JUNTOS BIEN Memoria > cerebro > consejos

¡OJO!

Consejos para mejorar su memoria que Harvard quiere que sepa

Si quiere una memoria sólida y un cerebro saludable, empiece por adoptar estos hábitos que sugiere Harvard.

La memoria y las habilidades de pensamiento tienen algunos cambios con la vejez. Es normal. Sin embargo, si queremos disminuir el riesgo de padecer demencia o Alzheimer es importante adoptar ciertos hábitos que pueden ayudar al funcionamiento del cerebro. Pero, ¿Cómo mejorar la memoria a corto plazo? ¿Cómo mejorar la memoria y concentración? La Universidad de Harvard quiere que sepas estos consejos para tener una memoria sólida y un cerebro saludable.

Dormir bien mejora la memoria

Sabemos que necesitamos, por lo menos, dormir 7 horas para ayudar a nuestro cuerpo a descansar y al cerebro a que consolide la información.

Harvard explica que durante el sueño el sistema glifático del cerebro elimina los desechos producidos por el cerebro, incluidas las toxinas relacionadas con la enfermedad de Alzheimer.

El Dr. Andrew Budson, jefe de cognitiva y conductual neurología en VA Boston Healthcare System y coautor del libro Seven Steps to Managing Your Memory, indicó al sitio de la Universidad:

El sueño también es el momento en que su cerebro consolida y almacena la información que ha aprendido en la memoria a largo plazo. Si no duerme lo suficiente, estas funciones pueden verse afectadas. El sueño también es el momento en que su cerebro consolida y almacena la información que ha aprendido en la memoria a largo plazo. Si no duerme lo suficiente, estas funciones pueden verse afectadas.

Consuma una dieta saludable para la memoria

No es un secreto que una dieta saludable es importante para el cerebro, ya que puede ayudar a prevenir la inflamación crónica relacionada con la pérdida de memoria y Alzheimer.

Como regla general, evite los alimentos procesados y azucarados y las grasas animales (que no sean de pescado), que además están asociadas con una mala salud cardiovascular.

Uma Naidoo, nutricionista de Harvard y experta en cerebro recomienda comer estos alimentos para la memoria y cerebro:

  • Chocolate negro
  • Cúrcuma con pimienta negra
  • Verduras de hojas verdes
  • Frutos rojos
  • Alimentos fermentados

Haga ejercicio para la memoria a diario

La Organización Mundial de la Salud dice que la actividad física tiene importantes beneficios para la salud del corazón, el cuerpo y la mente.

Y agrega algo muy importante:

La actividad física mejora las habilidades de razonamiento, aprendizaje y juicio. La actividad física mejora las habilidades de razonamiento, aprendizaje y juicio.

Pero, ¿Cuánto ejercicio hacer? El Dr. Budson recomienda 30 minutos de ejercicio aeróbico diario al menos cinco días a la semana, siempre que su médico lo apruebe.

Y es que, el ejercicio aeróbico, del tipo que hace latir el corazón y los pulmones, como caminar a paso ligero, se considera un elixir mágico para la mayoría de los aspectos de la salud, incluida la cognición, explica Harvard.

Se ha demostrado que comenzar un programa de ejercicio vigoroso en la mediana edad retrasa la aparición de la demencia en casi 10 años. Por lo tanto, ya sea que tenga 29 o 92 años, es una gran edad para comenzar a hacer ejercicio. Se ha demostrado que comenzar un programa de ejercicio vigoroso en la mediana edad retrasa la aparición de la demencia en casi 10 años. Por lo tanto, ya sea que tenga 29 o 92 años, es una gran edad para comenzar a hacer ejercicio.

Maneje el estrés para cuidar su cerebro

El estrés dificulta la recuperación de la información almacenada en el cerebro, según Harvard.

El Dr. Budson explica que:

Cuando está estresado, su cerebro prioriza su capacidad para descubrir qué está pasando y qué debe hacer (...) Des-prioriza los procesos que le permitirían recuperar rápidamente sus conocimientos y recuerdos. Cuando está estresado, su cerebro prioriza su capacidad para descubrir qué está pasando y qué debe hacer (...) Des-prioriza los procesos que le permitirían recuperar rápidamente sus conocimientos y recuerdos.

Entonces, cómo controlar el estrés y recuperar la información. Una manera de hacerlo es practicando la atención plena.

La atención plena es una práctica simple que supone estar completamente consciente y presente en el momento.

Este tipo de meditación te ayuda a aprender a controlar tu concentración al observar las imágenes, los sonidos, los olores y los sentimientos que estás experimentando, dice Harvard.

Y, a su vez, estas observaciones sensoriales te ayudan a registrar y recuperar recuerdos.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario