CONTRAATAQUE ECONÓMICO

Ni Horangel ni Ludovica: la defensa de los economistas, fulminados por el 'error' de Alfredo

El artículo publicado en 'Página/12' poco antes de concluir el fatídico 2020 que fulmina a los economistas "pronosticadores" bajo la pluma del colega Alfredo Zaiat, provocado por el debate oficialista sobre aquellos que anticipaban una devaluación que no ocurrió, entre otros males, recibió una dura respuesta de Martín Tetaz. La defensa corporativa o justificación, como se la entienda, aclara varios puntos, pero no cierra la polémica.
lunes, 11 de enero de 2021 · 10:35


El artículo publicado en 'Página/12' unos días antes de concluir el 2020, bajo la pluma del economista Alfredo Zaiat, que tradujo el debate en el oficialismo sobre el accionar de los economistas opositores que pronosticaron una devaluación antes de fin de año, que finalmente no ocurrió, entre otros males, recibió una dura defensa por por parte de su colega Martín Tetaz.

"La enorme confusión de Alfredo es que el trabajo de los economistas no es adivinar los shocks; esa es la actividad principal de Horangel o de Ludovica. No se puede culpar a los profesionales por no haber visto venir la pandemia, la crisis del 2009 o la reversión en el flujo de capitales y la sequía del 2018. Es cierto que alguien podía notar que la economía global era vulnerable por su alta integración y su relativamente baja inversión en salud, al colapso sanitario por una epidemia o peor aún, a un desastre climático de consecuencias devastadoras. Mucha gente, de manera notable Bill Gates, vienen advirtiendo sobre esta posibilidad. Pero una cosa es anunciar el fin del mundo y otra cosa muy distinta es ponerle fecha", aclara el economista. 

De manera similar ocurrió con la burbuja inmobiliaria del 2008, "que desde el espejo retrovisor parecía obvia, o con el colapso de la economía argentina en 2018; simplemente no conocemos tantos visionarios que se hayan hecho millonarios apostando a esos eventos y economistas como Nouriel Rubini que vaticinaron el crack, también se adelantaron a anunciar crisis que no ocurrieron en casi todos los años sucesivos". 

Cita como ejemplo el de los precios y tarifas, en el que abundó "Zaiat para descalificar a los que pronosticaron una inflación mas alta": "el gobierno dispuso una serie de precios máximos a alimentos y congeló tarifas, algo que otra vez por el retrovisor es obvio pero que no estaba tan claro cuando Alberto insistía en mostrarse como "moderado" y nombraba a Guzmán de ministro, que no es partidario de esas intervenciones. El 2020 cierra con una inflación cercana al 35% pero sin embargo los alimentos y bebidas que están por fuera de precios máximos y cuidados trepan al 57%, al tiempo que los precios regulados suben solo 16,9%", remarcó.

"Peor aún cuando se trata de estimar los valores de las principales variables en una economía tan volátil como la nuestra. De acuerdo con los datos de la base de Dos Siglos de Economía Argentina, de Orlando Ferreres, el PBI per cápita de Argentina creció en los últimos 50 años a una tasa promedio del 1,1%, mientras que Australia lo hizo al 1,8% anual, pero mientras que los de la tierra del canguro mostraron un desvío estándar de 1,6%, nuestro país tuvo 5,3%. Esto quiere decir que, bajo algunos supuestos, una estimación al 95% de confianza para la media de crecimiento de la Argentina sería 1,1% +/- 10,3% mientras que para Australia sería 1,8 +/- 3,1%", continúa Tetaz.

Claro que, sigue el economista "en la realidad no todo el desvío es un shock aleatorio y cuando hubo un evento fortuito que hundió a la economía en marzo y abril, hay un arrastre estadístico que permite ponerle piso, si no ocurre otra catástrofe, a la recuperación del año siguiente. Por ejemplo, si la economía local mantiene el mismo nivel de actividad del mes de noviembre del año pasado, hay un 4,8% de crecimiento asegurado por efecto estadístico (porque noviembre del 2020 está 4,8% por encima del promedio de todo 2020)".

En ese sentido, Tetaz cita la actitud, que afirma valorar mucho, de su colega Juan Carlos De Pablo, quien nunca dice cuánto va a ser el crecimiento de la economía "porque el margen de error es tan grande que nuestro conocimiento sobre la media queda opacado por la varianza. La respuesta mas honesta debería ser X+/- 10,3% pero eso es lo mismo que no decir nada".

En cuanto al precio de activos financieros, como el dólar o el Bitcoin, sostiene que "como nos enseñó el Nobel Eugene Fama; los precios actuales reflejan toda la información conocida hasta el momento. Mucha gente piensa que los economistas tenemos un quinto sentido que nos permite saber lo que va a pasar y nos consultan permanentemente por eso, pero no, lamentablemente solo podemos tener conjeturas y son raras las veces que somos más inteligentes que los mercados".

En ese sentido aclara que cuando alguien le pregunta "cuanto va a salir el dólar en diciembre del año que viene, lo mejor que puedo hacer es suponer que si no pasa nada en los próximos meses debería acompañar la inflación y por lo tanto, cualquier cosa que hoy sale $160, cincuenta por ciento de inflación mediante costará $240. Pero suponer que en nuestro país no va a pasar nada en doce meses no es muy realista; lo que ocurre es que nadie puede adivinar cual o cuales serán los shocks".

Esa es la defensa corporativa de Tetaz, ¿vuelve a equivocarse el economista? Pues, así se lo considere o no, lo cierto es que el debate aún no está cerrado, y tendrá, al menos este año, nuevo capítulo.
 

3
1
33%
Satisfacción
0%
Esperanza
33%
Bronca
0%
Tristeza
33%
Incertidumbre
0%
Indiferencia