FOCO Ceferino Reato > Norberto Oyarbide > María Servini

CEFERINO REATO

Carlos Mugica, el enigma entre Norberto Oyarbide, María Servini y otros

El fallo judicial mitad Norberto Oyarbide y mitad María Servini sobre el crimen de Carlos Mugica tiene problemas. La CSJN tiene pendiente pronunciarse.

2 asesinatos políticos provocan polémica acerca de su autoría: el de José Ignacio Rucci y el de Carlos Mugica. El historiador y periodista Ceferino Reato investigó y escribió acerca de ambos atentados. En ambos casos, su pesquisa roza a Montoneros cuando, en lo de Mugica, los respectivos expedientes judiciales de Norberto Oyarbide y María Servini condenaron a Rodolfo Eduardo Almirón, de la banda parapolicial Triple A. Más allá de la redacción vibrante, la pesquisa es muy cuidada, a la espera de un fallo de la CSJN que precise un poco más lo sucedido.

El relato de Ceferino Reato en 'Padre Mugica' ingresa a Montoneros a escena como una tromba con el testimonio de María Argeri:

"Cuatro días antes de que lo mataran a balazos a la salida de una iglesia, el martes 7 de mayo de 1974, el padre Mugica entró al aula a paso ligero todo vestido de negro, con esa refinada elegancia que seducía a tantas mujeres, y no solo de la elite porteña a la que él mismo pertenecía. Sus alumnos de Teología II de la carrera de Ciencia Política en la Universidad del Salvador notaron rápidamente que no era el mismo de siempre: lucía preocupado y pronto se enterarían por qué. (...)

-Chicos, me parece que voy a dejar de ser su profesor -les dijo con amargura. (...)

-Vengo de pelearme, por tercera vez en la última semana, con el estado mayor de Montoneros. Esta vez en muy, muy malos términos, sobre todo con Firmenich. Estoy amenazado de muerte. (...) Se los dije: ¡es una canallada detrás de la otra lo que le están haciendo al General!! Están poniendo en peligro, están volteando al gobierno popular... Pero no les gustó lo que les dije. (...)".

Norberto Oyarbide y María Servini

Para los expedientes, Ricardo Capelli, baleado en el mismo atentado, identificó a Almirón, a quien ya conocía por haber trabajado en la misma repartición oficial, como la persona que efectuó los disparos contra Mugica.

El fiscal Eduardo Taiano escribió:

"El 11 de mayo de 1974, después de las 20, Eduardo Almirón, secundado por Miguel Ángel Rovira, disparó cinco veces contra Carlos Mugica a metros de la iglesia San Francisco Solano. Junto a él se encontraba Ricardo Rubens Capelli, que sufrió lesiones graves por balas provenientes desde adelante. Así lo determinó el Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional Federal N°5 el 12 de julio de 2012, en el marco del expediente 14.905/2009, a través del testimonio de al menos cuatro testigos del homicidio que vieron también cómo los atacantes escapaban a bordo de un Chevrolet de color verde claro, que luego se identificó como robado."

El 12/07/2012 el entonces juez Norberto Oyarbide afirmó que "Rodolfo Eduardo Almirón fue el autor inmediato del homicidio de Carlos Francisco Sergio Mugica, en el marco del accionar delictivo de la Triple A".

Almirón había fallecido en 2009 en arresto domiciliario.

En ese expediente se incluyó el testimonio de Helena Goñi, amiga de Mugica, quien vio a Almirón dentro de la iglesia asistiendo a la misa antes del ataque, aunque también escuchó al presbítero decirle a integrantes de Montoneros: "Se acabó esta joda. Ahora que el gobierno es constitucional, ustedes se meten los fierros en el culo...".

Dialnet-NoticiaPoliticaONoticiaPolicialLaCoberturaDelAsesi-9170150.pdf

Montoneros

La sólida pesquisa de Reato arroja dudas sobre las conclusiones judiciales, antes que se expida la Corte Suprema de Justicia de la Nación (CSJN). Ya se sabe que los fallos no tienen plazos para la CSJN, y es parte de lo que habría que modificar para que la Justicia no resulte tan cuestionada a causa de su lentitud.

Reato:

"La conmoción que provocó el asesinato del padre Mugica en todo el país no sirvió para que la Justicia investigara el crimen con una cierta eficacia.

La impresión generalizada y algunos testimonios concretos de peso, como el del periodista Jacobo Timerman, director del diario La Opinión, señalaban a los montoneros como los posibles autores del crimen debido a la fuerte pelea que el cura mantenía con ellos en defensa del presidente Perón.

Pero ni la fiscalía ni el juez llamaron a declarar a Mario Firmenich ni a Robrto Quiero, los jefes de Montoneros, a pesar de que aparecían mencionados por Timerman tanto en una nota de tapa del periódico como en su declaración judicial.

Poco más de dos meses después del atentado, el 16 de julio de 1974, el juez Lucini resolvió "sobreseer provisionalmente en la causa número 20.180" adoptando "un criterio de prudencia procesal". Lucini ni quisiera logró escribir correctamente el apellido de la víctima -puso 'Mujica' en lugar de 'Mugica'- en las escasas dieciséis líneas que le dedicó al cierre de la investigación que, por otro lado, fue lo que le había sugerido la semana anterior el fiscal Edgardo Pace."

Embed - AV-2652 [El sacerdote Carlos Mugica en una nota con Magdalena Ruiz Guiñazú]

FAR Montoneros

Reato ingresa a una historia que el peronismo nunca quiere abordar: el boicot que la Juventud Peronista / FAR Montoneros le hacen a Juan Perón porque eran proyectos políticos bien diferentes. La historia que reescribieron los sobrevivientes de FAR Montoneros durante los días de los Kirchner en el poder omite la insurrección armada para derrocar a un gobierno popular, que es lo que Mugica denunciaba. Y el peronismo convencional nunca quiere profundizar en el somatén que Perón le ordenó organizar a José López Rega, que se llamó Triple A.

La historia comienza cuando Juan Perón le explica a su médico Antonio Puigvert: “No me queda otra solución que volver allá (N. de la R.: la Argentina) y poner las cosas en orden. (Héctor José) Cámpora ha abierto las cárceles y ha infiltrado a los comunistas por todas partes”.

El 25/05/1973 la Juventud Peronista realizó 'el Devotazo', el bloqueo del penal en Devoto para que liberasen a los guerrilleros (¿o terroristas?) presos. Esta acción forzó la reunión del Legislativo para declarar la amnistía que tuvo sanción recién el 27/05/1973 con publicación en el Boletín Oficial el 28/05/1973. Pero ya había ocurrido la excarcelación.

Cámpora renunció el 13/07/1973. Juan Perón y María Estela Martínez de Perón fueron elegidos Presidente y vice el domingo 23/09/1973.

Durante las semanas previas al comicio, Juan Perón le hizo llegar a Montoneros el pedido de que entregaran sus armas. El 07/09/1973 Mario Eduardo Firmenich le respondió que No: “El poder político brota de la boca de un fusil. Si hemos llegado hasta aquí ha sido en gran medida porque tuvimos fusiles y los usamos; si abandonáramos las armas retrocederíamos en las posiciones políticas. En la guerra (existen) momentos de enfrentamientos, como los que hemos pasado, y momentos de tregua en los que cada fuerza se prepara para el próximo enfrentamiento”.

Embed - El padre Mugica en el programa televisivo El Pueblo Quiere Saber.

La violencia

El asesinato de José Ignacio Rucci ('Operación Traviata', otro libro de Reato) ocurrió el 25/09/1973.

Es cierto que la violencia política ya era reiterada. Los de la izquierda denunciaron:

El 29/06/1973, Eduardo Jiménez (PRT/ERP) fue asesinado por la Policía de Córdoba. Cuando se disponía a pegar afiches de propaganda, fue subido a una camioneta y apareció con un en la frente y golpes en el cuerpo.

El 22/07/1973, Benito Spahn (Juventud Peronista), fue asesinado por Tomás Roberto Cardozo, guardaespaldas de Rucci, secretario general de la CGT.

El 13/08/1973, Cirilo Heredia (JP), fue secuestrado y torturado.

El 15/08/1973, militantes de la JP que se manifestaban en apoyo al gobernador renunciante Oscar Bidegain fueron detenidos y torturados.

El 07/09/1973, Oscar Suárez, denunció en San Miguel de Tucuman que había sufrido torturas infligidas por Héctor García Rey, jefe de la policía provincial.

El 14/09/1973, el Ateneo 20 de junio, de la JP, fue ametrallado.

El 19/09/1973, la Federación Gráfica Bonaerense denunció la desaparición de Sergio Joaquín Maillman. En el vehículo patente C 468.596 cuya titular era María Esther Tagarelli de Martini, funcionaria del Ministerio de Bienestar Social, había sido llevado a una vivienda lindera al 5to. Cuerpo de Vigilancia de la Policía Federal.

Pero también había acciones contra el peronismo. El 01/1071973, el presidente provisional del Consejo Superior Peronista, Raúl Lastiri; y el ministro del Interior, Benito Llambí, en presencia de Juan Domingo Perón, declaran un "estado de guerra" contra los "infiltrados marxistas del Movimiento".

Carlos Mugica con Perón

El 21/11/1973 ocurrió la aparición pública de la Triple A, que se adjudica el atentado contra el senador UCR, Hipólito Solari Yrigoyen.

El 18/03/1974 la revista Militancia (Número 38, página 48), dirigida por Eduardo Luis Duhalde y Rodolfo Ortega Peña, en la sección 'Cárcel del Pueblo', en la que denunciaban a los "enemigos de la Revolución", se acusó a Carlos Mugica de "ser al mismo tiempo un conservador progresista, un oligarca popular, un cura humilde y bien publicitado, un revolucionario y defensor del Sistema", para concluir: "Por todo lo expuesto, quede Carlos Mugica preso en la Cárcel del Pueblo [...]".

01/05/1974, Juan Perón rompió con la Juventud Peronista, organización de superficie de Montoneros.

Carlos Mugica estuvo presente en Plaza de Mayo aquel día, donde fue abucheado por algunos jóvenes que se retiraban. En la revista 'Las Bases', Carlos Mugica, Arturo Jauretche, el jesuita Ismael Quiles y otros, publicaron textos titulados “Conformes General”, respondiéndole a la JP-Montoneros.

Carlos Mugica, quien ya había sufrido amenazas, fue emboscado el 11/05/1974 a las 20:15, en la puerta de la iglesia de San Francisco Solano de la calle Zelada 4771 en el barrio porteño de Villa Luro donde acababa de celebrar misa. Recibió 8 balazos y falleció horas después en el hospital Juan F. Salaberry, donde había llegado transportado en un Citroën 2CV.

Embed - Iglesia latinoamericana. La opción por los pobres: Carlos Mugica en la villa 31 - Canal Encuentro

El final

El jueves 09/05/1974, Mugica dejó en la mesa de redacción del diario La Opinión, un texto para publicar el domingo 12/05, titulado “Reafirmando el liderazgo de Perón. El Movimiento del Tercer Mundo pide a la juventud que no deserte del actual proceso”.

Mugica escribía en el diario que dirigía Jacobo Timerman, desde su fundación, en 1971; y también en el diario Mayoría, que dirigía Tulio Jacovella; por lo que el diario 'Noticias' -propiedad de Montoneros- dirigido por Miguel Bonasso, lo acusaba de escribir en los medios “del enemigo”.

Mugica integraba el MSTM (Movimiento de Sacerdotes para el Tercer Mundo), que sostenía:

"(...) Coherentes con nuestra posición inicial (…) hemos sostenido que la violencia y la insurrección revolucionaria, puede en algunas circunstancias y bajo precisas condiciones ser legitimas. Hoy, son precisamente las circunstancias las que han variado fundamentalmente: el pueblo se ha podido expresar libremente, se ha dado sus legítimas autoridades, que van dando los pasos necesarios para la total institucionalización del país. Por lo tanto la elección de esta vía para imponer sus proyectos políticos, demuestra por sí misma que procede de grupos ultra-minoritarios, políticamente desesperados y en abierta contradicción con el actual sentir y la expresa voluntad del pueblo”.

En el diario Mayoría, él escribió:

“Fue doloroso que muchos jóvenes se fueran de la plaza. Por experiencia personal sé que no pocos están meditando serenamente su actitud futura. La lectura atenta del mensaje del Presidente al Congreso puede ayudar a iluminarnos. (...)”.

Ceferino Reato

El historiador y periodista no resuelve el enigma. La CSJN tendrá, quizás, la última palabra. Pero hay algunos datos muy interesantes. El testimonio del ex marino Máximo Nicoletti, quien cita a Antonio Nelson Latorre -'el Pelado Diego'-, quien fue jefe de Montoneros en CABA, y decía en la ESMA (Escuela de Suboficiales de Mecánica de la Armada) "A la operación de Mugica la hizo Montoneros".

"(...) Sin embargo, Nicoletti sostuvo que también "había tipos de la Policía Federal que decían que había sido gente de ellos la que mató a Mugica. No ellos sino gente de ellos", en referencia a policías que integraban los 'grupos de tareas' de la Armada.

"Es cierto que Mugica estaba peleado con la conducción de Montoneros. Estoy seguro, por lo que decía el Pelado, que Montoneros tenía montada la operación contra Mugica. No sé quién llegó primero y lo mató porque entiendo que la Triple A también lo quería hacer", conjetó. (...)".

Esto último estaba implícito en el relato de otro historiador, Felipe Pigna, acerca de supuestas diferencias entre Mugica y López Rega en el Ministerio de Bienestar Social:

Embed - Archivo histórico: Renuncia del Padre Mugica

Tal como recuerda Reato, el cadáver de Mugica tuvo/tiene múltiples usos políticos. Es la Argentina....

------------------------

Más contenido en Urgente24

Milei admitió que va por los ahorros "del colchón": "Bienvenida clase media a la pobreza", estalló Cúneo

Nuevo Gobierno, mismas incongruencias: Vaca Muerta pagará la tarifa de gas más cara del país

Malvinas: Homenaje de un gobernador a los veteranos ante silencio de Milei

El Gobierno desvincula a 15.000 empleados y suspende cooperativas

Dejá tu comentario