Leído

BODA EN HOSPICE PORTEÑO

Tiene tumor cerebral terminal y se casó en plena cuarentena: la conmovedora historia de Marcelo León

Lun, 28/09/2020 - 8:29pm
Enviado en:
Por Urgente24

Hace tres años Marcelo León le propuso matrimonio a Ana Urich pero la ceremonia fue continuamente postergada hasta que en agosto último, él debió ingresar para su internación en la clínica de cuidados paliativos CCP Baires a raíz de de un tumor cerebral terminal. Lejos de abandonar su sueño, consultó el día del ingreso si era factible realizar la boda allí y todos se pusieron manos a la obra: rápidamente su esposa, el equipo médico y profesionales de la institución organizaron los preparativos y el día siguiente contrajeron matrimonio de una manera inusual.

marcelo.jpg
Tiene tumor cerebral terminal y se casó en plena cuarentena: la conmovedora historia de Marcelo

Contenido

Un empujador de la vida. Marcelo León no quiso que el cáncer que le fue diagnosticado y que sus propios médicos calificaron como "terminal" le impidiera concretar una promesa que le había hecho hace tiempo a su pareja, Ana Urich: el casamiento.

Fue en 2017 en la Plaza San Marcos (Venecia) durante un viaje a Italia cuando Marcelo le propuso matrimonio a su ahora esposa, que aceptó para su felicidad. Pero la boda se fue posponiendo hasta que finalmente pusieron fecha para este año. No obstante, la evolución de su enfermedad obligó la cancelación de la ceremonia. 

Marcelo padece astrocitoma anaplásico grado III, un tipo de cáncer cerebral irreversible, que en su evolución lo obligó a trasladarse a la clínica de cuidados paliativos CCP Baires, la primera especializada en cuidados paliativos del país.

Pero este empujador de la vida, tal como él mismo se reconoce, no se iba a dar por vencido y abandonar así su máximo deseo. Ni bien ingresó a la institución, el 5 de agosto último, consultó si era factible realizar la boda allí. Acto seguido, el equipo médico y de profesionales de CCP Baires comenzó con muchísimo esmero la búsqueda de una solución que permitiera realizar la íntima ceremonia en las instalaciones de la clínica, respetando todos los protocolos de seguridad vigentes para la prevención del Covid-19.

m

Finalmente, la celebración se llevó a cabo el 6 de agosto en el jardín de la clínica, un área al aire libre. La cocina preparó algunas cosas dulces para compartir con la pareja, sus cuatro testigos y parte del personal médico y de enfermería que acompañó a los novios durante la ceremonia que sello su compromiso ante un juez.

"El poder ayudar a Marcelo a realizar su casamiento es haber permitido cerrar sus asuntos pendientes. Esto es parte del acompañamiento creativo de los cuidados paliativos, crear los espacios adecuados para que estos eventos sucedan”, comentó el doctor Silvio Pederiva, director médico de CCP Baires.

"Los cuidados paliativos no empiezan cuando no hay nada más para hacer, sino que son algo más para hacer y ayudan a tener una vida digna hasta la muerte más que una muerte digna. Tomamos la muerte como un evento natural, lo que implica el respeto global por la persona, significa que no nos preocupamos solo de la enfermedad y de la muerte, sino de la persona enferma que va a morir”, agregó.

Con los cuidados y limitaciones que implica la pandemia luego de la ceremonia y en el amplio lugar al aire libre, los presentes saludaron a los novios, hubo música a un volumen adecuado y compartieron un rato con sus amigos y testigos.