Leído

CORONAVIRUS

La novela de 1981 que predijo el virus que brotó en Wuhan

Jue, 27/02/2020 - 11:46am
Enviado en:
Por Urgente24

La obra publicada 39 años atrás corresponde al escritor norteamericano Dean Koontz. No sólo habla de un "virus Wuhan" sino también su propagación durante la tercer década del siglo XXI. Refiere a una epidemia similar a la que azota en la actualidad a China y, en menor medida, a otros países.

La novela de 1981 que predijo el virus que brotó en Wuhan
Contenido

La novela "Los ojos de la oscuridad", obra de terror escrita por el norteamericano Dean Koontz, irrumpió en el centro de la escena internacional en las últimas horas debido a su premonición de la epidemia que actualmente mantiene en vilo a la población mundial, pero principalmente a China: el coronavirus.

Es que la obra, publicada en 1981, hace mención a un raro virus desarrollado en laboratorios militares de la ciudad china de Wuhan, desde donde justamente se comenzó a propagar el brote a fines de 2019.

En el libro, Koontz nombra a la enfermedad como "Wuhan-400".  Se trata de la aparición de una "poderosa arma biológica", creada por el laboratorio RDNA en las afueras de dicha localidad que pronto se le irá de las manos y terminará afectando a miles de civiles a modo de accidente.

El virus ideado por el escritor también se propaga con extrema facilidad  entre los seres humanos ( es poco común  que afecte a los animales) y vendría a tener efectos parecidos a los de la neumonía, afectando los pulmones y los bronquios, aunque sin tratamiento convencional que lo cure.  

Es sorprendente también que la novela data el surgimiento de la enfermedad  alrededor del año 2020.

Cómo no podía ser de otra manera y ante la difusión cada vez mayor de esta obra, las redes sociales comenzaron a hacerse eco de esta especie de premonición. Miles de usuarios comenzaron a compartir fragmentos del libro que reflejan coincidencias o similitudes con el vigente coronavirus. Algunos van mas allá y denuncian que el surgimiento de este virus puede haber sido producto de una desinteligencia humana tal como sucedió en la novela.

Esta es una teoría que circuló en los primeros días de propagación de esta enfermedad. Sin ir más lejos a fines de enero se intentó instalar que el origen del Covid-19 tuvo lugar  en un laboratorio de armas químicas de Wuhan y  no pocos portales internacionales se hicieron eco. De todos modos, en declaraciones para Reuters el profesor de biología química Richard Ebright afirmó que  "según el genoma y las propiedades del Covid-19, no existen indicios de que se trate de un virus diseñado por el hombre".