ACTUALIDAD proscripción >

MUNDO K

"Ponele proscripción a todo" y nuevas versiones sobre CFK

En el mundo K dicen que la Vice está definiendo si revisa su decisión de no competir. Se debilita el relato de la proscripción y la agencia Télam da la nota.

La condena contra Cristina Kirchner por haber cometido fraude contra el Estado -según determinó un tribunal oral- incluye, además de un pena de 6 años de prisión, la inhabilitación perpetua para el ejercicio de cargos públicos.

Esto le bastó a la Vicepresidente para considerarse víctima de una proscripción, es decir de una prohibición para presentarse como candidata en elecciones como la que sufrió Juan Domingo Perón tras su derrocamiento en 1955.

Se sabe que el relato kirchnerista se basa muchas veces en la manipulación de la historia, por lo que es necesario hacer algunas aclaraciones. En primer término, la proscripción de Perón fue dictada a través de un decreto del gobierno inconstitucional que lo expulsó del poder. Cristina Kirchner, en cambio, fue sometida a un juicio oral con todas las garantías del proceso -aunque su defensa diga lo contrario- y las penas a las que fue sentenciada se corresponden con la legislación vigente.

"No es renunciamiento ni autoexclusión, es proscripción", advirtió Cristina Fernández

Suena redundante, pero también hay que destacar otro dato: el juicio se llevó a cabo durante el mandato de un gobierno en el que ella es Vicepresidente, por lo que se descarta una persecución desde el Ejecutivo, como ocurrió con Perón.

Por otro lado, ninguna de las condenas entrará en vigor hasta que atraviesen todas instancias de apelación (otro resguardo constitucional), es decir, hasta que la Corte Suprema se pronuncie al respecto.

Los antecedentes sugieren que el máximo tribunal podría tomarse incluso años hasta definir el caso y que lo más probable es que no haya un fallo en firme antes de las elecciones. Esto le daría vía libre a CFK para inscribirse en junio como precandidata, competir en una PASO en agosto y eventualmente ser candidata presidencial u a otro cargo en diciembre.

Para resumir: sin fallo en firme no hay proscripción. Y no hay fallo en firme, por lo tanto, no hay proscripción, aunque los adláteres de la Vice denuncien una espada de Damocles pendiendo sobre su cabeza.

Jurídicamente, Cristina Kirchner está en condiciones de lanzar una candidatura. La Vice se había autoexcluido de competir al oír la sentencia aquel 06/12 último, lo que explicó después con el pretexto de la supuesta proscripción.

Sin embargo, versiones dentro del universo K sostienen que la Vicepresidente estaría revisando aquello que inicialmente fue un "renunciamiento" y que después transformó en el resultado de una "proscripción".

Por el aire de AM 530, el periodista militante Daniel Tognetti comentó que en una reunión durante el fin de semana "alguien muy informado" contó que "Cristina está viendo cómo revisa la decisión de no ser candidata".

"Dijo que Cristina no quiere volver a ver el video donde anuncia que no quiere ser candidata", agregó como información.

Embed

A esta versión habría que sumarle un dato misterioso que otro periodista ultracristinista, en este caso Horacio Verbitsky, consignó en su columna del domingo en el portal El cohete a la luna.

Finalizando el texto, Verbitsky cita este diálogo:

"—Sorprendeme— le pidió una colaboradora a CFK.

—Estoy pensando— fue la seca respuesta".

La cita parece descontextualizada del resto de la columna, por lo que da espacio a distintas interpretaciones. ¿Se estarán refiriendo al mismo tema? ¿Será en cómo presentar una candidatura a pesar del relato de la "proscripción" lo que está pensando?

En cualquiera de los casos, queda cada vez más expuesto en el kirchnerismo que si Cristina Kirchner se presenta o no como candidata, es esa una decisión que responde exclusivamente a su voluntad toda vez que su inhabilitación no está confirmada por la Corte.

El relato de la proscripción, por otra parte, está tomando ribetes ridículos. La agencia Télam publica este lunes un artículo anticipando que el martes 28/02 se le tomará juramento a los senadores designados para integrar el Consejo de la Magistratura. El único que no podrá asumir es el rionegrino Martín Doñate, porque la Corte debe resolver aún a quien le corresponde ese lugar, luego de que el senador del PRO Luis Juez lo reclamara para sí. Todo es parte del conflicto surgido por la partición del bloque del Frente de Todos en la Cámara Alta con el fin de quitarle una silla a la oposición en el órgano de selección y remoción de jueces, movida que fue desactivada por el propio máximo tribunal. Sin embargo, el pleito continúa y es parte del enfrentamiento del oficialismo con la Corte. En ese marco, Télam, la agencia oficial de noticias, titula su nota: "Con Doñate proscripto, juran los senadores en el Consejo de la Magistratura".

"Ponele proscripción a todo", bromeaban por ahí.

Más contenido de Urgente24

Alerta total en la Rosada: También habría ruptura en Diputados

Alberto se mostró con un presidenciable K mientras le diseñan un "operativo clamor"

Fuerte enojo en la UCR por la reunión Manes-Macri

Clarín, ¿quién encarga encuestas en JXC para levantar a CFK?