Leído

UN TEMA PARA MARCÓ DEL PONT

Alberto F., Marcó del Pont y Béliz: No hay AFI sin Aduanas 

Vie, 20/12/2019 - 7:43am
Enviado en:

Probablemente Alberto Fernández y Mercedes Marcó del Pont no hayan comprendido el alcance y la complejidad de la jurisdicción de la AFIP, por ejemplo en el área de Aduanas. Pero tampoco lo comprendieron Alberto Abad ni Ricardo Echegaray, o bien resultaron cómplices, vaya uno a saber, ya que durante sus gestiones como responsables del área ocurrió el despliegue de integrantes de la ex SIDE hoy AFI en esos negocios del comercio exterior, con motivaciones muy delicadas, que exceden a esta breve columna.

Depósitos fiscales, contenedores, carga/descarga, y negocios asociados han financiado a la comunidad de inteligencia durante años.
espia.jpg
Contenido

Dicen que Mercedes Marcó del Pont es objeto de una ofensiva de Ricardo Echegaray, quien reclama espacio en 'la línea' de la Administración Federal de Ingresos Públicos.

No obstante, no es el asunto que más le inquieta a Marcó del Pont aún cuando el pasado para nada está pisado en lo que se refiere al ex titular de la AFIP K. Pero Echegaray es un tema de Guillermo Sorrentino, flamante subdirector de Asuntos Jurídicos. 

Agua y aceite, si está Sorrentino no puede permanecer Echegaray, y viceversa. Eso lo sabe Marcó del Pont, y la alivia.

Tampoco lo que más le inquieta es la designación que 'le llegó de arriba', en la Dirección General Impositiva: Virginia García, la ex cuñada de Máximo Kirchner.

García fue senadora nacional Santa Cruz-Frente para la Victoria, titular de la Regional Río Gallegos de la AFIP y, lo más importante, jefa de despacho de la vicepresidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner, cuando era senadora nacional, 'ayer nomás'.

Resulta evidente que García tendrá autonomía porque reporta directamente a 'la jefa espiritual del movimiento'.

Pero el asunto que realmente preocupa a Marcó del Pont es el desempeño que pueda exhibir/padecer la abogada Silvia Brunilda Traverso en la Dirección General de Aduanas.

Con inserción política en la Provincia de Santa Fe, Traverso acompañó a Marcó del Pont en el Banco Central de la República Argentina -subgerente general de Administración y Servicios Centrales- y en la Fundación de Investigaciones para el Desarrollo (FIDE), presidida por Marcó del Pont. Pero su nuevo desempeño requiere cierto conocimiento que excede los valores de la lealtad y la fidelidad.

El gran obstáculo que tiene por delante Traverso, y por lo tanto Marcó del Pont, es que el área de comercio exterior, depósitos fiscales y puertos es un frecuente área de operaciones de conspicuos integrantes de la ex Secretaría de Inteligencia de Estado hoy Agencia Federal de Inteligencia (AFI).

Durante la Administración Macri ocurrió un escándalo que permitió cierta aproximación pública al problema de los espías y su actividad en el comercio exterior. En aquel incidente, Juan José Gómez Centurión fue suspendido en su rol de jefe de Aduanas luego de una denuncia que impulsó el Ministerio de Seguridad de la Nación, gestionado por Patricia Bullrich, y provocó la irrupción de Elisa Carrió en defensa de Gómez Centurión. 

Escuchas telefónicas, seguimientos, supuestos sobornos, faltantes de contenedores en depósitos, contrabandos aparentemente tolerados por el Estado y con la participación de algunos jueces federales con competencia en zonas portuarias.... Gómez Centurión, luego de su suspensión, enfermedad y reasunción al frente de la Dirección General de Aduanas, terminó en una vicepresidencia del Banco de la Nación Argentina antes de marcharse de la Administración Macri y presentar su ambición presidencial en nombre de los 'pañuelos celestes'.

Apenas recibida la banda presidencial y el bastón de mando, Alberto Fernández dispuso la intervención de la AFI, aunque ha pasado más de una semana y se desconocen las acciones en curso para, supuestamente, reordenar la casa de los espías.

Lo cierto es que no es posible una reorganización de los espías sin una revisión completa de su participación encubierta en la jurisdicción de Aduanas. No hay nueva AFI sin nueva Aduanas. Y, a causa de la designación de Traverso, atañe directamente a Marcó del Pont definir una estrategia y acciones concretas.

"He decidido que sea intervenida la Agencia Federal de Inteligencia. Queremos impulsar así una reestructuración de todo el sistema de inteligencia e información estratégica del Estado. Nunca más Estado secreto", exclamó el Presidente ante el Parlamento, al informar la derogación del Decreto 656/2016, sobre secreto en los fondos de la inteligencia de Estado.

Sin embargo, depósitos fiscales, contenedores, carga/descarga, y negocios asociados han financiado en forma encubierta a jefes de la comunidad de inteligencia durante años, y algunos de sus referentes tienen desde zonas de resguardo a negocios de facturación a través de terceros, según se dice. 

¿Conocen las flamantes autoridades el alcance de estas cuestiones? ¿Y Gustavo Béliez, a cargo de la remodelación del Estado, pero en el pasado una víctima de conspicuos integrantes de la comunidad de inteligencia con depósito fiscal a medida? Alguna información ya tienen aunque no mucha, y todavía faltan las definiciones sobre el rumbo.

Otra vez: no hay AFI sin Aduanas. Y esto es mucho más complejo que la presión Echegaray y la autonomía de García.