SOCIEDAD

PREOCUPACIÓN

Tras 166 días en cuarentena, médicos le advierten a Alberto F. que hay "riesgo de saturación del sistema sanitario"

A pesar de que transcurrieron 166 días de cuarentena y todavía queda por transcurrir al menos oficialmente, hasta el 20 de septiembre, el sistema sanitario del país tiene riesgo de saturación. Así se lo hicieron saber al Presidente de la nación los médicos de terapia intensiva, con quienes se reunió hoy 02/09 en la Quinta de Olivos.

El viernes 20 de marzo fue el primer día de Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio y la Argentina, muchos pensaron que sería por poco tiempo, incluso, desde el Gobierno probablemente nunca se imaginaron que ese confinamiento se extendería a lo largo de 5 meses, y a la fecha (02/09) el país ya registra 166 días de cuarentena.

En principio, el argumento del Gobierno es que se tomaron las medidas necesarias con anticipación con el fin de preparar el sistema de salud argentino para evitar un colapso, pero las altas cifras de contagiados por día, al igual que el número de muertos, ha complicado el panorama que hasta ahora las autoridades pensaban que tenían controlado. 

En esa línea, este miércoles 02 de septiembre el presidente de la nación, Alberto Fernández, recibió en la Quinta de Olivos a un grupo de terapistas y trabajadores de la salud para interiorizarse sobre el trabajo que desarrollan en el contexto de pandemia, luego de que se difundiera y viralizara una carta pública ayer, en la que la Sociedad Argentina de Terapia Intensiva (SATI) admitieran que estaban "perdiendo la batalla" contra el covid-19.

En esa reunión, en la que no solo estuvo Alberto Fernández, sino también el ministro de Salud, el grupo de especialistas le dieron malas noticias al Gobierno: el sistema sanitario está en riesgo y temen por su saturación. 

Así lo confirmó el médico y miembro de la SATI Arnaldo Dubin, quien a la salida de la reunión en Olivos afirmó que le transmitieron al Presidente su preocupación: "estamos preocupados por la situación de la terapia intensiva, hay un riesgo cierto de saturación del sistema sanitario", afirmó. 

Además, en esas declaraciones periodísticas admitió que la llegada de la pandemia "desnudó las carencias estructurales del sistema de salud" y añadió que ese sistema día a día tiene "una sobrecarga enorme que jamás había ocurrido antes".

"Cometemos errores, nos enfermamos y hay compañeros que han fallecido. Por eso, los resultados y el funcionamiento de la terapia intensiva ya no es el mismo", manifestó el médico, quien se excusó y dijo que todos están "exhaustos". 

Sobre lo que el Presidente les transmitió al saber la situación real de la terapia intensiva, el especialista agregó: 

"El Presidente está muy preocupado por la situación y comprometido con estos problemas. Ha manifestado que su objetivo es preservar la vida de los argentinos y nos ha dado todo su apoyo en este sentido. Pero tenemos que ser muy claros en decir que el sistema sanitario está al máximo", reiteró. 

En ese sentido, cuestionó y puso en duda los datos del gobierno porteño, y afirmó que "no es cierto que la ocupación de las camas de terapia intensiva de la Ciudad de Buenos Aires sea del 60%. En los relevamientos que hace la SATI, la internación es de alrededor del 90%", alertó. 

Y en ese sentido, agregó: "En mi opinión, la apertura es una invitación al desmadre". 

La preocupación de los expertos reside en que la recuperación de la enfermedad es lenta y entran más pacientes de los que salen a las camas de terapia intensiva, y en ese sentido describió: "si el 5% de los que tienen COVID-19 desarrollan formas graves que requieren internación en terapia, entonces todas las semanas vamos a tener 500 pacientes que se internen".

Del mismo modo, advirtieron que la situación no es solo en CABA o AMBA, sino en todo el país, y en esa línea dijeron: "la mayoría de las unidades de terapia intensiva del país se encuentran con un altísimo nivel de ocupación, las camas con respiradores son cada vez más escasas y también falta personal médico", cerraron.

  • Ya hubo un excluido:

Sobre esta situación de saturación del sistema sanitario se empiezan a notar los escenarios más tristes, y en contexto, se conoció que por primera vez excluyeron a un paciente por la saturación del sistema sanitario en Río Negro.

Fue el periodista del diario La Nación, Hugo Alconada Mon, quien dio a conocer la noticia, y detalló que el paciente es un hombre de 80 años que quedó internado en Cipolletti, donde recibe oxígeno, pero no accedió a un respirador automático porque el hospital local cubrió toda su capacidad, por lo que se aplicó el protocolo de bioética.

El paciente, identificado como el pastor Luis Anastassi por el Diario de Río Negro, es oriundo de la localidad de Fernández Oro, de donde había sido derivado a Cipolletti ante el agravamiento de su cuadro.

"Estamos pidiendo por un respirador para Luis. nuestra gente se nos está muriendo y no tenemos nada", indicó el presidente de la Asociación de Pastores de Río Negro, Fabio Huenchunao, en declaraciones al diario rionegrino.

El paciente no presentaba enfermedades de base, pero el contagio con el Covid-19 le causó una neumonía bilateral, quedó alojado en Cipolletti mientras se evalúa trasladarlo a Viedma, la capital provincial.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario