Leído

Curiosa alianza de ultras terminó provocando Massa

Lun, 25/01/2021 - 3:44pm
Enviado en:
Por Urgente24

Sergio Massa realizó algunas declaraciones y logró que el ultranestorismo (Kirchner) y el ultramauricismo (Macri) unificaran criterios para embestir aunque ese entendimiento sólo fortalece al del Frente Renovador.

c85563c89d42e4a691c8efe73fc48e32.jpg
Contenido

Los números que llegan de las primeras encuestas -las muy confidenciales, no las que se difunden para intentar crear un determinado humor en la opinión pública- que llegan desde el Gran Buenos Aires no son para descorchar en el oficialismo. Quienes acceden a las estadísticas comprenden que será un comicio difícil para cada participante.

Si bien Sergio Massa se marchó del Partido Justicialista hace varios años, integra el oficialismo porque su Frente Renovador integra el Frente de Todos, y realizó algunas declaraciones que activaron al nestorismo y al mauricismo, por diferentes motivos.

El nestorismo, expresado por personajes tales como el vapuleado Julio De Vido, realmente se ilusionó con la posibilidad de un indulto presidencial/una amnistía legislativa.

No había ningún motivo para concederle alas a ese anhelo porque Alberto Fernández ya había afirmado que se oponía a un indulto/una amnistía desde los días cuando era precandidato presidencial, antes de las primarias abiertas 2019.

Sin embargo, el nestorismo -que tiene referentes bien diferentes al cristinismo, y también al camporismo-, había decidido mantener abierto el debate, confiando en que el año judicial 2021 podía sumar a otros condenados a sus filas.

Pero Sergio Massa estuvo 3 horas en diálogo confidencial con Alberto Fernández.

Por lo tanto, su comentario sobre la necesidad de no avanzar en indultos/amnistías como opciones político-judiciales puede considerarse una consecuencia de ese conciliábulo.

La definición de Massa también representa a la familia Kirchner.

Pero el mencionado De Vido decidió ignorar esto y cargó sobre Massa sin mencionar al Presidente de la Nación ni a la familia de su fallecido amigo Néstor Kirchner. Más tarde, él hizo una aclaración al respecto.

De Vido, Luis D'Elía, Guillermo Moreno, Roberto Baratta y un pequeño grupo representan el nestorismo, ignorado por el Gobierno, tal como CFK había comenzado ya hacerlo -aunque con algunas vacilaciones- durante su 2do. mandato presidencial consecutivo.

Con toda razón desde el Frente Renovador se preguntaron: ¿Y a quién, entonces, representa De Vido?

Resulta que De Vido carece de volumen tanto en el Frente de Todos como en las otras fuerzas partidarias aliadas.

Entonces, no hay debate y menos en el Frente de Todos, donde la cuestión del indulto/amnistía fue abandonada hace varias semanas, y Massa se encargó de enviar un mensaje que representa al Presidente de la Nación.

Resulta muy interesante que De Vido utilice, en su ataque a Massa, un argumento que podría surgir de Elisa Carrió, la archienemigo de De Vido, o de los simpatizantes de Mauricio Macri, quienes mantienen una inquina crónica con Massa que, vale la pena recordárselo, provocó desacuerdos que definieron su derrota electoral 2019.

Ahora bien, el ex ministro de Néstor y Cristina que goza de prisión domiciliaria y que fue cesado de la Cámara Baja cuando era diputado nacional, intenta lanzar una sospecha sobre el presidente de la Cámara de Diputados de la Nación que es inverosímil porque el propio De Vido conoce el protagonismo de Máximo Kirchner: los interesados tanto en comprar como en vender Edenor hablaron con el primogénito de CFK, y sin su autorización no prosperaría ninguna transferencia.

Mucho más interesante que las apreciaciones de De Vido, un personaje ya sin retorno en la política argentina, es comprender qué esta intentando Massa.

Se avecinan los congresos tanto del Frente Renovador bonaerense como del Frente Renovador nacional, y en su rol de fundador y líder de ese espacio, Massa procura reforzar la identidad del FR. Hay una opinión propia de la fuerza partidaria que, sin embargo, es consensuada con el Presidente de la Nación y líderes del Frente de Todos.

Es decir que el Frente Renovador es una fuerza de peso propio pero que mantiene una alianza con los otros espacios del Frente de Todos: al menos esa es la intención de Massa en sus declaraciones.

También es cierto que en un frente que tiene heterogeneidad (hoy día se dicer "diversidad"), Massa define sus preferencias y los 'relatos' que puede apoyar el FR, en los temas más interesantes de la agenda presente: desde el regreso a las clases presenciales hasta los límites en los acuerdos con el Fondo Monetario.

Es más: en la cuestión del FMI, Massa expresó más lo que opina el Presidente que la propia reflexión que él podría realizar  acerca de los cambios estructurales y otras medidas de política económica.

Hay un riesgo grande de Massa en todo esto: al ubicarse en un rol que fue casi de vocero en algunos temas, los medios de comunicación que cuestionan en algunos temas al Gobierno mientras negocian en otros, lo incluyeron en la 'agenda negra' del día.

Sin embargo, no debería sorprenderlo. Son las reglas del oficio.