, Steven Mnuch, en Riad, el día del inicio de la reunión del G20.

"Las nuevas autoridades argentinas describirán su plan económico en las reuniones del G20", como "tradicionalmente muchos países muestran su situación", sostuvo un alto funcionario del Tesoro estadounidense consultado por esta agencia.

Lo hizo en el marco de una charla con periodistas sobre la participación de Mnuchin, en la cumbre del G20 que tendrá lugar estas fin de semana en la capital saudita.

"La gente está muy interesada en los planes económicos de la nueva administración", y de ver la implementación de "políticas fuertes que lleven al sendero del crecimiento sostenido", agregó el funcionario.

Precisó que uno de los mayores tópicos de discusión en la agenda de los popes económicos de los países más desarrollados durante la cumbre será la transparencia de "la deuda y la sustentabilidad", entre otros.

La fuente muy cercana a Mnuchin, evitó precisar el contenido de los temas que incluirá la reunión bilateral con Guzmán, no obstante lo cual indicó que el ministro también se reunirá con la directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Kristalina Georgieva. (...)":

El diario Financial Times difundió una nota detallando los preparativos para la batalla de los acreedores privados que conocen lo que sucede en la Argentina, en Ryad y en las capitales financieras del planeta.:

"Los inversores se preparan para las duras negociaciones con Argentina y un posible incumplimiento después de que el FMI respaldó un gran recorte para los acreedores sin instar al país a implementar medidas de austeridad.

Los tenedores de bonos se alarmaron cuando el FMI no exigió que Argentina frenara su déficit presupuestario. Temían que el fondo estuviera del lado del presidente Alberto Fernández, cuyo gobierno ha insistido en que solo alcanzará un presupuesto equilibrado para 2023, sin reducción este año.

"El FMI está siendo demasiado indulgente", dijo un inversionista internacional, que teme que el Fondo no respalde los intentos de los acreedores privados de convencer a Argentina de alcanzar una "posición fiscal más estable" que permita pagar las deudas. "La única forma en que nos queda es no participar en un acuerdo de deuda".

El FMI, que le ha prestado a Argentina US$ 44.000 millones como parte de un rescate récord de US$ 57.000 millones desde una crisis monetaria en 2018, respaldó a Buenos Aires el miércoles 19/02 en un comunicado que consideró que la deuda externa de US 100.000 millones del país era impagable.

Si bien los funcionarios del FMI habían insistido anteriormente que a la agencia se le prohibió legalmente cortar el dinero que le debe Argentina, en respuesta a las demandas de las autoridades locales, pidió una reestructuración de la deuda "definitiva" que implicaría un corte de pelo "significativo" en bonos de acreedores privados.

“¿Cuántas veces se necesita decir a [los inversores]? [Joseph] Stiglitz les dijo que iban a estar decepcionados, y el mercado dijo que no te creemos”, dijo otro gerente de cartera internacional, refiriéndose al premio Nobel cercano al ministro de economía argentino, Martín Guzmán (...)

“Luego, Fernández y Guzmán les dijeron [a los inversores] que iban a decepcionarse, y los bonos se negociaron solo por un día y luego volvieron a subir. Y ahora esto.

Aun así, el Fondo dijo al final de lo que llamó conversaciones "muy productivas" de una semana con funcionarios del gobierno en Buenos Aires que quería un plan económico más detallado que explicara cómo Argentina tenía la intención de pagar a sus acreedores, que también han estado clamando para planes más claros del gobierno. La declaración también instó a las autoridades a hacer un mayor esfuerzo para reducir una de las tasas de inflación más altas del mundo.

“No nos sorprende la declaración del FMI, pero habríamos acogido con beneplácito más datos analíticos... para ver qué brechas existen y cómo los acreedores pueden ayudar a cerrar esas brechas", dijo Hans Humes, director ejecutivo de Greylock Capital, que lidera uno de los grupos de tenedores de bonos. "Creo que los acreedores privados están dispuestos a hacer concesiones de la misma manera que el FMI".

Humes instó al gobierno a contratar a un asesor financiero para avanzar en las negociaciones formales. 

Lazard y Rothschild & Co están entre las firmas bajo consideración del gobierno, según personas familiarizadas con el asunto.

"Argentina no está tan cerca de la situación como Grecia o francamente donde estaba Argentina en 2001", agregó Humes. 

Él señaló que en la reestructuración griega de 2012, que fue una de las más grandes en la historia de las crisis de deuda soberana, los acreedores aceptaron un recorte o pérdida del 53,5 por ciento en el valor nominal de su deuda. “Solo lo será si alguna de las partes interesadas... mal gestionar el proceso".

Varios grupos se han formado en los últimos meses en previsión de una reestructuración de la deuda que Guzmán ha indicado que quiere completar antes del 31 de marzo. Greylock, T Rowe Price y GMO se encuentran entre los miembros de un grupo, mientras que BlackRock, Fidelity y Pimco han coordinado sus esfuerzos con otras dos empresas, según personas familiarizadas con el asunto.

Un grupo asesorado por Dennis Hranitzky en la firma de abogados Quinn Emanuel Urquhart & Sullivan también ha tomado contacto, según personas que hablaron bajo condición de anonimato, con los fondos de cobertura Monarch Alternative Capital y HBK Capital Management entre aproximadamente otros 20 fondos involucrados.

“En última instancia, si Argentina incumple o no será una decisión política. La deuda se puede reestructurar fácilmente", dijo un alto funcionario del anterior gobierno argentino. "La pregunta es si lo hacen o si deciden que, incluso si lo hacen, no recuperarán el acceso al mercado de todos modos, como algunos argumentan, por lo que sería mejor no pagar y no tener que pagar nada".