FOCO Día del Periodista > Primera Junta > Manuel Alberti

GAZETA DE BUENOS-AYRES

Qué pasa con el Día del Periodista: Historia secreta

7 de junio, Día del Periodista en la Argentina. Pero La Gazeta de Buenos Aires era algo así como un Boletín Oficial, ¿Día del Periodista?

'Gazeta de Buenos-Ayres', origen del Día del Periodista, nació con una contradicción, tal como no podía ser de otra manera en el Río de la Plata: su lema, en latín y debajo del nombre, fue: "Rara temporum felicitate, ubi sentire quae velis, et quae sentias dicere licet" (La rara felicidad de los momentos en los que sientes las cosas que quieres y las cosas que sientes que puedes decir), una frase del historiador del Imperio Romano, Publio Cornelio Tácito, de prosa reconocida, y mejor oratoria, antes que la objetividad de su relato.

El 02/06/1810, la Primera Junta le encargó la publicación de 'Gazeta de Buenos-Ayres' al vocal Manuel Alberti, un sacerdote nacido en la ciudad portuaria, que no era autónoma aunque tenía ínfulas. Alberti tenía el raro privilegio de haber sido prisionero de los ingleses cuando era párroco en Maldonado, Uruguay, porque se comunicaba con los militares españoles. Alberti venía de familia adinerado: su padre, italiano, había donado a la Parroquia Inmaculada Concepción, el predio entre las calles Estados Unidos, Lima, Salta e Avda. Independencia, hoy expendio de combustibles, para la construcción de la Santa Casa de Ejercicios Espirituales San Ignacio de Loyola.

Personaje interesante Alberti: ingresó a la Junta sin haber participado de los acontecimientos en el Cabildo, quizás como cercano a Cornelio Saavedra, aunque apoyó a Mariano Moreno en sus propuestas pero votó en contra del fusilamiento de Santiago de Liniers contra la voluntad de Moreno. De todos modos, su verdadera ruptura con el secretario de la Primera Junta fue su voto favorable a la reconversión en Junta Grande, a lo que se opuso Moreno.

De todos modos, al nacer la 'Gazeta', Alberti y Moreno tenían acuerdos, y el editor le solicitó al secretario del colegiado que explicara el propósito editorial, en su edición Año 1 N°1, el 07/06/1810, hoy Día del Periodista en la Argentina (el Día Internacional del Periodista es el 8 de septiembre, en homenaje a Julius Fucik, un checo ejecutado ese día pero en 1943 durante la 2da. Guerra Mundial).

Detalle de color: se cuenta que un motivo de rispidez entre Moreno y Alberti fue cuando éste se negó a escribir en contra de Gregorio Funes, deán de Córdoba aliado de Saavedra. (Así fracasó la primera 'operación de prensa' en el Virreynato sin virrey).

Otro detalle: Manuel Maximiliano Alberti murió antes que Moreno. Alberti falleció el 31/01/1811 y Moreno el 04/03/1811. El nuevo Redactor de la 'Gazeta' fue... el deán Funes.

Otra curiosidad: su cuerpo fue enterrado en la Iglesia de San Nicolás, destruida en 1936 para levantar el Obelisco de Buenos Aires.

Gazeta de Bs As 3.JPG
Ejemplares de la 'Gazeta'.

Ejemplares de la 'Gazeta'.

Boletín Oficial

Moreno manifestó que el interés era que quedara documentada la tarea de la Junta, a la que llama 'Junta Provisional', haciendo mención de un 'Congreso general' futuro, quizás lo que fue la Asamblea del Año 1813, con Moreno ya fallecido:

"(...) Una exacta noticia de los procedimientos de la Junta, una continuada comunicación pública de las medidas que acuerde para consolidar la grande obra que se ha principado, una sincera y franca manifestación de los estorbos que se oponen al fin de su instalación y de los medios que adopta para allanarlos, son un deber en el gobierno provisorio que ejerce, y un principio para que el pueblo no resfríe en su confianza, o deba culparse a sí mismos si no auxilia con su energía y avisos a quienes nada pretenden, sino sostener con dignidad los derechos del Rey y de la Patria, que se le han confiado. El pueblo tiene derecho a saber la conducta de sus representantes, y el honor de éstos se interesa en que todos conozcan la execración con que miran aquellas reservas y misterios inventados por el poder para cubrir los delitos.

¿Por qué se han ocultado a las provincias sus medidas relativas a solidar su unión, bajo el nuevo sistema? ¿Por qué se les ha de tener ignorantes de las noticias prósperas o adversas que manifiesten el sucesivo estado de la Península? ¿Por qué se ha de envolver la administración de la Junta en un caos impenetrable a todos los que no tuvieron parte en su formación? Cuando el Congreso general necesite un conocimiento del plan de gobierno que la Junta Provisional ha guardado, no huirán sus vocales de darlo, y su franqueza desterrará toda sospecha de que se hacen necesarios o temen ser conocidos, pero es más digno de su representación fiar a la opinión pública la defensa de sus procedimientos y que cuando todos van a tener parte en la decisión de su suerte, nadie ignore aquellos principios políticos que deben reglar su resolución.

Para el logro de tan justos deseos ha resuelto la Junta que salga a la luz un nuevo periódico semanal, con el título de Gazeta de Buenos Ayres, el cual sin tocar los objetos que tan dignamente se desempañan en el Semanario del Comercio anuncie al público las noticias exteriores e interiores que deban mirarse con algún interés.

En él se manifestarán igualmente las discusiones oficiales de la Junta con los demás jefes y gobiernos, el estado de la Real Hacienda y medidas económicas para su mejora; y una franca comunicación de los motivos que influyen en sus principales providencias abrirá la puerta a las advertencias que desee dar cualquiera que pueda contribuir con sus luces a la seguridad del acierto. (...)".

