Leído

Nielsen dejaría la presidencia de YPF (que especula con el default)

Mar, 19/01/2021 - 5:28pm
Enviado en:
Por Urgente24

La gestión de Guillermo Nielsen como titular de YPF -cargo al llegó durante los primeros días del gobierno de Alberto Fernández- estaría por finalizar, según fuertes versiones. El cambio de autoridades en la petrolera estatal se concretaría durante enero, y ya se habla de un posible reemplazante.

11306de6c5e82b4a9b5a009816b67791.jpg
Contenido

Las versiones son cada vez más fuertes: Guillermo Nielsen dejaría la presidencia de YPF en los próximos días. El cambio de autoridades en la petrolera estatal se concretaría durante enero, y se especula con que el santacruceño Pablo González podría ser su reemplazante.

Así lo aseguraron al portal EconoJournal tres fuentes privadas y gubernamentales sin contacto entre sí. Cuando dicho medio se contactó con Nielsen, el economista no quiso realizar comentarios al respecto, pero no negó la información.

La gestión de Nielsen como titular de YPF -cargo al llegó durante los primeros días del gobierno de Alberto Fernández, en diciembre de 2019- estuvo jaqueada por la pandemia. Además, la petrolera estatal viene enfrentando varios problemas financieros.

“Aún restan definir los plazos y los procesos de salida, pero es una decisión que ya está lanzado”, explicó un empresario petrolero que conoce los entretelones de la decisión.

Según esta versión, Nielsen podría seguir su carrera política en el área diplomática del gobierno, más precisamente en alguna embajada, aunque su destino no está definido.

Recordemos que la semana pasada, dos consultoras internaciones -Moody’s y Standard & Poor’s- volvieron a bajar la calificación la petrolera estatal YPF poniéndola en grado "previo al default", justo cuando necesita refinanciar un pasivo a tres años.

Fernando Meiter, analista en temas energéticos, advirtió sobre la desprolijidades con las que se movió la empresa para refinanciar pasivos. Detalló que "aunque Guillermo Nielsen, ex negociador de deuda Externa Argentina, esté al frente de la empresa el que llevó adelante la gestión fue el CFO, Alejandro Lew, quien, sin dar una explicación convincente, abrió las tratativas de posponer pagos por tres años, enviando una nota de comunicación un viernes a la noche"

Meiter agregó que nada resultará gratis. "Estas acciones harán que las empresas de servicios petroleros, tanto locales como internacionales, cambiarán los retornos de inversión a cualquier trabajo que incluya a YPF los que subirán por el peligro de que la empresa no pague, menos aun, sin datos ciertos sobre una asistencia del ministerio de Economía en caso de necesitar fondos frescos".

Justamente, este martes la agencia Bloomberg publicó una nota en la que se refiere a la complicada situación financiera de YPF:

"Nunca la compañía había sido empujada a un incumplimiento a gran escala de ningún tipo. Al parecer, hasta ahora. La noticia llegó de una manera extraña: los funcionarios de la estatal YPF enviaron un comunicado de prensa en la oscuridad de la noche en el que presentaban un plan para cargar a los acreedores con pérdidas en un canje de deuda. Implícita en su declaración había una amenaza que los comerciantes entendieron de inmediato: no llegar a un acuerdo de reestructuración podría llevar a una suspensión total de los pagos de la deuda", asegura la nota.

"Los acreedores, incluidos BlackRock Inc. y Oaktree Capital Group de Howard Marks, se están preparando para negociaciones a mano alzada solo cuatro meses después de cerrar un acuerdo de reestructuración con el gobierno que marcó el tercer incumplimiento soberano del país solo en este siglo. La caída de YPF subraya cuán duro ha golpeado la pandemia tanto a la industria petrolera mundial como a la eternamente cojeante economía argentina. Los dólares ahora son tan escasos en Buenos Aires que el Banco Central se negó a permitir que YPF comprara el monto total que necesitaba para pagar los pagarés que vencen en marzo. Esa fue la causa inmediata del anuncio de reestructuración", prosigue el artículo de Bloomberg.

Según Bloomber, "YPF ahora debe llegar a un acuerdo con los acreedores para obtener sus finanzas y así impulsar la inversión en Vaca Muerta. La tarea es aún más urgente a medida que se acerca el invierno sudamericano con YPF incapaz de satisfacer la demanda interna de gas, lo que significa que Argentina tendrá que impulsar las importaciones y desembolsar la preciada moneda fuerte en medio de un aumento global de los precios".

"La decisión del Banco Central realmente puso a YPF entre la espada y la pared", dijo Lorena Reich, analista de deuda corporativa de Lucror Analytics en Buenos Aires, a dicha agencia.

"Oficialmente, YPF dice que el canje es voluntario y que seguirá pagando todos sus bonos, se canjeen o no. Pero ciertamente no es así como los inversionistas entienden la situación, y las compañías de calificación dicen que la propuesta constituye un intercambio en dificultades que equivaldría a un incumplimiento. En general, YPF está tratando de reestructurar $ 6.2 mil millones en bonos, retrasando un total de $ 2.1 mil millones en pagos de deuda hasta fines del próximo año para poder invertir el dinero en impulsar la producción. El acuerdo ofrece a los inversionistas una ligera ventaja frente a los precios actuales de los bonos, pero dejaría a los acreedores con pérdidas de hasta un 16% sobre una base de valor presente neto, según cálculos de Portfolio Personal Inversiones, una corredora local", continúa el artículo.

Si bien algunos inversores habían anticipado que YPF intentaría refinanciar su deuda a corto plazo, sin imponer pérdidas, el plan para reestructurar prácticamente todos los bonos extranjeros de la empresa fue una gran sorpresa, dice Bloomberg.

"La oferta cruzó la línea de la razón", dijo Ray Zucaro, director de inversiones de RVX Asset Management en Miami, propietario de los bonos de YPF. "No había ninguna razón para que tuvieran que incluir todos los bonos cuando solo necesitaban alivio en los pagarés a corto plazo".

YPF dice que incluyó todos sus valores en el canje para darles a todos sus tenedores de bonos una oportunidad justa de canjearlos por un nuevo pagaré respaldado por exportaciones con vencimiento en 2026 que ofrece más protección que la deuda no garantizada.

"Los acreedores han comenzado a formar grupos para negociar los términos de la reestructuración, y aunque las conversaciones no han comenzado en serio, la empresa dice que está dispuesta a negociar", concluye.