ACTUALIDAD FdT > JxC > La Libertad Avanza

CRISIS 2022

Divorcio en el FdT (fracasó la terapia de pareja)

El FdT todavía duerme en la misma casa pero no en la misma cama. Dicen que cada uno busca mudarse cuanto antes. Su crisis demora la de JxC.

Coalición que gana no gobierna (bien) parece resultar la constante y el FdT está para ratificarlo. Dado que su construcción es similar a la de JxC, el futuro es complicadísimo. ¿Se busca abogado o el divorcio será amistoso? ¿Es hora de mandar los papeles o esperar? ¿Formalizar la ruptura o postergarla? Y es lo que hace fuerte a La Libertad Avanza. Aquí algunos recortes dominicales:

camas separadas.jpg
Tarde o temprano hay que afrontar la realidad.

Tarde o temprano hay que afrontar la realidad.

Oberdán Rocamora, el mejor redactor de Jorge Asis:

"(...) En el país psiquiátrico corresponde la calma racional de la diplomacia interna. Turno del apaciguamiento.

El amontonamiento del Frente de Todos contiene dos bandos que se movilizan por la pasión de confrontar.

Se ventilan datos psiquiátricos: a Alberto, El Poeta Impopular, no le responde el teléfono ni el secretario de La Doctora.

Otro dato alude a la euforia después de la votación del Senado. Alberto irradia irresponsable alegría.

Lo deleita la derrota de La Doctora, causante exclusiva de su existencia política.

Circulan ideas impunes transformadas en expresiones de venganza. “Pisar” los fondos para la provincia del pecado.

“Se acaba la guita para Axel, no ve un mango más”.

Axel, El Gótico, había alentado al diputado orgánico para que aceptara modificar el voto por pedido de La Doctora.

En efecto, Daniel Gollán, Platita, pasaba de fundamentar el apoyo a abstenerse.

“Si lo pide ella hay que hacerle caso”, contó Gollán -que le dijo Axel- a otros colegas (que confidencialmente alertaron a Alberto).

“Pero pisar la plata de la provincia por eso es un capricho”.

Por suerte, Alberto no es como Néstor, El Furia, “un duro en el arte de arrugar”.

Alberto es el perverso que “arruga inmediatamente después de decidir”.

Como con Vicentín, Alberto retrocede. Entonces habrá fondos para la provincia del pecado.

También fluirá la plata convertida en leche de pauta para el Grupo Octubre, de Víctor Santamaría, Líder del Peronismo de Consorcio.

Alberto amagó con congelar la leche de pauta por la concepción «machirula» de responsabilizarlo por el voto (en contra) de la señora diputada Gisela Marziotta.

La rigurosa periodista se impone como antecedente legislativo de la señora Carolina Losada, Modelo de Rosario.

Y ambas damas -Marziotta y Losada-, figuran a su vez como antecedentes de la señora Gabriela Cerruti, La Porte Parole, periodista atrevida formada en la Escuela de Telerman, El Barítono.

“Alberto en el fondo es un buen pan de leche, y al Portero no lo quiere c…”, confirma la Garganta.

«El gobierno financia su propio esmerilamiento, paga fortunas en los grandes medios para ser basureado».

Pero el Peronismo de Consorcio se distiende y en el Página 12 adicto impera otra vez el optimismo ideológico cargado de futuro. (...)".

Gisella Marziotta dura contra Rodriguez Larreta
Gisella Marziotta ¿consultó o no a Víctor Santa María?

Gisella Marziotta ¿consultó o no a Víctor Santa María?

El dolor

Hablando de periodismo de consorcio, Mario Wainfeld en el diario Página/12, del Grupo Octubre / Víctor Santa María, con el dolor de un columnista militante que encuentra que hay esquirlas por todos lados en el monoambiente:

"(...) La interna y la unidad: La coalición oficial se construyó para impedir la reelección de Macri. La acechanza actual es el regreso a la Casa Rosada de alguna figura de JpC. Anticiparla, combatirla con armas lícitas, es un desafío para el conjunto del FdT que atraviesa su peor momento.

La coalición nunca conformó un espacio ajeno a los institucionales, a la gestión misma, para discurrir sus diferencias, discutir sobre “política”, juntar a los principales referentes.

El método, recurrente en diferentes administraciones desde 1983, muestra sus hilachas. Se agravan la diferencias, añejadas desde diciembre desde 2019 y aumentadas desde la renuncia del diputado Máximo Kirchner a la presidencia del bloque.

El medio, con frecuencia, es el mensaje. Las recriminaciones o cuestionamientos se lanzan al espacio público mediante comunicados, cartas o sencillos tuits. Sube el volumen de las acusaciones y su asiduidad. Ya no solo se critica al compañero o compañera de equivocarse: cunden imputaciones sobre mala fe o complicidad.

La crítica del secretario de Energía Darío Martínez al ministro de Economía Martín Guzmán por haber dispuesto restricciones presupuestarias asfixiantes se propagó en un medio opositor. En condiciones normales debió ser una discusión dentro de un equipo. Sin conocer detalles, este cronista no señala quién fue el responsable del cortocircuito aunque sí resalta la inconveniencia de tantas polémicas a plena luz jugando de visitante. Son maná para los adversarios políticos o los enemigos que también existen y rondan en círculos cual aves de rapiña.

Los intercambios sonoros o escritos se potencian puertas adentro. Los que convocan a la ruptura total de un lado. Los que inducen a “Alberto” para que los “eche a todos”. O a tal o cual funcionario díscolo. Uno es reacio al género chusmeril, a “Intrusos en el espectáculo político”. Tiene pocas ganas de azuzar el furor intestino o revolear nombres propios. Señalar el problema y el peligro común es, en cambio, imprescindible.

Claro que la unidad no tendría razón de ser sin una política que justificara la supervivencia del Frente de Todos. Pero es condición necesaria para que se intente el relanzamiento del Gobierno, el cumplimiento de su compromiso de capitalizar la oportunidad (estrecha mas no nula) que abren dos años sin pago de dólares al Fondo, con ciertos márgenes para diseñar una política económica de sesgo nacional y popular. (...)".

ricardo-feletti.jpg
Mario Wainfeld pide "una política económica de sesgo nacional y popular" como eje de la reconciliación. O sea Roberto Feletti ministro. No entendió nada el Grupo Octubre.

Mario Wainfeld pide "una política económica de sesgo nacional y popular" como eje de la reconciliación. O sea Roberto Feletti ministro. No entendió nada el Grupo Octubre.

Ay Gabi Cerruti

Horacio Verbitsky también se descubre incómodo en El Cohete a la Luna (quizás estaría mejor orbitando en el espacio). ¿Habrá que elegir entre la pauta publicitaria / sponsoreo y las convicciones o simpatías? En concreto, la revolución no ocurrió ni sucederá:

"(...) Es ostensible que no se trata de cuestiones personales, sino de diferencias políticas profundas. Exactamente al revés de lo que pregona la portavoz presidencial, Gabriela Cerruti.

El Poder Ejecutivo sintió alivio al comprobar que una amplia mayoría refrendó en ambas cámaras del Congreso el acuerdo con el FMI y observó al kirchnerismo como una disidencia minoritaria. Impulsado por sectores de la oposición y por los medios que desde el día uno intentaron dinamitar la relación con la vicepresidenta, fantasea con una nueva relación de poder que le permita independizarse. Para ese tipo de ensoñaciones nuestra bella lengua tiene una expresión acuñada en su infancia campesina: tomar el rábano por las hojas.

Durante la discusión de la semana anterior en la Cámara de Diputados, un colaborador de Cristina dialogó con un legislador que había anticipado su voto positivo.

—No quiero ser responsable de que todo salte por los aires dentro de cinco meses— argumentó el diputado.

—Con el Fondo o sin el Fondo, todo va a saltar dentro de un mes— fue la respuesta que lo enmudeció.

A disgusto y con muchas dudas, cambió su voto positivo.

Esos son los términos de un debate que es imposible zanjar hoy. El Presidente está convencido de que firmó una tregua con el FMI, que le dará tiempo al país para crecer y, a su tiempo, pagar. Cristina piensa que es un pacto suicida, que agravará la crisis sobre los hombros de los más vulnerables. Él se ilusiona con su proyecto reeleccionario en 2023. Ella da por perdidas las elecciones del año próximo y piensa en el mes que viene. Es la misma discrepancia que tuvieron antes de las elecciones primarias de hace seis meses: Alberto confiaba en un resultado favorable y Cristina estaba segura de lo contrario. Si perdimos con 10% de crecimiento y sin FMI, ¿cómo podríamos ganar ahora?, pregunta. Que haya tenido razón entonces, no significa que la tenga también ahora.

(...) CFK cree que la victoria electoral no depende de la unidad de los dirigentes sino de cómo le va al pueblo. Esas visiones contrapuestas se reiteran al evaluar la sanción legislativa: el entorno presidencial y la trifecta mediática celebran que lo que han bautizado como cristicamporismo no haya arrastrado ni a la mitad de los bloques de cada cámara. En la otra orilla desdeñan ese álgebra parlamentaria y confían en el arraigo popular de sus planteos, que podrán acrecentarse si se cumplen sus pronósticos sobre los efectos de lo que despectivamente llaman Pacto. La adhesión del pueblo no es su único activo: incluso dentro de las filas del Grupo Callao abundan integrantes, hijos y parejas que no admiten el enfrentamiento con Cristina que otros atizan.

(...) Cristina supone que si sus vaticinios son certeros, Martín Guzmán volverá a la academia, Matías Kulfas encontrará empleo en una consultora, Miguel Pesce irá a un banco privado, Vilma Ibarra a un estudio jurídico o al departamento legal de una empresa, Alberto a su cátedra y los paneles de televisión, mientras que todas las furias del liberalismo reciclado o del fascismo neo en auge se dirigirán en contra de ella y de su familia, esos oscuros objetos de deseo. (...)".

Gabriela Cerruti.jpg
Gabriela Cerruti: Horacio Verbitsky manda mensajes (ella le dedicó un libro alguna vez, hoy quizás ni un tuit).

Gabriela Cerruti: Horacio Verbitsky manda mensajes (ella le dedicó un libro alguna vez, hoy quizás ni un tuit).

De Oscar Parrilli a Juan Pablo Biondi

Similar equilibrio intenta -la esperanza es lo último que se pierde- Roberto Navarro, desde El Destape Web. Pero luce difícil según su columnista Nicolás Lantos:

"(...) On the record todavía se habla de unidad pero cuando se apagan los micrófonos todos los análisis dan por entendido que tarde o temprano, pero siempre antes de las próximas elecciones, el quiebre va a consumarse.

El problema es que para las elecciones falta, en realidad, demasiado poco. La deriva errática del gobierno nacional estimula planes de desmarque en casi todas las provincias. La primera medida en cada uno de ellos es desdoblar los comicios para concentrarse en las batallas locales. Es probable que algunos distritos elijan sus autoridades tan pronto como en marzo del año que viene, lo que implica primarias en enero, campaña durante las fiestas, cierre de listas y de alianzas para la primavera, ahora en apenas seis meses. La dinámica política se encarga del resto: cada declaración, cada posteo en las redes sociales, resuenan como el tic y el tac de una bomba de tiempo que parece a punto de estallar pero tiene el reloj apagado. No hay forma de saber cuánto falta. Puede explotar de un momento a otro. Tic. Tac. Tic. Tac.

El extenso mensaje que insertó el senador Oscar Parrilli en las actas de la sesión del jueves pasado, en la que se aprobó la autorización para un nuevo programa con el FMI, fue confeccionado bajo la supervisión estricta de CFK. No cuesta encontrar en algunas líneas de ese documento el tono que podría tener una carta de la vicepresidenta si volviera a elegir el género epistolar. Es, hasta acá, la mejor fuente que tenemos para conocer lo que piensa. Sobre el rumbo económico del gobierno dice Parrilli que “ha dado claramente muy malos resultados” porque “no sirvió como ancla inflacionaria, tampoco se cerró la brecha cambiaria, las expectativas negativas y las presiones devaluatorias aún continúan”. La evaluación sobre la performance en esta materia es uno de los puntos en los cuales no hay coincidencia, pero de ninguna manera el único.

Otro reproche a Fernández pasa por las operaciones de prensa contra la vice que tienen origen en la Casa Rosada. La salida de Juan Pablo Biondi de su cargo formal como vocero presidencial no significó el final de su vínculo con el presidente ni de las estocadas contra ella en medios de prensa opositores, pero en el kirchnerismo ahora apuntan más arriba, mencionando con nombre propio a varios ministros del gobierno como los responsables directos de hacer circular noticias falsas que echan fuego a la interna. Esas sospechas en algunos casos están fundadas pero nadie puede jactarse de mear agua bendita: esta semana, cuando el secretario de Energía, Darío Martínez, decidió filtrar a la prensa una carta que golpeaba al ministro de Economía, Martín Guzmán, bajo su línea de flotación, no lo hizo a través de Tiempo Argentino ni de El Destape.

El tercero, más discutible, es la sospecha de un acercamiento, actual o eventual, entre Fernández y algunos sectores de Juntos por el Cambio. Ponen el foco, particularmente, en el gobernador de Jujuy, Gerardo Morales, el victimario perfecto. Independientemente de la veracidad sobre las especulaciones, parece improbable que ningún dirigente opositor se arrime al gobierno mientras se discute una agenda de suba de retenciones y mayores controles de la actividades económicas estratégicas, temas a los que la derecha le tiene alergia. Como corolario, en el kirchnerismo recelan de la convocatoria a una PASO para dirimir las candidaturas en 2023 porque consideran que el sector más cercano al presidente, después de una posible derrota en la interna, preferirían volver a acercarse a la derecha antes que encolumnarse detrás de CFK. (...)".

El nuevo Secretario de Energía Darío Martínez
Secretario de Energía Darío Martínez: le reprochan no haber utilizado 'la Cadena oficiosa' para ventilar sus diferencias.

Secretario de Energía Darío Martínez: le reprochan no haber utilizado 'la Cadena oficiosa' para ventilar sus diferencias.

-------------------

Otras noticias en Urgente24:

Es prioridad: Otoño cálido, invierno mínimo y alto el fuego

Blablá Blablablá Blablá (Alberto Fernández y la inflación)

La CSJN no cree ni en Gustavo Belocopitt ni Pablo Herman

El regreso a la Luna se aproxima y la NASA brindó detalles

Exclusivo: Plan Semanal Hipocalórico - Día 5

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario