ACTUALIDAD Gabriel Rubinstein > Sergio Massa > Twitter

MÁS LAVAGNA MENOS KICILLOF

Gabriel Rubinstein: "Sumarse a los K es ser un idiota"

Luego de días de misterio sobre el viceministro de Sergio Massa, el mercado pedía un macroeconomista. Finalmente, se supo que será Gabriel Rubinstein.

Fuentes oficiales confirmaron a diferentes medios -incluido Urgente24- que este viernes (5/08), el flamante ministro de Economía, Sergio Massa, informará al mercado que será Gabriel Rubinstein el viceministro o secretario de Programación Económica, como se lo designa formalmente.

Quienes siguen sus proyecciones/análisis sobre la macroeconomía, pueden verificar que en cada uno de los informes y las entrevistas es muy crítico de la gestión de Cristina Kirchner en sus 8 años y de Mauricio Macri.

En el caso de Macri, él insiste que "hizo todo mal porque aumentó las tarifas y no aprovechó eso para equilibrar las cuentas públicas".

En cuanto a CFK, para muestra solo hace falta un botón: "Ahora, lo notable del kirchnerismo es que esa economía la tenía Néstor Kirchner: un dólar único, superávit fiscal, superávit externo, dólar alto, salarios relativamente bajos, la economía crecía al 6% o 7%, la inflación era del 5% anual. Era una economía virtuosa. Ahora, se supone que Cristina no está contra Néstor", disparó el pasado domingo 31 de julio en TN.

Gabriel Rubinstein en Twitter: Furor por sus posteos y MG

En tanto, en Twitter comenzaron a hacer un seguimiento de sus Me Gusta, retuit y posteos.

Desde "sumarse al kirchnerismo para mi sería como decir 'soy un idiota'" hasta retuits de la presidenta del PRO, Patricia Bullrich, el exfuncionario de estrecha relación con el exministro Roberto Lavagna, furor en el microblogging del pajarito:

image.png
image.png
image.png
image.png
image.png
image.png
image.png
image.png
image.png
image.png
image.png
image.png
image.png

Qué piensa Gabriel Rubinstein

Luego de considerar que lo que se llamó como Efecto Massa estuvo acompañado por el comportamiento de los mercados emergentes a partir de las últimas medidas de la FED, Rubinstein subrayó que la llegada de Massa al Palacio de Hacienda fue interpretado como una señal al mercado de que hay un acuerdo político suficientemente sólido en el oficialismo "para que él despliegue". "Vino alguien con el poder político que no tenía Silvina Batakis", había elogiado en TN.

"No siempre se da así pero acá lo urgente y lo importante es lo mismo: terminar con el desequilibrio fiscal. Hay países que no tienen ese problema porque tienen capacidad de financiamiento. Argentina no tiene posibilidades de acceder al mercado internacional, no tenemos reservas, no tenemos capacidad de endeudamiento en pesos. Entonces, Argentina se quedó sin financiamiento. Cuando eso ocurre, no te queda más remedio que gasta solo lo que te entra, que era un poco la idea de Batakis", insistió.

"La inflación funciona como un impuesto y, más allá de la recaudación nominal porque depende de cómo tengas los gastos y si están indexados, el beneficio es que el ajuste ya existe, pero acá nosotros estamos en el ajuste no civilizado, que es cobrar grandes impuestos inflacionarios porque es más fácil políticamente. Entonces, cuando hablamos de que queremos menos impuesto inflacionario, también estamos diciendo que va a haber más impuesto en las tarifas, por ejemplo, o bajamos los gastos.

Por lo tanto, lo que tenés que decidir es una cuestión política no económica. Es decir, o le saco a todo el mundo con el impuesto inflacionario que, de hecho, los pobres lo pagan más porque es muy regresivo, o le saco directamente a alguien y eso tiene nombre y apellido: o le saco el plan social a tal o le bajo la jubilación al otro o le cancelo la obra pública a tal tipo o tengo que bajar las tranferencias a las provincias. Para eso está la política; para dirimir estas cuestiones y administrar", graficó.

"Yo calculé $6.000 por mes que cada argentino votante pone para pagar el impuesto inflacionario", simplificó en una charla muy interesante con los periodistas Paula García y Adrián Ventura.

Consultado sobre un tipo de cambio diferencial para exportadores, Rubinstein no dudó: "El núcleo de un programa tiene que ser el equilibrio fiscal y, una vez que lo logres, empezás a tener más capacidad de acción. Después, en la parte cambiaria puede pasar que vos tengas el plan A, B, C o D. Al final del camino, deberías unificar el tipo de cambio".

El consultor también sugirió que el plan del nuevo ministro "debería apuntar a una inflación mucho más baja". "No conformarse con el 4 o 5% mensual, ahí vas a teclear. Pero eso depende del ajuste fiscal", dijo.

Para Rubinstein, un ajuste fiscal "robusto" eliminaría la inflación porque "te garantiza que no va a haber nueva emisión y ahí empezás a ordenar la economía".

"Hoy es virtuoso hacer el ajuste fiscal que te permita eliminar la inflación, pero hay que ver si el gobierno lo ve de esa manera", dijo.

Según Rubinstein, en este momento se dan "las mejores condiciones" para un ajuste fiscal fuerte. "Hoy todos los beneficios económicos y políticos de darle a la maquinita no existen. Tenés una angustia muy grande y una situación muy complicada, y llegaste al colmo de tener que paralizar la producción por falta de insumos. El esquema que venía hasta ahora es de lo peor: es mucha inflación y recesión", explicó.

Más contenidos en Urgente24

¿Gabriel Rubinstein viceministro? Y hay interna por Energía

TyC Sports fue denunciado por discriminación en vivo

CFK compartirá su abogado con Massa: cuál es la primera denuncia del ministro

Traición: quien es la senadora de JxC que fue al acto de Massa

C5N: Periodistas "devaluados" y fuerte interna por el campo

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario