Leído

CURIOSO 'MEA CULPA'

Previsible: El sincericida intenta zafar explicando que no fue su intención

Dom, 21/02/2021 - 9:03pm
Enviado en:
Por Urgente24

Horacio Verbitsky cometió el sincericidio más notable de los últimos tiempos, con su confesión para El Destape que provocó una crisis política a la Administración Fernández & Fernández, y la caída de Ginés González García. En su semanario digital El Cohete a la Luna, él intentó una curiosa explicación.

verbitsky.jpg
Horacio Verbitsky.
Contenido

Horacio Verbitsky decidió imitar al diputado nacional Eduardo Valdés, quien explicó que cuando se vacunó sin estar registrado previamente en una lista de vacunación, no sabía que estaba haciendo algo ilegal.

'No fue mi intención delinquir', fue lo que intentó inicialmente afirmar Valdés, antes de elaborar una explicación más sofisticada que, obviamente, reprodujo Verbitsky.

Verbitsky afirma: "Asumo sin excusas la parte que me toca y acepto todas las críticas recibidas, así como agradezco las tan numerosas comunicaciones de solidaridad y afecto. Si lo hice y, sobre todo, si luego lo conté sin que nadie me lo preguntara, es porque no advertí que fuera algo incorrecto, el ejercicio de un privilegio."

Difícil de creer en un personaje que vive escribiendo sobre jurisprudencia y códigos judiciales, aún cuando no sea abogado. En verdad, debe resultar una coyuntura complicadísima para Verbitsky ya que resultó masiva la condena que recibió desde el propio Frente de Todos.

Quizás por ese motivo no pueda percibir las ironías que provocó su acción inexplicable. Él intenta victimizarse:

"Se presume que siempre actúo en forma racional y se buscan motivaciones ocultas, que en este caso han llegado a extremos delirantes, como que fue un regalo de cumpleaños a Cristina, para que el gobierno se desembarazara de Ginés."

Así, el chascarrillo lo convirtió en acusación. Quizás hubiese sido menos confuso para él que el redactor escribiera lo que realmente elucubró: que Verbitsky le hacía recordar a Alfredo Yabrán cuando dijo que "poder es impunidad". 

Sólo la impunidad provoca no distinguir la irregularidad que supone la existencia de un 'vacunatorio VIP' en el Ministerio de Salud de la Nación, que es el verdadero tema de fondo que no abordan ni él ni Valdés ni Jorge Taiana, el aprendiz de la Hidrovía.

El tema no es Verbitsky -él deberá superar esta confesión aún cuando lastime su gran ego- sino la oficina del privilegio que funcionó bajo la responsabilidad de Ginés González García, no de su secretaria privada.

De paso, Verbitsky, luego de dinamitar a Ginés, intentó reparar el daño con una frase de ocasión: "Entiendo el pedido de renuncia que le formuló Alberto, deploro su salida del gobierno y recomiendo leer su carta de despedida. Allí, además de trazar un balance de su gestión, luego del desastre de los cuatro años del neoliberalismo  (...)". 

** ¿Qué harían los 'ladriprogres' si no existiera el neoliberalismo? 

** ¿A quién podrían culpar por todos sus errores?

Obviamente que Verbitsky, igual que Ginés, arroja más tierra sobre la secretaria privada del exministro: el dueño de El Cohete a la Luna dice que él ya tenía un turno para vacunarse en el Hospital Posadas "pero horas antes, desde la secretaría privada del ministro me indicaron que un equipo ambulante del hospital lo haría en el propio Ministerio. No debí haberlo consentido."

De paso, ¿qué sucedió con la dirección del Hospital Posadas, que enviaba el equipo ambulante imprescindible para que funcionara el 'vacunatorio VIP' en el Ministerio?

Por último, un disparo al Gobierno porteño, la oposición neoliberal, se supone: "(...) Amigos bien intencionados me sugieren respuestas polémicas sobre los privilegiados que denuncian privilegios, la pésima gestión de la Ciudad Autónoma frente a la pandemia y la vacunación, donde no hay un cronograma y se abren las escuelas sin las condiciones mínimas. Todo eso es cierto y mi ex, que tiene más de 70 y es médica, nunca consiguió registrarse ni en los teléfonos ni en la web de la CABA. (...)". ¿No será que el protocolo de Ciudad de Buenos Aires es diferente al de Provincia de Buenos Aires ya que no hay un protocolo nacional?

En fin, el daño ya fue hecho por el sincericida, en parte es irreparable -Ginés ya no volverá al ministerio- pero aún se ignora si el 'vacunatorio VIP' funcionaba con conocimiento del equipo de Ginés y de los jefes del ministro.