En un concepto amplio, era periodismo oficialista; en un concepto específico, era la difusión de los actos de gobierno. Feliz Día periodistas.

La prensa del Virreynato

Había un problema muy importante para hacer periodismo en el Virreynato: la mayoría no sabía ni leer ni escribir. Por lo tanto, todo lo que fuese impreso era para la élite.

Entonces, sus contenidos se leían desde el púlpito, en forma obligatoria, luego de los oficios religiosos católicos apostólicos romanos del fin de semana, todo un tema cuando, en 1811, hubo 2 ediciones (en principio, los miércoles y los viernes pero hay números publicados los martes y los jueves). Ni hablar de las ediciones extraordinarias de los sábados.

Otro problema: la 'Gazeta' no vertía opinión independiente. En septiembre de 1821, Bernardino Rivadavia la reemplazó por otra publicación titulada 'Registro Oficial'.

Antes, en 1811, y durante algún tiempo, en la 'Gazeta' estuvo un personaje muy impactante pero nunca profundizado en la Argentina, Vicente Pazos Silva Kanki, nacido en Ilabaya, La Paz (Bolivia), hijo de aymarás, en Chuquisaca amigo de Mariano Moreno y Bernardo de Monteagudo, sacerdote hasta que dejó los hábitos para casarse y periodista de verdad, luego fundador de 'El Censor', 'La Crónica Argentina' y 'El Observador Americano', traductor al aymará de la Declaración de la Independencia en 1816.

Pero volvamos a 1810: Moreno hizo mención del 'Semanario del Comercio', es decir que había otras publicaciones en la ciudad portuaria.

La 'Gazeta' tuvo como antecedentes el 'Telégrafo Mercantil', el 'Semanario de Agricultura, Industria y Comercio', y el 'Correo de Comercio'.

El pionero fue 'Telégrafo Mercantil, Rural, Político, Económico e Historiográfico del Río de la Plata', fundado por en abril de 1801, a instancias de Manuel Belgrano, como secretario 'perpetuo' del Consulado de Comercio, en días del virrey N°7, Gabriel Miguel de Avilés y del Fierro, IV marqués de Avilés.

Tuvo una existencia accidentada y efímera. Su editor, Francisco Antonio Evaristo Cabello y Mesa, era un militar y comerciante que ya había incursionado en la publicación en Lima: 'Diario Curioso, Erudito y Comercial'.

El 'Telégrafo' comenzó como bisemanario (jueves y sábados), pero luego fue dominical solamente. El problema fue el contenido de sátiras de costumbres y críticas a las políticas públicas. Y al quitarle el subsidio oficial no pudo sobrevivir (la famosa 'pauta').

Cabello y Mesa haría otra incursión pero durante la ocupación inglesa de Montevideo, cuando Samuel Auchmuty, y su sucesor, John Whitelocke, le ofrecieron redactar un periódico bilingüe, 'The Southern Star', que tuvo 7 ediciones. Él fue acusado de traidor, la imprenta inglesa utilizada por Cabello fue enviada a Buenos Aires, y... años después se utilizó para imprimir la 'Gazeta'.

Pero la experiencia más interesante en aquellos años fue el 'Semanario de Agricultura, Industria y Comercio', fundado en septiembre de 1802 por Juan Hipólito Vieytes, con el apoyo del Real Consulado de Comercio y su secretario, Manuel Belgrano, quien lo consideró heredero del 'Telégrafo'.

Se publicaba cada miércoles, se suspendió en agosto de 1806 por la 1ra. invasión inglesa; en septiembre fue retomado a pedido de Santiago de Liniers; y volvió a cerrar en febrero de 1807, ante la nueva invasión y ya no se abrió más.

El 'Semanario' tuvo 218 ediciones regulares (de 8 páginas de 16 cm por 10 cm), 4 extraordinarias, 1 suplemento y 1 “noticia extensa”. De acuerdo a la investigación de Félix Weinberg ('Antecedentes económicos de la Revolución de Mayo'), Vieytes (el de la jabonería que, en verdad, era de Nicolás Rodríguez Peña), Manuel Belgrano y los otros columnistas eran defensores del desarrollo de la producción agrícola apelando a un combo:

  • educación de los labradores,
  • libertad de comercio,
  • propiedad de la tierra y
  • fomento de la industria artesanal y del comercio para elevar el nivel de vida general.

Estos son los valores originales de los revolucionarios argentinos. Deberían tenerlo en cuenta los 'progres' que dicen festejar Bicentenarios y otras efemérides.

Para no correr la suerte del 'Telégrafo', el 'Semanario' anunció, en un 'Prospecto' (editorial) que lo suyo era la agricultura en general, la industria, el comercio interior y exterior, la educación moral, el fomento de los labradores y artistas y "de los elementos de química más acomodados a los descubrimientos útiles, a la economía del Campo y a la mejor expedición de los oficios y las artes".

Pablo F. Martínez, en su ensayo 'El pensamiento agrario ilustrado en el Río de la Plata', afirma que Vieytes / Belgrano creían que la clave del desarrollo económico consistía en instalar un circuito de la información que resultara circuito de la modernización, en tanto lo que la colonia porteña necesitaba eran los conocimientos de los sabios europeos para desarrollar sus recursos naturales.

El pensamiento tanto de Belgrano como de su primo Juan José Castelli, de Vieytes y del verdadero dueño de la jabonería, era mucho más complejo pero esto es una nota periodística, y debe concluir aquí. De todos modos, en todo esto debería haber pensado el 1er. Congreso Nacional de Periodistas, celebrado en Córdoba en 1938, que declaró el 'Día del Periodista'.

-------------------------

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario