Leído

Con Ronaldo, la “Juve” dejó al Napoli sin la Supercopa de Italia

Mie, 20/01/2021 - 8:23pm
Enviado en:
Por Urgente24

La Juventus, con un gol de la estrella portuguesa Cristiano Ronaldo, se quedó este miércoles (20/01) con la Supercopa de Italia tras ganarle al Napoli por 2-0. Este certamen lo juegan el vencedor de la Liga y el ganador de la Copa Italia de la temporada.

9193a3f86cc15f39bc4857e4b47dc288.jpg

Contenido

El tan mentado duelo entre el norte y el sur de Italia se lo quedó la Juventus, equipo del norte de ese país, y se consagró campeón de la Supercopa italiana tras ganarle por 2-0 al Napoli. 

El partido se llevó a cabo en el Mapei Stadium, donde habitualmente actúa como local Sassuolo, y los tantos de la “Juve” fueron marcados por el portugués Cristiano Ronaldo, a los 19’ de la parte final, y el español Álvaro Morata, a los 50’ del segundo tiempo; mientras que el atacante de Napoli Lorenzo Insigne desvió un tiro penal, a los 34’ del complemento.

Juventus, ganador de las últimas nueve Ligas, sumó otro título ante Napoli, equipo que lo había superado en la final de la última edición de la Copa Italia.

Luego de dos ediciones en Arabia Saudita, la Supercopa regresó a Italia por las restricciones sanitarias motivadas por la pandemia de coronavirus, que también impidió que hubiera público en Reggio Emilia.

La “Vecchia Signora”, sin el cordobés Paulo Dybala por una lesión, obtuvo su noveno título, se afirmó como el máximo ganador del trofeo y se alejó de Milan, que se quedó con siete.

Napoli, en tanto, ganó la Supercopa por primera vez en 1990 con una recordada goleada 5 a 1 contra Juventus, que significó el último título de Diego Armando Maradona en el club.

Los napolitanos recién volvieron a levantar este trofeo en 2014 y fue nuevamente contra la “Juve”, pero este mismo miércoles (20/01) se quedaron sin el premio en un partido entretenido y con supremacía del triunfador del mismo. 

El primer tiempo estuvo muy por debajo de las expectativas. Ambos conjuntos se limitaron a mantener el orden para defender y en ataque carecieron de ideas por lo que apenas hubo situaciones en las áreas rivales. Los arqueros, espectadores de lujo del encuentro, tuvieron que intervenir en situaciones no demasiado complicadas salvo por una excepción.

La oportunidad más clara llego a los 28’ para el Napoli cuando Diego Demme se filtró en el área, dejó un hombre en el camino y lanzó un centro perfecto al segundo palo para Hirving Lozano, quien improvisó una palomita para ganarle a su marca pero su frentazo fue rechazado por Wojciech Szczęsny, a puro reflejo.

Cristiano Ronaldo, con poca participación en el juego, probó a los 39’ con un remate con su pierna derecha al segundo palo desde el sector izquierdo del ataque que se fue alto y no generó mayor peligro.

La tenencia fue repartida para ambos, aunque los dos carecieron de velocidad a la hora de resolver por lo que les costó complicar a sus oponentes. 

Para el segundo tiempo Andrea Pirlo sacó a Federico Chiesa y le dio un lugar a Federico Bernardeschi, quien antes del minuto tuvo la oportunidad de marcar en un centro de Juan Cuadrado por la izquierda que fue al hueco que había dejado la defensa del Napoli. Sin embargo, apareció David Ospina para atrapar esa pelota sobre la línea y evitar la caída de su arco.

La “Vecchia Signora” mejoró en su juego, se adelantó varios metros y comenzó a generar situaciones, fue así que pasada la media hora de partido festejó el 1 a 0. Fue un tiro de esquina peinado en el primer el que encontró a Ronaldo libre en el área chica. El portugués no perdonó y de volea estableció el 1 a 0.

El conjunto del Sur, que no estaba jugando bien, se encontró con una acción inmejorable a los 78’, cuando Weston McKennie, en su intento por rechazar la pelota, le pegó una patada a Dries Mertens en el área. Luego de ver la acción en el VAR, el árbitro marcó penal. Lorenzo Insigne se hizo cargo de la ejecución, pero su disparo cruzado se fue ancho y el marcador siguió en favor de la Juventus.

Sobre el final, el cuadro celeste fue con más ímpetu que ideas por el empate y tuvo alguna oportunidad, desprolija pero clara, aunque no pudo celebrar debido a Wojciech Szczęsny, clave para explicar porque la Juventus no sufrió goles.

En la última del partido, Juan Guillermo Cuadrado tomó la pelota en un rebote del tiro de esquina en contra y escapó desde la mitad de cancha mano a mano con Ospina. Al pisar el área, tocó a la derecha para Álvaro Morata, quien había entrado minutos antes, y empujó el esférico a gol con el arco vacío.

Otro condimento de esta final fue que se trató del primer cruce como entrenadores de Andrea Pirlo y Gennaro Gattuso, campeones del Mundo con Italia en Alemania 2006 y compañeros de otros títulos cuando compartían equipo en el Milan.

Para Pirlo fue el primer título como director técnico, mientras que Gattuso se quedó con el que había logrado cuando ganó la última Copa Italia, el pasado 17 de junio, luego de derrotar en la tanda de los penales a Juventus, dirigida en esa época por Maurizio Sarri.