Leído

PARTICULAR HISTORIA

Primer izamiento de la bandera argentina: el rechazo de Buenos Aires y la incógnita de su paradero

Jue, 27/02/2020 - 7:19am
Enviado en:
Por Urgente24

El 27 de febrero de 1812 el general Manuel Belgrano enarboló por primera vez la máxima enseña nacional a orillas del Río Paraná, sin saber que el gobierno central lo desaprobaba.

El 27 de febrero de 1812 el general Manuel Belgrano enarboló por primera vez la máxima enseña nacional a orillas del Río Paraná.
Contenido

Como todos los años, Argentina recuerda un nuevo aniversario del día en el que Manuel Belgrano por primera vez izó el máximo símbolo nacional, en Rosario y a orillas del Río Paraná. A modo de homenaje de aquel suceso, hoy en día en las inmediaciones donde el hecho tuvo lugar se erige su monumento.

En lo que refiere a la confección de dicha bandera, la principal versión indica que dicha labor fue llevada a cabo por María Catalina Echeverría de Vidal. La historia también nos cuenta que su izamiento no era aprobado por el entonces gobierno central, el primer triunvirato.

Según afirman historiadores, Buenos Aires había dado el visto bueno únicamente en la circulación de escarapelas, las cuales según varias versiones habrían sido originadas bajo el mismo formato de la actualidad con los colores celeste y blanco inspirados del cielo y las nubes (aunque también hay quienes dicen que en realidad dichos colores fueron tomados de la Virgen María, en su devoción por la Inmaculada Concepción).

Efectivamente fue celeste y blanco porque proviene de la escarapela, que era celeste y blanca.

Pero el origen de la escarapela fue una muestra de rebelión contra Napoleón Bonaparte, llevando en el pecho los gloriosos colores de la dinastía Borbón, en reclamo de que dejaran en libertad al rey Fernando VII, a quién decían guardar fidelidad....

Precisamente la consigna era el nombre del monarca hijo de Carlos IV y María Luisa de Parma.

Al llegar con su pabellón al entonces pueblo de Rosario, Belgrano mandó una carta al gobierno central con un pedido particular: que el Ejército comience a utilizar  estas escarapelas para distinguirse de fuerzas enemigas. La respuesta fue positiva.

No obstante el 27 de febrero, Belgrano mandaría otra misiva dirigida al gobierno en la que dejó bien en claro que sentía una profunda necesidad de contar con un símbolo mayor, una bandera nacional: "Siendo preciso enarbolar bandera, y no teniéndola, la mandé hacer blanca y celeste, conforme a los colores de la escarapela nacional: espero que sea de la aprobación de Vuestra Excelencia", escribió.

Si bien no hay registros de alguna carta posterior en la que manifieste que ese mismo día izó la bandera o ya contaba con ella, se determinó que aquel 27 de febrero fue el día en que la bandera fue enarbolada por primera vez. 

El historiador Daniel Balmaceda , consultado por el diario Perfil hace algún tiempo atrás, manifestó que "lo que se debate en la historia es si efectivamente Belgrano enarboló una bandera el 27 de febrero. Rosario tiene el monumento a la bandera de 1957, la iconografía y las imágenes y láminas escolares muestran a Belgrano allí con la bandera flameando, pero lo cierto es que no se puede determinar que ese día se izó la bandera en ese lugar, no está definido".

Tampoco en la carta Belgrano detalla el formato de la bandera, si tenía tres franjas, si eran horizontales o verticales o la  correspondiente distribución de sus colores.

Lo cierto es que Buenos Aires había rechazado la iniciativa de Belgrano y le envió una carta para manifestarlo, pero nunca le llegó ya que partió por orden del mismo gobierno hacia el norte para hacerse cargo del Ejército radicado allí para repeler el ataque de fuerzas realistas provenientes del Alto Perú a principios de marzo.

De hecho, el 25 de mayo de 1812 él hizo bendecir una bandera celeste y blanca en Jujuy sin saber que esa propuesta no había sido aprobada.

En lo referido al destino de la primer bandera izada, es una verdadera incógnita. No se sabe si la dejó en Rosario o la llevó a la campaña en el norte. A propósito, Balmaceda afirmó que "si esa bandera hubiese estado, no se sabe nada de ella. Puede ser que: vino el emisario del Triunvirato y se la llevó; o bien se la llevó el mismo Belgrano,o no se terminó de hacer. Se dice que cuando una bandera se crea para un batallón, esa misma sigue con el batallón todo el tiempo, entonces si él se fue debería haberla dejado en Rosario, pero no hay ningún registro que demuestre si esa bandera fue enarbolada ese día o los posteriores".

Las versiones de que Belgrano la llevó con él a Jujuy carecen de todo tipo de pruebas, por lo que es muy probable que la enseña que bendijo durante el segundo aniversario de la Revolución de Mayo haya sido otra distinta. Así las cosas, el paradero de la primer enseña enarbolada quedó en el misterio.