ACTUALIDAD Horacio Verbitsky > ladriprogresismo > kirchnerismo

LA ECONOMÍA Y TONTERÍAS

Ridícula conspiración anti CFK urde Horacio Verbitsky

El ladriprogresismo omite la profundidad de la crisis. Puede hacerlo porque gestiona el Estado recaudador que lo subsidia. El caso de Horacio Verbitsky.

El ladriprogresismo, expresado en el texto de Horacio Verbitsky en su El Cohete a la Luna, revela una decisión de ignorar la crisis de la economía, su profundidad y complejidad. Es evidente que al kirchnerismo no le ha importado nunca la inflación ni sus consecuencias, y entonces ratifica, insiste, repite interpretaciones absurdas tales como

  • la inflación es una herramienta de las poderosas,
  • cuando el pueblo tenga el poder no habrá inflación,
  • la inflación sucede porque el pueblo no accedió al poder,
  • hay que presionar a los propietarios del capital y así acaba la inflación.

Mil veces estúpidos. Quienes tienen el capital, lo pueden transportar. Siempre habrá herramientas disponibles para la relocalización de dinero. Y nadie está obligado a suicidarse permaneciendo en pesos, que es una forma de atentar contra el capital propio. Por ese motivo se buscan dólares estadounidenses u oro multilateral o criptos más o menos confiables o commodities que conservan el valor del activo ante la desvalorización acelerada de la moneda local. Por ese motivo de riesgo del capital propio no se invierte ya que se sospecha que no habrá posibilidades de recuperar el capital aplicado. O sólo se invierte en aquello que asegure una tasa de retorno tan alta que garantice la recuperación en un cortísimo plazo -negocios muy puntuales y breves-.

Mil veces estúpidos. ¿No se han preguntado por qué motivo Siria o Ucrania, países en conflicto, tienen menos inflación que la Argentina? ¿Qué les pasa con el Orden Fiscal que les resulta 'extranjerizante' y 'conspirativo'? ¿Quién le preguntó a los 'otros' argentinos, los que no son de la turba, si les interesa vivir en una sociedad con esas características? ¿Acaso la piensan imponer 'de facto'? Porque por la vía electoral es imposible. En 2019 sólo ganaron ocultando a Cristina Fernández de Kirchner detrás de Alberto Fernández y Sergio Massa. En 2023, CFK tiene muchas menos opciones en la 'pole position' de una economía que ayudó a devastar.

massa cfk alberto.jpg
Es un cogobierno, no el gobierno de Alberto Fernández solamente.

Es un cogobierno, no el gobierno de Alberto Fernández solamente.

Mil veces estúpidos. Se masturban especulando con el valor de la mística cuando la mayoría de la población se desespera con la escasez del bolsillo. Con la necesidad de desprenderse cuanto antes de los pesos, que encima no alcanzan. La mayoría de los argentinos no tienen tiempo para pensar en 2023 porque no saben cómo llegar al final de 2022. Y el Gobierno especulando con el Mundial de Fútbol como cortina de humo. ¿Se encuentran tan confiados que si bajan la inflación y aumentan las frustraciones individuales hay espacio para un albur colectivo?

La inflación es emisión de dinero sin respaldo. Oferta de pesos más allá de la Demanda que no absorbe semejante Oferta. ¿Por qué sucede esto? Porque el gasto público supera a la capacidad y decisión contributiva de los contribuyentes y el Estado, en vez de restringir su gasto, decide emitir aún a riesgo de desvalorizar su propia moneda. Irresponsabilidad total.

¿Imponer más tributos? Jamás un Estado puede aplicar impuestos según su capricho sino que hay un punto donde los contribuyentes deciden que no están dispuestos a satisfacer al Tirano. Y dado que la organización de un Estado es un consenso voluntario, están en su derecho de manifestar su rebelión de la manera pacífica que prefieran. ¿Nunca han pensado esto los tributaristas que homologan la presión tributaria recargada por la inflación, que funciona como un súper impuesto?

El gasto público supera a los ingresos legítimos del Estado porque el Estado carece de responsabilidad en la gestión, y esto le quita legimitidad al Estado y al sistema de gobierno. No es tan complicado. Es de manual. La democracia se está muriendo por decisión de los propios seudodemócratas.

La crisis que no quieren ver

Vamos ahora a la explicación de la crisis subyacente que ofrece Horacio Verbitsky, supuesto gurú de los que frecuentan el obsoleto Instituto Patria. Es interesante considerar la velada amenaza de Verbitsky a Sergio Massa, quien asumió en medio de un aquelarre político-fiscal de la Administraciòn Alberto / CFK, ¿O Verbitsky no le hacía entrevistas ridículas para un periodista profesional a Alberto Fernández y Martín Guzmán, cuando ya era evidente que iban rumbo al desastre?

Horacio Verbitsky entrevista a Martín Guzmán

En verdad, los 'ladriprogresistas' no quieren soltar el Estado que les permite desconocer la crisis profunda que provocan junto con los 'militontos' del otro extremo, los macristas que creen en las varitas máginas y el poder del apellido para cambiar circunstancias, cuando el apellido lo destruyeron inmolando al progenitor que le dió el apellido.

Pero, mientras esperamos las próximas encuestas de opinión pública a ver si confirman el escenario de resurrección de CFK, no nos vayamos de Verbitsky:

"(...) El catálogo de las reivindicaciones patronales está contenido en el 'Plan Confidencial de Estabilización' que Gabriel Rubinstein elaboró en julio y que explica mucho más que sus pueriles insultos en las redes antisociales el malestar por su designación como economista jefe en el equipo del ministro Sergio Massa.

