ANÁLISIS LGBT > Intensa Mente > Pixar

¡EL COLMO!

Llora la comunidad LGBTQ+ por la "falta" de inclusión de Pixar en 'Intensa Mente 2'

'Intensa Mente 2' vuelve a poner sobre la mesa el debate de la representación LGBT. ¿Vale la pena sacrificar calidad por inclusión para satisfacer a unos pocos?

La llegada a los cines de la tan esperada 'Intensa Mente 2', una de las películas más aclamadas de Pixar, arrasa en la taquilla mundial, pero también generó dudas entre algunos espectadores que se decepcionaron con la falta de un personaje LGBTQ+. ¿No habría que aflojarle a la queja persistente y entender que no es el fin del mundo?

La búsqueda de un reflejo constante en Disney/Pixar

Desde que Pixar lanzó el primer tráiler de esta secuela animada, comenzaron a dispararse por todo Internet las expectativas sobre una representación más inclusiva y diversa de la comunidad LGBTIQ. Sólo bastaba con ponerse a ver los nuevos personajes que se unían a la película, como Ansiedad (interpretada por Maya Hawke, que ya había encarnado a una chica lesbiana en "Stranger Things") y Envidia (Ayo Edebiri, una actriz y escritora abiertamente queer), para empezar a ilusionarse. Incluso se llegó a afirmar que el personaje Alegría era lesbiana, dadas algunas "pistas" repartidas por las dos películas.

Embed

Pero era la reacción de Riley, la protagonista, -con una risa nerviosa y balbuceando- hacia Valentina Ortiz, una chica popular de su colegio a la que ella intenta sorprender, lo que hizo que muchos miembros del público se preguntaran si Pixar daría un paso adelante y haría alguna revelación sobre la sexualidad de Riley. Al final, la esperanza duró poco: la película no terminó profundizando en la sexualidad de su protagonista (curioso cómo les interesa tocar ese tema con los menores), lo cual terminó provocando descontento entre los que se habían ilusionado.

image.png
'Intensa Mente 2' trata sobre una chica que atraviesa la adolescencia e intenta dividirse entre sus amigos para agradarle a ambos. ¿No es material suficiente para que el público se identifique, que falta añadirle diversidad sexual?

'Intensa Mente 2' trata sobre una chica que atraviesa la adolescencia e intenta dividirse entre sus amigos para agradarle a ambos. ¿No es material suficiente para que el público se identifique, que falta añadirle diversidad sexual?

Y es que Pixar y su empresa matriz, Disney, fueron objeto de escrutinio constante por fallar en representar de manera eficaz a la comunidad LGBTIQ. La empresa de Mickey Mouse ya trató con Lefou en la versión de acción real de 'La Bella y la Bestia' haciéndolo bailar felizmente con un hombre, con la cíclope-policía Specter en 'Unidos' mencionando que tenía una esposa y, más recientemente, con 'Lightyear' mostrándonos en pantalla un breve beso entre dos mujeres.

Todos estos esfuerzos fueron calificados como insuficientes o superficiales, apuntando a que esta clase de escenas pueden ser pasadas por alto o simplemente eliminadas completamente de la cinta, sin cambiar la historia en lo más mínimo. Y, aunque su punta de vista es entendible, no olvidemos que Disney/Pixar (por más que se vendan como comprometidos con las "causas justas") es una empresa que no va a arriesgarse por cumplir con una cuota minoritaria y que vende productos para ser consumidos por las mayorías -un modelo de negocio que, se critique o se defienda, es el que funciona mejor-.

image.png
Algunas personas de la comunidad LGBT cuestionaron a Pixar por ser

Algunas personas de la comunidad LGBT cuestionaron a Pixar por ser "tibios" a la hora de mostrar diversidad sexual en sus películas. Ya sea por escenas breves o demasiado sutiles.

Hay que aflojarle al reclamo de la representación

Más allá de las quejas y el descontento de algunos, ¿tenemos que forzar la inclusión de personajes queer en las películas -y sobre todo en películas animadas- para que la comunidad LGBTIQ no se sienta discriminada? La respuesta corta es que no, pero hay muchos motivos por los que la ausencia de estos personajes no impacta negativamente en el mundo real.

Para empezar, no todas las historias tienen que incluir a todos los grupos demográficos para darles valor o algún peso significativo. ¿Acaso menos gente se identificaría con un personaje que tiene los mismos problemas cotidianos que todo el mundo sólo por ser blanco y heterosexual? ¿Habría que oscurecerle la tez, añadirle algún problema motriz y cambiarle la orientación sexual para que impacte en la película?

image.png
Las historias de Pixar impactaron en todo el mundo, más allá de la raza, el sexo o la orientación sexual de sus protagonistas. Reclamar que haya representación siempre sería contraproducente y hasta negativo.

Las historias de Pixar impactaron en todo el mundo, más allá de la raza, el sexo o la orientación sexual de sus protagonistas. Reclamar que haya representación siempre sería contraproducente y hasta negativo.

En un mundo donde sólo el 20% de la población mundial se identifica como no heterosexual (según datos de 2021), Pixar se encargó de demostrarnos una y otra vez a lo largo de décadas que pueden contar historias que resuenan en todos nosotros, más allá de la representación directa de cada grupo social en los personajes. El éxito crítico y comercial de estos filmes a nivel mundial nos prueba que el público busca identificarse con cuestiones menos superficiales que un color de piel o una orientación sexual (si no fuera así, Disney y Pixar no hubieran llegado a donde están).

Por otro lado, es importante recordar que muchas veces la inclusión forzada puede terminar siendo contraproducente. El escritor del siglo XIX Antón Chéjov decía que "si mencionas que tu personaje tiene un rifle colgado en la pared, debe descolgarlo en el siguiente capítulo; de lo contrario, elimínalo por completo". Con la diversidad sexual pasa exactamente lo mismo: la verdadera representación en una historia tiene que apoyarse orgánicamente en la narrativa, no añadirse al tuntún como una obligación, para cumplir con la cuota de inclusión. Exigir que cada película tenga personajes diversos puede terminar en representaciones superficiales o estereotipadas, lo cual haría más mal que bien.

image.png
Otro ejemplo:

Otro ejemplo: "Luca", sobre un monstruo marino que se vuelve humano y se adapta a su vida en tierra firme junto a su amigo Alberto, fue tomado como una historia homosexual por la comunidad LGBT, que se decepcionó al saber que entre ambos sólo había amistad.

Por último, es importante reconocer los avances que se hicieron sobre este tema en las grandes producciones cinematográficas, por más que no tener una protagonista abiertamente queer en 'Intensa Mente 2' decepcione a unos cuantos. En lugar de centrarse únicamente en lo que falta, habría que celebrar los pasos adelante y pedir que si se hace un cambio, sea sostenido y real.

-----------------------------------------------

Más contenido en Urgente24

La miniserie de Netflix que arrasa con solo 10 capítulos

Cómo conseguir Disney+ gratis y de manera legal: Se puede y hay varios métodos

La película de ciencia ficción que se estrena en julio y quiere romper récords

Las 10 películas más vistas de Netflix: Animación y superhéroes se imponen