Uruguay > Luis Lacalle Pou > Alejandro Astesiano

MALDITA GRIETA

Uruguay debate pasaportes falsos y jefe de Seguridad preso

Uruguay en la Grieta: el Gobierno intentó quitarse el tema de encima y la oposición apuntó a involucrarlo. Todo confuso y ninguna precisión.

El debate legislativo puede aportar mucho a la confusión general, y eso sucedió en Uruguay horas atrás: al Frente Amplio, hoy opositor, sólo le interesaba llegar hasta el presidente Luis Lacalle Pou, cuyo custodio de confianza, Alejandro Astesiano, se encuentra detenido por integrar una organización ilegal de venta de pasaportes adulterados a ciudadanos rusos; y a la coalición gobernante sólo le importaba zafar a Lacalle Pou y afirmar que esto había comenzado cuando gobernaba el Frente Amplio.

En definitiva: el Congreso no trabajó en cómo impedir que vuelva a ocurrir o cómo mejorar la legislación que, quizás, no es la más adecuada para la certificación de identidad de personas, sino que fue la caja de resonancia de especuladores políticos que sólo iban por agua para su molino.

Por ejemplo, hay que establecer un protocolo distinto y riguroso a seguir para verificar los antecedentes porque con Astesiano ocurrió un error que ya había sucedido en otros casos escandalosos: no figuran los procesamientos anteriores. Consultar al Sistema de Gestión de Seguridad Pública y no al Departamento de Legajos de la Dirección de Policía Científica, puede terminar en una tragedia. Y debería estar penalizado el error o la omisión.

De lo contrario, es baja la credibilidad en la democracia representativa para resolver los problemas de la gobernabilidad... siga siga el baile, al compás del tamboril....

Acerca de la estrategia seguida en la jornada por el Frente Amplio, ¿cuántos votos sumó si los comicios fuesen hoy? Es muy probable que, en la confusión, nadie consiguió nada, y eso favorece al Gobierno.

https://twitter.com/pachasanchez/status/1580294554921897984

Este miércoles 12/10, pasadas las 15:00, hora de Montevideo, comenzó la sesión del Senado, con la interpelación al ministro del Interior, Luis Alberto Heber; el prosecretario de Presidencia, Rodrigo Ferrés; y el director de la Secretaría de Inteligencia, Álvaro Garcé, acerca del caso de Alejandro Astesiano.

El senador del Frente Amplio (FA), Alejandro Sánchez, inició la ronda de preguntas sobre el accionar del gobierno para la designación del exjefe de la custodia presidencial, detenido e imputado días atrás por 3 delitos vinculados a la entrega de pasaportes falsos.

Sánchez no intentó profundizar en el tema sino imputar al Ejecutivo del 4to. piso de la Torre Ejecutiva, afirmando que se había instalado "una banda criminal” liderada por Astesiano. Buen ataque pero inútil porque quedó en pirotecnia oral, recibiendo un contraataque similar.

El debate

https://twitter.com/Mario_Bergara/status/1580298288355426304

Lo más interesante de Sánchez fue, porque es totalmente cierto, mencionar la omnipotencia del Presidente, quien rechazó todas las advertencias sobre malos antecedentes de Astesiano:

  • estuvo preso en la cárcel de Las Rosas en 2013, cuando el director del Instituto Nacional de Rehabilitación ya era Luis Mendoza, quien sigue en el cargo; y
  • Álvaro Garcé -hoy secretario de Inteligencia– era comisionado parlamentario. La información no podía escasear.

Sánchez sostuvo que Lacalle Pou no podía ignorar, conociendo a Astesiano desde 23 años antes, su historial delictivo. Y estuvo muy bien lo de Sánchez hasta ahí pero fue un error hacer foco en lo que no podía probar: "Astesiano es más grande de lo que creemos y que vemos la punta del iceberg".

Desde Presidencia se abrieron las puertas de par en par al crimen organizado, montándose un esquema de corrupción para dar pasaportes para actividades ilegales a nivel internacional. Desde Presidencia se abrieron las puertas de par en par al crimen organizado, montándose un esquema de corrupción para dar pasaportes para actividades ilegales a nivel internacional.

El retruque

El ministro Heber, dirigente del Partido Nacional (PN) y vinculado al padre del Presidente, el ex presidente Luis Alberto Lacalle Herrera, estaba presente por un motivo: según Lacalle Pou, fue quien lo relacionó con Astesiano, porque el detenido trabajaba para Heber, político veterano, decidido a negarlo todo tal como quien desmiente una infidelidad conyugal junto a su amante embarazada de 8 meses.