Hace dos décadas ya había hecho un pedido de disculpas al senador Eduardo Duhalde, a quien agravió por su gestión interina al frente del Poder Ejecutivo, palinodia que se recuerda menos que su designación en el equipo de Roberto Lavagna.

Néstor Kirchner consintió que el hombre de Techint continuara como Ministro de Economía y nombró a Martín Pérez Redrado como presidente del Banco Central en el comienzo de su presidencia, consciente de la relación de fuerzas desfavorable.

Del mismo modo Cristina admite que, en esta etapa, la política económica sea orientada por Massa y sus amigos, que simulan representar la mítica burguesía nacional del primer peronismo, aunque hoy manejan empresas transnacionalizadas y frecuentan las guaridas fiscales.

Massa también cuenta con la aquiescencia del sector con predominio estadounidense que se concentra en la minería, los hidrocarburos, las oleaginosas y las finanzas.

Pero la Vicepresidenta mostró esta semana cómo se sirve hasta de la fuerza de sus enemigos para acumular poder, con la esperanza de torcer ese rumbo en algún momento futuro. Su posibilidad de éxito dependerá en alguna medida de la masividad y energía de la movilización popular. También de su calidad.

El viernes Máximo Kirchner participó en el plenario de delegados de la Unión Obrera Metalúrgica de Avellaneda, cuyo secretario general, Daniel Daporta, vaticinó que Cristina será la próxima Presidenta, lo mismo que se canta en los encuentros en su apoyo. Máximo contó una pintada que vio en el puente Avellaneda, que decía: “Si el pueblo quiere, Cristina puede”.

A su lado estaba el secretario general de la UOM nacional, Abel Furlan, que fue su compañero de bancada en el Congreso y cuyo desempeño encomió, porque se negó a votar las leyes que pedía el macrismo, cuando otros desertaron.

Máximo hizo allí un racconto de décadas de luchas populares, de los trabajadores, de los organismos de derechos humanos, que libraron batallas que parecían perdidas cuando no se vislumbraba un futuro. Pero esa resistencia le permitió gobernar a partir de 2003 a Néstor Kirchner.

“Por eso es importantísimo dar esas peleas. En un momento, si tenemos la inteligencia suficiente, la paciencia, la convicción y el coraje, vamos a poder construir entre los argentinos y las argentinas un país que contenga a todos y todas porque siempre se trata de eso. Esas luchas que ustedes dan, que van sumando, que van sedimentando en nuestra sociedad son las que no les gustan a algunos sectores no grandes en cantidad de gente pero sí muy poderosos. Parte de esos 12 años, más allá del coraje y la valentía que pueda tener un Presidente o una Presidenta, tiene que ver con un pueblo que nunca se rindió, al que le quisieron quebrar la autoestima y la recuperó. Eso es lo que no tienen que perder”. (...)".

Máximo Kirchner
¿Cuáles son las luchas militantes que protagonizó Máximo Kirchner?

¿Cuáles son las luchas militantes que protagonizó Máximo Kirchner?

Ridículo. Blablablá. Las sociedad no devienen del voluntarismo sino de la racionalidad que brinda seguridad y certeza al individuo / ciudadano / elector / consumidor / contribuyente, en un marco de sinergia a la que se le llama sociedad.

¿De qué luchas habla Máximo Kirchner, quien nunca participó de alguna? ¿Todo este afán discursivo para justificar las acciones de su padre que han provocado los problemas judiciales de su madre?

Pero Verbitsky pretende, además, convertir las denuncias de corrupción en una estrategia de Washington DC para velar por su 'patio trasero'. Es cierto que en Paraguay las denuncias de USA han provocado una crisis política intensa pero ¿quién podrá las manos en el fuego por Horacio Cartes o Hugo Velázquez o Mario Abdo Benítez?

El contraargumento consiste en que puedo ignorar o desconocer al Poder Judicial que no satisface mis expectativas afirmando que es un arma de mi supuesto enemigo, al que además le adeudo un dineral y le estoy pidiendo que no me cobre en tiempo y forma. ¿¡...!?

"(...) El 3 de junio del año pasado, el propio Presidente Joseph Biden firmó un memorándum que caracteriza a “la lucha contra la corrupción como un interés central de seguridad de los Estados Unidos”, porque “proporciona a los líderes autoritarios un medio para socavar las democracias en todo el mundo”. Los tópicos cambian pero la práctica queda: Estados Unidos necesita pretextos para la intervención y el control de otros países cuando sus políticas no los satisfacen.

Por todo eso, cuando la Vicepresidenta afirma que no la juzgan a ella sino al peronismo y a los gobiernos nacionales y populares, “a los que peleamos por la memoria, la verdad, la justicia, el salario, las jubilaciones, la independencia, la obra pública”, enumera las cosas que los gobiernos kirchneristas hicieron en doce años, y dice que intentan castigarla con un año de condena por cada atrevimiento de entonces, concita hasta las adhesiones menos pensadas, desde la CGT y el Movimiento de los eviteros, hasta Miriam Bregman. (...)"

Lázaro Báez es un invento de Néstor Kirchner, no de Horacio Rosatti. Todos lo saben desde los tiempos de la Gobernación de Santa Cruz. Convertirlo en una víctima de la geopolítica es demasiado. Sólo puede surgir de las ideas de quien hizo esta entrevista:

Entrevista en " El cohete a la luna" con Horacio Verbitsky - 11/10/2020

-----------------------

Más contenido en Urgente24

Siguen las bombas de Carrió, ahora contra Bullrich (que le respondió)

CFK se pone la gorra y el abuelo Macri se quita de "la lista"

'Embargo Malvinas': USA-Reino Unido y F-16 para la Argentina

Adiós a Jorge Domínguez (y la demagogia de Jorge Bergoglio)

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario