FOCO Ovni > piloto > extraterrestres

ENCUENTROS CERCANOS

El día en que se vio un OVNI por primera vez y nacieron los "platillos voladores"

El piloto Kenneth Arnold observó en 1947 lo que sería el primer OVNI de la historia. Su relato inició la fascinación mundial por estos fenómenos inexplicables.

El 24 de junio de 1947, un avistamiento casual cambiaría para siempre la forma en que miramos el cielo. Un piloto experimentado llamado Kenneth Arnold se topó con algo inexplicable mientras volaba en su avioneta. Su testimonio, que fue tergiversado por los medios, daría origen al fenómeno que conocemos como Objetos Voladores No Identificados (OVNI) o "platillos voladores".

Un encuentro cercano con un OVNI en Washington

Aquella tarde de junio, Kenneth Arnold despegó de la ciudad de Chehalis, Washington, en su avión CallAir A-2, con destino a un espectáculo aéreo en Pendleton, Oregón. Experto piloto con 4.000 horas de vuelo, Arnold planeaba hacer una parada en Yakima y desviarse para buscar un avión militar perdido con 32 soldados a bordo, ya que se ofrecía una recompensa de $5.000 por encontrarlos. Las condiciones climáticas eran ideales, el cielo estaba despejado y el viento no soplaba fuerte, lo que le permitía ver perfectamente cualquier anomalía en el cielo.

ANJXF4_Russ Lee.jpg
El piloto Kenneth Arnold fue la primera persona de la historia en avistar un OVNI, en su caso, nueve objetos voladores brillantes que volaban en formación a alta velocidad. 

El piloto Kenneth Arnold fue la primera persona de la historia en avistar un OVNI, en su caso, nueve objetos voladores brillantes que volaban en formación a alta velocidad.

Mientras estaba a unos 30 kilómetros del Monte Rainier, le llamó la atención un destello que él pensó era el reflejo del sol en las alas de otro avión, pero más tarde vio nueve destellos más que venían de unos objetos brillantes que volaban en formación de escuadrón, por lo que se dio cuenta que se había equivocado al principio. Arnold describió estos objetos como circulares, de unos 30 metros de diámetro, sin cola visible y moviéndose a una velocidad estimada de más 1,900 km/h, más del doble de cualquier avión conocido en ese momento. Observó cómo los objetos giraban y se balanceaban, comparando su movimiento con "la cola de una cometa china".

Esta experiencia desafió todas las nociones conocidas de la aviación hasta ese momento y Arnold, que quedó perplejo y ansioso por encontrar una explicación, decidió contarle lo que vio a las autoridades y la prensa, esperando que otros pudieran ofrecer una solución lógica a lo que había presenciado.

Los platillos voladores llegan para quedarse

El relato de Kenneth Arnold llegó rápidamente a los medios gracias a dos periodistas del East Oregonian, Bill Bequette y Nolan Skiff, que implementaron en sus artículos términos como "platillo volador" y "disco volador", lo cual, amplificado por la prensa estadounidense del momento, transformó el avistamiento en una sensación nacional. Los diarios distorsionaron e incluso exageraron el relato de Arnold, y aunque él nunca utilizó el término "platillo volador" en sus descripciones originales, los periodistas empezaron a usarlo para agrandar algunos aspectos de la historia.

ufo-cartoon-09204-2004-001-a.jpg
Los medios de la época tomaron la descripción de Arnold y acuñaron el término actual de "platillo volador", como se suele llamar a los OVNIs.

Los medios de la época tomaron la descripción de Arnold y acuñaron el término actual de "platillo volador", como se suele llamar a los OVNIs.

En cuanto a Arnold, que de más está decir se hizo famoso de manera muy repentina, enfrentó escepticismo y malentendidos tanto de la comunidad científico como del común de la gente. En entrevistas posteriores, expresó su frustración por las descripciones equivocadas de su relato, aunque su avistamiento marcó el comienzo de la era moderna de los OVNIs, inspirando varias investigaciones oficiales, como las del Proyecto Libro Azul de la Fuerza Aérea de Estados Unidos.

Arnold continuó investigando y hablando sobre su experiencia y, modificando un poco su relato, dibujó una forma más parecida al talón de un zapato que a un disco en un informe posterior. Independientemente de esa pequeña variación en su relato, lo cierto es que sea lo que Kenneth Arnold haya visto aquel día sigue siendo un misterio sin resolver, aunque su experiencia sentó las bases para la búsqueda de respuestas sobre lo que realmente existe en los cielos. Y la cultura popular, desde los cómics hasta las películas de ciencia ficción, mantiene vivo el interés en los OVNIs, perpetuando la curiosidad y el debate sobre la existencia de la vida extraterrestre y la naturaleza de estos fenómenos inexplicables.

-----------------------------------------------

Más contenido en Urgente24

Día del Cantor Nacional: ¿Por qué se lo recuerda a Carlos Gardel este 24 de junio?

Día de la Bandera: ¿Por qué se celebra este 20 de junio y cómo evolucionó?

Así nació Garfield, el gato que conquistó las viñetas con su odio por los lunes