Heber comenzó diciendo que “no hubo inmunidad ni impunidad” en torno al excustodio presidencial: “Rechazamos que hubiera una organización delictiva en Torre Ejecutiva”.

Luego atacó al Frente Amplio invocando el viejo lema "Mal de muchos, consuelo de tontos" (todo indica que Heber prefiere parecer tonto antes que corrupto), y entonces dijo: “Esto no empezó con Astesiano”, continuó, y agregó que en 2013 ocurrió el primer caso de intento de sacar cédula y pasaporte de un ruso presentándose como hijo de uruguayos.

Heber dijo que la organización integrada por rusos comenzó a funcionar en el año 2013.

“Se detecta un caso de un ruso con dos padres, uno ruso y otro uruguayo, y una madre. Lo detectó la Dirección Nacional de Identificación Civil, pretendiendo sacar una cédula y un pasaporte, que fue rechazado”.

Según una hoja que mostró Heber en el Parlamento, Identificación Civil “tuvo una carta de Presidencia pidiendo ese pasaporte”.

“¿Qué podemos decir a esto? Fue apurando el expediente del pasaporte falso. ¿Saben quién pidió apurar? La secretaria del presidente Mujica, María Minacapili, añadió.

Quien emitió ese texto fue el ruso Alexey Slivaev, acusado como uno de los principales miembros de la banda.

La dirección de contacto que da Slivaev es Colonia 920, el estudio del escribano Álvaro Fernández, quien hoy está preso por ser parte de la organización. “¿Cómo va a decir que se instaló en el 4to. piso?”, se preguntó Heber.

Sánchez respondió que el ministro omitió leer la carta, donde no se solicita nada por parte de Presidencia, motivo por el cual Heber tenía "mala leche" y sólo quería complicar el debate.

Heber siguió: “¿Cómo se va a decir que se instaló en la Torre Ejecutiva una organización criminal por parte de Astesiano?”, y reiteró que el funcionamiento delictivo de esta red para la entrega de pasaportes falsos venía “desde 2013”, y hasta 2019 (cuando asumió Lacalle Pou) “se hicieron 140 pasaportes falsificados”, mientras que “en 2020 y 2021 se hicieron, lamentablemente, 55”.

La estadística fue sobre los trámites de pasaportes en el extranjero, mientras que en la DNIC (en Montevideo) “se gestionaron 23 pasaportes entre 2013 y 2019, y ninguno entre 2020 y 2021”.

El subsecretario del Interior, Guillermo Maciel, afirmó que “desde lo jurídico y técnico esta persona [Astesiano] no tiene antecedentes de la Justicia desde 2005, cuando cerró la causa [por la que estuvo preso] por la extinción del delito por la suspensión condicional de la pena. Es un primario legal y no un primario absoluto”.

También dijo que “los antecedentes judiciales no incluyen la indagatoria”, en referencia a que Astesiano tenía más de 20 anotaciones policiales y 30 indagatorias.

Ausencia

En el oficialismo brilló por su ausencia el senador Guido Manini Ríos, líder de Cabildo Abierto, partido que integra la coalición gobernante. Él tuvo la excusa perfecta: el acto por el 197º aniversario de la Batalla de Sarandí, en Florida.

De los 2 senadores de Cabildo Abierto (CA) que asistieron al plenario –Guillermo Domenech y Eduardo Lust, suplente de Raúl Lozano–, ambos prefirieron pasar desapercibidos.

En el ida y vuelta en el plenario, el senador Óscar Andrade recordó que Garcé señaló que sí informó al Presidente del legajo de Astesiano, por lo tanto, cuando Lacalle Pou dijo en conferencia de prensa que “si hubiera tenido algún indicio no lo hubiera elegido”, en realidad, “no dijo la verdad”.

Luego Andrade arremetió contra Haber:

La segunda línea argumental [de Heber] es que ya existía el crimen antes de Astesiano. Y sí, chocolate por la noticia. El problema fue que a ese cuadro, que capaz que era de la B, le dieron a [Lionel] Messi: un contacto que venía de trabajar en la DNIC, había sido policía y tenía un prontuario profundo, desde la Torre Ejecutiva. Esto es lo que estamos diciendo, no si el origen del delito fue en marzo de 2020 o con Astesiano. Entonces, nos responden con el FA, es insólito. ¿Qué le falta decir al gobierno? Que si el FA no hubiera terminado la Torre Ejecutiva [se inauguró en 2009] no habría delincuentes dentro de la Torre Ejecutiva. Hay que hacerse cargo de una decisión absurda. La segunda línea argumental [de Heber] es que ya existía el crimen antes de Astesiano. Y sí, chocolate por la noticia. El problema fue que a ese cuadro, que capaz que era de la B, le dieron a [Lionel] Messi: un contacto que venía de trabajar en la DNIC, había sido policía y tenía un prontuario profundo, desde la Torre Ejecutiva. Esto es lo que estamos diciendo, no si el origen del delito fue en marzo de 2020 o con Astesiano. Entonces, nos responden con el FA, es insólito. ¿Qué le falta decir al gobierno? Que si el FA no hubiera terminado la Torre Ejecutiva [se inauguró en 2009] no habría delincuentes dentro de la Torre Ejecutiva. Hay que hacerse cargo de una decisión absurda.

Insólito

Ocurrieron estupideces también, tal como la de Ferrés.

El senador Sánchez había dicho que Astesiano era el jefe de la Seguridad Presidencial.

Y el prosecretario presidencial Ferrés tomó la palabra:

Nunca fue el jefe de la Seguridad Presidencial. Por una razón muy sencilla, hasta jurídica si se quiere. El Servicio de Seguridad Presidencial es algo que surge en 2005 en la primera administración del FA y está subordinada a la Prosecretaría de la Presidencia de la República. Pero no se puede nombrar a un civil jefe del Servicio de Seguridad Presidencial, según el artículo 4 del decreto 106 del año 2006. Ese articulado dice que [el cargo] será ejercido por un oficial jefe o superior del escalafón ejecutivo de la Policía Nacional. Nosotros asignamos al comisario mayor Ricardo Martínez como jefe del Servicio de Seguridad Presidencial. Nunca fue el jefe de la Seguridad Presidencial. Por una razón muy sencilla, hasta jurídica si se quiere. El Servicio de Seguridad Presidencial es algo que surge en 2005 en la primera administración del FA y está subordinada a la Prosecretaría de la Presidencia de la República. Pero no se puede nombrar a un civil jefe del Servicio de Seguridad Presidencial, según el artículo 4 del decreto 106 del año 2006. Ese articulado dice que [el cargo] será ejercido por un oficial jefe o superior del escalafón ejecutivo de la Policía Nacional. Nosotros asignamos al comisario mayor Ricardo Martínez como jefe del Servicio de Seguridad Presidencial.

Él agregó que en 2010 fue designada una persona para ese cargo de “forma irregular”.

Sánchez divulgó documentos y resoluciones firmadas por Astesiano como jefe de Seguridad Presidencial.

El prosecretario de la Presidencia, el señor Ferrés, nos miente en la cara, le miente al Parlamento diciendo que Astesiano no era el jefe de Seguridad Presidencial. Tengan respeto por el pueblo que quiere conocer la verdad. El prosecretario de la Presidencia, el señor Ferrés, nos miente en la cara, le miente al Parlamento diciendo que Astesiano no era el jefe de Seguridad Presidencial. Tengan respeto por el pueblo que quiere conocer la verdad.

También el senador Mario Bergara publicó una resolución de la Prosecretaría de Presidencia firmada por Ferrés, en el marco del viaje del presidente Luis Lacalle Pou al Congo en diciembre de 2021, en el que se menciona como parte de la comitiva a Astesiano como “el señor jefe de Seguridad Presidencial”.

Heber salió en defensa del prosecretario: “No es una resolución la que determina el cargo que ocupa el señor Astesiano. Es el decreto por el cual se lo designó”, dijo el ministro, y destacó entonces que Ferrés “no admite que se le diga que mintió en el Senado porque no mintió en el Senado, dijo la verdad (...) una resolución no es el decreto de designación (...)". Blablablá.

-----------------

Más contenido en Urgente24

Patricia Bullrich y el adiós de Javier Milei

Hugo Yasky: "No hay que hablar con Alberto"

¿Dujovne le arma un programa económico a Macri?: La respuesta del exministro

Dólar turista vs. dólar blue: Ojo al pagar la tarjeta de crédito y chau avivadas de agencias de viaje