Leído

CORONAVIRUS

Turismo y narcotráfico, las dos claves para anticiparse con camas al pico de contagios

Jue, 26/03/2020 - 8:18am
Enviado en:
Por Urgente24

Adelantándose al pico de contagios, el Gobierno nacional busca disponer de las camas necesarias no sólo para quienes deben realizar la cuarentena, sino también en caso de que el sistema sanitario colapse. En ese marco, busca el apoyo de la industria del turismo, pero también aprovecha los hoteles del narcotráfico.

Utilizarán hoteles incautados al narcotráfico.
Contenido


En un intento por adelantarse al pico de contagios, al Gobierno nacional le urge disponer de las camas necesarias no sólo para quienes deben realizar la cuarentena, sino también en caso de que el sistema sanitario colapse. 

En ese marco, busca el apoyo de la industria del turismo, una de las más perjudicadas con esta pandemia. El sector de hoteles reúne a 116.000 establecimientos de todo el país de los cuales 110 están ubicados en la Ciudad de Buenos Aires.

Aldo Elías, Presidente de la Cámara Argentina del Turismo y vicepresidente de la Asociación de Hoteles de Turismo contó, en diálogo con el diario 'BAE', que "el gobierno porteño necesitaba 2.000 habitaciones y le pidió a las cámaras. El que quería se ofrecía. En estos acuerdos, el hotelero le entrega el esqueleto del hotel y el gobierno se encarga de todo el servicio. Hubo una muy buena respuesta en Capital y provincia de Buenos Aires. En Salta y Tucumán también, pero está costando conseguir hoteles en Córdoba".

En la Ciudad de Buenos Aires se llegó a un acuerdo con más de una decena establecimientos: Panamericano, Presidente, Regente Conquistador, Cian de las Americas, Gran View, Deco Recoleta, Ibis Congreso, Escorial, America Towers, Lafayette, Howard Johnson Florida, entre otros.

¿Cómo es el acuerdo? El gobierno porteño se hace cargo de las instalaciones y el único personal del hotel que trabaja es el de la recepción y el de mantenimiento.

En provincia de Buenos Aires, por ahora, consiguieron 9 hoteles que representan un total de 1.000 plazas. Están listos el Sheraton Pilar, Whyndam de Nordelta, El Casco de San Isidro, Howard Johnson Pilar, Ramada de Vicente López, San Isidro Plaza, Sofitel la Reserva Cardales, Quinta Esencia en Pilar y el Hotel Spa San Carlos en San Antonio de Areco.

Si bien se trata de hoteles de 3 cuatro y 5 estrellas, los valores que acordó pagar el Gobierno en algunos casos, llega al 10% del valor de lo que se consigue un hotel como el Panamericano que recibió a la mayoría de los argentinos que llegaron en el famoso Buquebus. En épocas normales, un hotel cinco estrellas en la ciudad puede llegar a los US$350 la noche.

La disponibilidad de estas camas son un gran aporte del sector hotelero, que está atravesando una grave situación con las fronteras cerradas y sabe que una vez que termine esta pandemia, los pasajeros no volverán en el acto.

"El Gobierno está haciendo lo que puede y sorprende el poco nivel de tolerancia, ante esta difícil situación crítica", agregó Elías, en referencia a los argentinos repatriados que se quejaron de los hoteles.

El directivo fue claro: "Esta situación se ha generado por todos los que han decidido salir de viaje, a pesar de lo que el buen juicio marcaba, ya que el Gobierno lo venía advirtiendo. Vino el problema de repatriarlos, traerlos a hoteles para evaluar y se quejan. Esto no es un jardín de infantes, nadie está donde quiere estar. Sino, estarían en clubes, menos preparados. Esto es casi un guerra y tienen que entenderlo".

Por otro lado, se da también el caso de los hoteles incautados al narcatráfico que serán utilizados para hospedar a turistas provenientes de las zonas de contagio.

Según publicó 'TN' anoche, son dos y fueron secuestrados a un clan en Salta. Pero también utilizarán un complejo confiscado a una banda vinculada a la familia de Pablo Escobar Gaviria.

"Dos hoteles secuestrados a un importante clan del norte argentino y un megaemprendimiento en Pilar financiado por un cartel colombiano de drogas ahora forman parte de las tareas del Estado para mitigar la propagación del coronavirus", publicó en su web.

La Municipalidad de Pilar pidió a la Justicia Federal y a la Agencia de Administración de Bienes del Estado (AABE) convertir el ambicioso proyecto inmobiliario concebido por el empresario argentino Mateo Corvo Dolcet en un centro de operaciones conjuntas, de competencia interdisciplinaria entre las áreas de Seguridad, Salud e Infraestructura.

El megaemprendimiento Pilar Bicentenario S.A., que incluía un centro de transbordo con capacidad para 920 autos y una estación ferroviaria "vip", fue financiado con dinero de la organización liderada por José Bayron Piedrahita Ceballos, actualmente detenido en Estados Unidos y considerado como uno de los grandes capos del narcotráfico en Colombia.

En la trama narco están involucrados -y procesados- el ex futbolista Mauricio "Chicho" Serna y la viuda de Pablo Escobar Gaviria y sus hijos, María Isabel Santos Caballero y Juan Sebastián Marroquín Santos. Todos, la igual que Corvo Dolcet, esperan el juicio oral.

El miércoles, el juez federal de Morón, Néstor Barral, autorizó a la AABE a darle al municipio de Pilar la custodia temporal del predio incautado en 2017. El proceso contó con la intervención de la Procunar, a cargo de Diego Iglesias.

Las tareas de reacondicionamiento del predio ubicado en el kilómetro 46 de Panamericana y vías del Ferrocarril General Belgrano ya comenzaron.

Exhoteles narco en Salta

En 2018 fue desbarata la organización transnacional liderada por los hermanos Loza, que tenía puntos de contacto en Bolivia, Colombia, Inglaterra, Venezuela, Italia y Perú y se caracterizaba por enviar drogas al exterior en camionetas 4x4 y en cargamentos de pescado congelado.

La banda cayó tras una investigación en la que participó la Procunar, la Procelac, la AFI, Gendarmería, la AFIP y la UIF. Todo articulado con autoridades policiales y judiciales de España y Italia.

Los Loza habían montado una importante estructura de lavado de dinero en la Argentina. Dos de los hoteles que se le adjudican al clan comenzaron a ser acondicionados por el gobierno de Salta para alojar a turistas extranjeros que arriben desde zonas de riesgo de Covid-19 durante el período de cuarentena obligatoria.

Se trata de los hoteles "Gandía" y "La Casona de la Linda", ubicados en las calles Corrientes 155 y Córdoba 534, del centro de la capital salteña.

Al igual que en el predio de Pilar, ambos estaban bajo la órbita de la Agencia de la Administración de Bienes del Estado. El fiscal federal Eduardo Villalba y el gobernado Gustavo Sáenz hicieron el pedido a la Justicia que accedió y cedió a la Provincia los inmuebles en carácter de depositario judicial.

La articulación de gestiones fue desarrollada entre el Ministerio de Seguridad de la Provincia, la Procuraduría de Narcocriminalidad, y la AABE, con la coordinación general del Ministerio Público Fiscal Federal.