ACTUALIDAD ley de humedales > Congreso > proyecto

SANTA FE

Ley de humedales: hay sesiones extra pero no alcanza

El Congreso de la Nación sesionará más de lo habitual, hasta el 31 de diciembre. Y si bien se espera que la ley de humedales sea tratada, hay pocas chances.

ROSARIO. Debido a un decreto presidencial, el Congreso de la Nación sesionará un mes más de lo estipulado, hasta el 31 de diciembre. Estos días de "yapa" son en principio una buena noticia para quienes impulsan desde hace tiempo el tratamiento de la ley de humedales en el recinto, que perderá estado parlamentario el 30 de noviembre.

En caso de que no sea tratada la ley de humedales por la Cámara de Diputados antes de esa fecha, la iniciativa caducará y deberá volver a presentarse. Por eso es importante el período de extensión de las sesiones parlamentarias.

El legislador socialista por Santa Fe, Enrique Estévez, planteó la necesidad de que el texto -que fue consensuado entre 15 iniciativas de diferentes legisladores y bloques políticos y que ya cuenta con dictamen favorable en la comisión de Recursos Naturales- sea debatido en el recinto. Y si esto no llegara a suceder, la idea es pedirle al Poder Ejecutivo Nacional que incluya la ley de humedales en la agenda del período de sesiones extraordinarias de 2022.

https://twitter.com/EnriqueeEstevez/status/1460931251431428100

Estévez planteó: "Con el plazo a fin de noviembre no había ninguna posibilidad técnica de que el proceso legislativo necesario pudiera darse, pero ahora con la extensión a fines de diciembre es posible que ese proceso se lleve adelante y más aún convocando a un plenario de las tres comisiones donde aún debe debatirse. Ahora el tiempo es suficiente si hay voluntad de que tengamos una ley de humedales".

De todos modos, advirtió: "Para una ley de estas características es muy importante que haya un proceso de planificación por parte del Estado nacional y de los Estados provinciales para no caer en una aprobación que no sea más que una expresión de buenos deseos".

La ley de humedales busca la protección de los mismos, estableciendo "los presupuestos mínimos de protección ambiental que aseguren su conservación y su uso ambientalmente respetuoso, conforme el artículo 41 de la Constitución Nacional". Cabe recordar que aproximadamente el 20% del territorio argentino son humedales.

Los habitantes de Rosario conocen por experiencia propia sobre las quemas que se realizan en las islas que pertenecen a Entre Ríos. Puntualmente el año pasado, el humo inundó el cielo rosarino en varias oportunidades, contaminando la respiración de las personas, y el fuego arrasó con más de 300 mil hectáreas.

Hace casi 30 años que esta ley de humedales se debate tras las bambalinas de las sesiones del Congreso, sin mucho avance. En este momento, el proyecto está estancado en la comisión de Agricultura y ganadería, dos áreas que se verían claramente afectadas en casi aprobada la normativa.

¿Qué pasa que hay leyes que llevan poco tiempo en el Congreso de la Nación -como la del Etiquetado Frontal- se aprueban rápidamente y esta, que busca proteger el ambiente, hace años es cajoneada?

Según Julieta Bernabé, integrante de la organización ambientalista Multisectorial Humedales, se debe a que hay intereses económicos de por medio: “Hay muchísima gente que está viendo este lugar como si fuera una tierra de la cual puede sacar muchísimo, y de hecho hay mucha gente que lo hace sin importar las consecuencias, no solamente ambientales, sino sanitarias”, expresó hace días en Radio Uno.

“Cuando hicimos la travesía en agosto (Bernabé se refiere al viaje que muchos ecologistas hicieron en kayak desde Rosario hasta Buenos Aires, para reclamar por la ley) y llegamos hasta el Congreso Nacional fuimos atendidos por algunos diputados que no pertenecían a las comisiones que estaban trabajando el proyecto de ley. Estos diputados muy atentamente nos dijeron que difícilmente iba a ser aprobado este proyecto y adujeron básicamente intereses productivos e inmobiliarios”, afirmó la militante ambientalista.

Sin embargo, resulta interesante recordar que la Ley de Etiquetado Frontal también contaba con muchos detractores, con intereses económicos en juego. De todos modos, el proyecto se aprobó. ¿Acaso la ley de humedales no tiene el lobby suficiente para ser tratada? ¿O los políticos consideran importante cuidar el medio ambiente solo en época de campaña?

Bernabé además afirma que en las islas se siguen realizando actividades relacionadas a la minería, al sector inmobiliario, a la siembra y la ganadería, aunque están prohibidas. “Es totalmente indignante que la ley no salga y que se siga priorizando lo mismo que se prioriza siempre. Acá el tema no es tanto el particular, que sabemos que hay gente sin ética en todos lados, sino lo más grave e indignante es cómo están actuando los representantes”, expresó la vocera de la Multisectorial Humedales.

Respecto a quienes permiten que la ley de humedales pierda estado parlamentario una vez más, Bernabé aseguró que “están siendo literalmente cómplices de lo que está pasando, porque no solamente es mirar para otro lado y no sacar la ley de humedales: acá tenemos gobiernos provinciales que están avalando y están acompañando actividades ilegales”.

Falta apenas un mes y menos de diez días para que la ley de humedales no sea cajoneada y tenga la chance de ser tratada en el recinto del Congreso. ¿Estarán a la altura del debate los legisladores?

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario