EL CASO DE LAS TRANSFERENCIAS

Casación confirmó el sobreseimiento de Arribas

El máximo tribunal penal declaró "inadmisible" un recurso presentado por la fiscalía anticorrupción para reabrir el caso. Los jueces coincidieron en que al momento de que ocurrieran los hechos denunciados Arribas no era funcionario público, lo que deslegitima el pedido.

La Cámara de Casación ratificó este viernes el sobreseimiento del jefe de la AFI, Gustavo Arribas, en la causa en lo que se lo investigaba por presuntas tranferencias en concepto de coimas que la brasileña Odebrecht hizo en 2013 a una cuenta del entonces empresario futbolítico en Suiza.

Arribas había sido sobreseído en primera instancia por el juez Rodolfo Canicoba Corral. En la Cámara Federal, el fiscal Germán Moldes desistió de impulsar la acción penal, y el tribunal convalidó el pedido. El caso había quedado virtualmente cerrado hasta que la fiscalía anticorrupción elevó un pedido de reapertura a la Casación, que desestimó el recurso.

El fallo de la Sala III declaró "inadmisible" el recurso por unanimidad con las firmas de los camaristas Juan Carlos Gemignani, Eduardo Riggi y Ángela Ledesma. Los jueces coincidieron en que al momento de que ocurrieran los hechos denunciados Arribas no era funcionario público, lo que deslegitima el argumento de la Procuraduría de Investigaciones Administrativas para reabrir la causa.

La causa contra Arribas se inició a partir de una denuncia de Elisa Carrió tras la publicación en el diario La Nación de la declaración de Leonardo Meirelles, un operador financiero que se encargaba de direccionar sobornos de Odebrecht a través de una empresa fantasma.

Meirelles, condenado por el Lava Jato, declaró en Brasil -en calidad de delator premiado- que a través de 5 transferencias depositó unos US$600 mil a la cuenta de Arribas, antes que Odebrecht consiguiera la adjudicación del soterramiento del ferrocarril Sarmiento. Odebrecht luego admitió que pagó unos US$35 millones en coimas para conseguir obras en la Argentina.

Arribas reconoció una única transferencias, por US$70 mil, por la venta de muebles de su casa en Brasil. La Unidad de Información Financiera (UIF), por su parte, presentó un documento a la Justicia acreditando que el jefe de los espías no recibió transferencias sospechosas. Con esos elementos, Canicoba Corral sobreseyó a Arribas, decisión que convalidó el tribunal de apelaciones.

Pero luego, Meirelles declaró ante fiscales argentinos que hizo 10 transferencias a Arribas por un total de US$800 mil. Con ese nuevo dato, la fiscalía anticorrupción solicitó la reapertura de la causa ante la Cámara de Casación , que este viernes desestimó la presentación.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario