ANÁLISIS Vaca Muerta > motor de combustión interna > tecnología

INVERSIONES Y NECESIDADES

Inversiones en Vaca Muerta, ¿pueden esperar tiempos mejores?

Breve mirada sobre la evolución de la tecnología a partir de los interrogantes que emergen de Vaca Muerta, aborda Carlos A. Kerlakian, ya conocido en Urgente24.

Es sabido que el motor de combustión interna que equipa los vehículos de transporte que vemos a diario circular por rutas y avenidas, ha dominado la innovación de los autos por más de un siglo, pero ese reinado, al menos en Europa, está comenzando a finalizar, aunque algunos consideran que la eliminación de esta popular tecnología es prematura. ¿Tiene o no que ver con Vaca Muerta? Veremos.

El 24 de junio de 2021, el Parlamento de la UE aprobó la Ley Climática Europea que legisla objetivos para un clima neutral de los países miembros de la UE e incluye la reducción del 55% en las emisiones de GEI (Gases Efecto Invernadero) para el año 2030, tomando como línea de base 1990. No hay regreso ya que Europa pretende convertirse en líder mundial en la batalla contra el cambio climático.

Luego de unas semanas, la Comisión Europea emitió el paquete de normativas denominado: 'Fit for 55', que propone la hoja de ruta para que Europa alcance, en forma inmediata, sus objetivos climáticos.

El anuncio del conjunto de políticas del 'Fit for 55' luce, sin lugar a dudas, como el principio del fin del petróleo. Los nuevos requisitos para emisiones de CO2, ciertamente, más exigentes que los actuales, juegan a favor de los Vehículos Eléctricos a expensas de los que utilizan motores de combustión interna o mismo los vehículos híbridos.

De hecho, la propuesta incluye

  1. la eliminación de los vehículos a nafta o diesel para 2035,
  2. un aumento en el precio de los combustibles líquidos.

Es decir, dentro de 14 años sólo vehículos eléctricos o propulsados por hidrógeno serán producidos y vendidos en Europa.

Presidenta de la Comisión Europea, Úrsula von der Leyer:

La economía de los combustibles fósiles ha alcanzado su límite. Queremos dejarle a la próxima generación un planeta saludable tanto como nuevos trabajos y creciendo de tal forma que no dañe la naturaleza. La economía de los combustibles fósiles ha alcanzado su límite. Queremos dejarle a la próxima generación un planeta saludable tanto como nuevos trabajos y creciendo de tal forma que no dañe la naturaleza.

Ursula Von der Leyen, presidenta de la Comisión Europea.
Ursula Von der Leyen, presidenta de la Comisión Europea.

Ursula Von der Leyen, presidenta de la Comisión Europea.

Movilidad eléctrica

En los años recientes, el poderoso lobby del grupo de fabricantes de autos, opuesto a aceptar cambios, ha quedado dañado de alguna manera: Volkswagen, el 2do. fabricante más grande del mundo en 2020 con ventas por 9,3 millones de unidades, anunció su intensión de realizar una rápida conversión a 100% eléctricos.

En este punto no hay que pasar por alto que según ACEA -entidad que nuclea a los fabricantes de automóviles en Europa-, se registró una edad promedio de

  • 11,5 años para automóviles,
  • 11,6 para vans,
  • 13,0 para camiones y
  • 11,7 para micros,

todo ello con referencia al año 2019, lo que permitirá que las actuales unidades puedan seguir circulando hasta la puesta en vigencia de la nueva normativa, momento que alcanzarán su fin de ciclo.

Resulta necesario puntualizar la magnitud el compromiso asumido por esta industria que se ve reflejado en los niveles de inversión en programas de I+D (Investigación y Desarrollo) dentro de la UE donde conjuntamente con el sector de autopartes es líder con un 33% que equivale a € 62.000 millones en 2019. Luego le sigue la industria farmacéutica y biotecnología con un 16%, equivalente a € 30.500 millones.

Como prueba de ese compromiso con la movilidad eléctrica se destaca que para fines de 2019 ya había 185.000 puestos de carga para vehículos en la UE, con 7 puntos por cada puesto, lo cual resulta suficiente para el actual mercado, previéndose que para 2025 los valores serán de 1,3 millón de puntos y cerca de 3 millones para 2030 a lo largo de toda la UE, esto equivale a una inversión de € 1.800 millones en el año 2025, 3% de las inversiones de la UE en infraestructura en las rutas de transporte.

Resumiendo:

El cambio hacia Vehículos Eléctricos creará una multibillonario mercado de oportunidades para el euro, para la industria europea en el trabajo de tendido eléctrico y manufacturas, instalaciones y mantenimiento de los equipos de carga.

La nueva Comisión Europea y su Acuerdo Verde tienen un rol fundamental en hacer esta transición hacia la e-movilidad un éxito.

Crecen los autos eléctricos
Vehiculos eléctricos repostando sus baterías. Crece el volumen de los autos eléctricos.

Vehiculos eléctricos repostando sus baterías. Crece el volumen de los autos eléctricos.

China y los híbridos

Si bien las propuestas de cambio fueron bien recibidas por amplios sectores, la industria alemana de automóviles (VDA por sus siglas en alemán) presentó algunas objeciones ya que los límites y prohibiciones establecidos en la Propuesta colisionan contra una realidad que involucra el desarrollo y los ciclos de producción para un auto de pasajeros que se estima entre 5 y 7 años y de hasta 10 años para vehículos comerciales, todo lo cual dificulta el cumplimiento de dichos requisitos.

La eliminación para 2035 de los motores de combustión interna impactará sobre los vehículos híbridos. Esto es opuesto a la utilización de otras tecnologías disponibles como son el uso de biocombustibles, todo lo cual requerirá un amplio debate en el seno de la UE.

En este aspecto resulta necesario puntualizar que en la Argentina, algunas terminales sí apuestan a utilizar todas las tecnologías disponibles como ser

  • los eléctricos,
  • los denominados plug-in,
  • los híbridos o
  • aquellos que funcionan con GNC o
  • biocombustibles,

sólo por citar algunas.

Un caso especial resulta la situación de la República Popular China, de cuyo análisis se pueden extraer importantes conclusiones. La Agencia Internacional de Energía afirma que ese país acelera la transición hacia una energía limpia.

El gran desarrollo económico del país durante las pasadas 4 décadas le ha permitido sacar a cientos de millones de ciudadanos de la pobreza, convirtiendo a la nación en líder en varios sectores industriales pero también en el mayor emisor de CO2 mundial, representando un tercio de las emisiones globales.

  • China provee más de la mitad del cemento y acero mundial, 2 industrias altamente contaminantes y cuyas emisiones superan a la que producen el conjunto de países de la UE.
  • China observa que alcanzará el pico de emisiones de CO2 antes de 2030 y será neutral en carbono antes del año 2060.
  • El uso de carbón para el 60% de su generación eléctrica explica, en gran medida, sus niveles de contaminación ambiental.

No obstante el país realiza grandes esfuerzos para alcanzar su objetivo de ser una nación neutra en carbono a través del desarrollo de una amplia variedad de tecnologías y una declinación en el uso de combustibles fósiles en las próximas décadas. Este país ha incorporado capacidad de generación eléctrica solar más que ningún otro, año tras año, y si bien es el 2do. consumidor mundial de petróleo, tiene localmente el 70% de la capacidad global para la fabricación de baterías para auto eléctricos.

En cuanto a Estados Unidos, el presidente Joe Biden anunció que el 50% de los vehículos vendidos en 2030 deberán ser eléctricos o híbridos, con el objeto de mover al país hacia una zona cero de emisiones consistentes con los acuerdos de Paris sobre cambio climático.

Esto representa un giro dramático en el mercado estadounidense, que será conseguido con el acompañamiento de un proceso de facilidades de redes eléctricas para permitir el acceso a toda la población necesitada, inversiones en I+D e incentivos para expandir las producciones de vehículos y sus cadenas de abastecimiento en Estados Unidos.

Tesla no tendrá secretos.
Tecnología eléctrica de Tesla, pionero en estas cuestiones.

Tecnología eléctrica de Tesla, pionero en estas cuestiones.

Vaca Muerta

La Unión de Trabajadores reconoce que el tiempo es crítico y se enfrenta a un enorme desafío ya que el desarrollo industrial en este campo, se encuentra por detrás de sus contrapartes en la UE y China. Esto explica el apuro de los grandes jugadores del sector por anunciar sus propuestas de innovación en el Federal Register.

Solo por citar algunos ejemplos:

  • General Motors publicó su propósito de alcanzar la neutralidad en carbono para 2040 pero que sus vehículos livianos lo serán a partir de 2035.
  • Volkswagen hizo lo propio y espera que la mitad de sus vehículos vendidos en ese país sean eléctricos para 2030.
  • La firma Honda anunció su cronograma de pasar del 40% de autos eléctricos para 2030, a 80% en 2035 y 100% para 2040.

Este panorama mundial nos lleva a la pregunta inicial:

¿Pueden las inversiones en los yacimientos de Vaca Muerta esperar tiempos mejores?

La respuesta es taxativamente NO.

El tiempo es ahora y no deben existir demoras en las decisiones. El mundo ya diseñó la hoja de ruta hacia nuevas tecnologías, donde el petróleo no está incluido. El tiempo que queda hasta que los países alcancen sus objetivos medioambientales es el que le queda para explorar y explotar el yacimiento.

Toda demora puede acercarnos a una nueva oportunidad perdida como país. La demora nos saldrá muy cara y convertirá al país en potenciales abastecedor de un recurso el mundo ya no lo demande.

Para finalizar, me permito traer a la memoria el siempre vigente pensamiento del jeque Ahmed Yamani, quien fue uno de los hombres más influyentes de la OPEP, y acuño una frase imborrable: “La Edad de Piedra no se terminó por falta de piedras. La edad del petróleo terminará antes de que el mundo se quede sin ese combustible”.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario