ACTUALIDAD > ANMAT > medicamento > Salud

¡ATENTOS!

"Falsificado": La ANMAT prohibió este medicamento

La ANMAT prohibió la comercialización y distribución de un medicamento por considerar que se trata de un producto "falsificado".

Se trata del "Anestésico local potenciado Atom 5, Elaborador N° 77698. MS y AS Res. 739/99 Uso externo- Venta libre Industria Argentina".

Según la ANMAT, “desde el punto de vista sanitario, se trata de un producto falsificado, y se desconoce su efectivo origen y composición, situación que resulta en un riesgo para la salud de la población ”.

En la Disposición se especifica que, todo comenzó cuando las autoridades secuestraron una serie de unidades de un local porteño, “presuntamente sin habilitación sanitaria”, en el marco de una causa caratulada como delito por la “venta, suministro o distribución de aguas o sustancias peligrosas para la salud disimulando su carácter nocivo”.

Así, cuando se realizó la consulta a la Dirección de Gestión de Información Técnica, se determinó que “no constaba el registro de habilitación” de dicho producto, ni de la empresa a la que se le atribuía su elaboración.

ANMAT.
La ANMAT determinó que el anestésico potenciado Atom 5 supone un riesgo para la salud.

La ANMAT determinó que el anestésico potenciado Atom 5 supone un riesgo para la salud.

¿Por qué prohibieron el medicamento?

La ANMAT indicó en la Disposición que, el producto POTENCIADO ATOM5 "no detalla ni siquiera los datos mínimos para ser un medicamento autorizado, como son: los componentes de la formulación, los datos del laboratorio elaborador, responsable técnico, dosificación, modo de conservación, entre otros datos indispensables".

Y agregó: "Aunque si se indican propiedades terapéuticas propias de un medicamento, entre las que se detallan 'desinflamante, elimina el dolor agudo en articulaciones, reuma, frío, golpes, esguinces, espalda, esfuerzos, desgarros, hematomas'".

No es posible determinar si las unidades fueron elaboradas en las condiciones que indica la ley y cuál es la verdadera composición; ni tampoco conocer si los insumos utilizados para su fabricación son aptos para la aplicación en humanos y cuáles son sus efectos reales. No es posible determinar si las unidades fueron elaboradas en las condiciones que indica la ley y cuál es la verdadera composición; ni tampoco conocer si los insumos utilizados para su fabricación son aptos para la aplicación en humanos y cuáles son sus efectos reales.

Por lo tanto, enfatizaron que, "no puede asegurarse su calidad, seguridad y eficacia; muy por el contrario, devienen en productos que revisten riesgo para la salud de los potenciales pacientes que desconociendo esta situación podrían encontrarse ante el supuesto de que se trata de medicamentos seguros".

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario