Leído

DATO ALENTADOR

La leche materna destruye la mayoría de las cepas vivas de coronavirus

Jue, 01/10/2020 - 9:58am
Enviado en:
Por Urgente24

Un equipo de investigadores chinos observó que el alimento bloquea la adhesión viral e incluso la replicación de las células contagiadas. Adjudican un rol destacado en este proceso a la incidencia que tuvo el lactosuero, que consiguió suprimir las cepas virales vivas en casi un 100 %.

Leche, virus, covid
matter.jpg
La leche materna destruye la mayoría de las cepas vivas de coronavirus
Contenido

Un equipo de científicos chinos comprobó que la leche recogida en 2017, mucho antes del inicio de la pandemia, sirvieron para observar cambios en células analizadas que van desde células renales animales hasta células humanas pulmonares e intestinales jóvenes. En todos los casos, el resultado fue el mismo: la leche mató la mayoría de las cepas vivas del virus, señala el estudio, publicado en bioRxiv

La leche materna logró "bloquear la adhesión viral, la entrada y la replicación viral posterior a la entrada", explicó el equipo encabezado por el profesor Tong Yigang de la Universidad de Tecnología Química de Pekín, citado por el diario South China Morning Post.

El trabajo respalda la postura oficial de la Organización Mundial de la Salud (OMS) que alienta a las madres a amamantar a sus bebés incluso si estos están infectados de Covid.

Vale recordar que en un primer momento de la pandemia se creía que la lactancia materna aumentaba el riesgo de transmisión viral, por lo que en Wuhan, ciudad donde se detectó el virus por primera vez, los recién nacidos fueron separados de las madres que dieron positivo.

En su trabajo, Tong y sus colegas mezclaron células sanas en la leche materna humana y posteriormente lavaron la leche y la expusieron a las células al virus, observando que casi no se producía unión viral o entrada a las células. El tratamiento también detuvo la replicación viral en células ya infectadas.

Los investigadores concluyeron que la infección podía ser inhibida por la leche materna, cuyos efectos supresores sobre bacterias y virus como el VIH ya son conocidos. Un papel fundamental en este proceso lo tuvo el lactosuero, que consiguió suprimir las cepas virales vivas en casi un 100 %, según el estudio.

Asimismo, los científicos chinos no encontraron ningún signo de daño causado por la leche materna, la cual incluso "promovió la proliferación celular" mientras mataba al virus.