OMNI viruela > Europa > vacuna

LA MISMA HISTORIA

Sin vacuna, fármacos ni test para viruela símica: Los tienen los ricos

Al igual que con el COVID, los países de ingresos altos se apropiaron de las vacunas cuando comenzó el brote de viruela del mono, sin dejar nada para los demás.

“No tenemos nada, a pesar de que somos el país con uno de los números más altos de casos” de viruela del mono, lamentó el doctor Alberto Mendoza desde la clínica de VIH donde trabaja en Lima, Perú. Ni el medicamento antiviral ni la vacuna que se utilizan contra la enfermedad en Estados Unidos y Europa están disponibles en el país latinoamericano.

Tampoco tienen suministros otras naciones gravemente afectadas, como Brasil que tiene cerca del 10% de los casos del mundo, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), ni los países de África occidental y central que han luchado contra brotes durante décadas.

La distribución de vacunas y tratamientos se centraron en Estados Unidos y Europa, donde los suministros ya se redujeron y hasta agotaron.

El virus está afectando a más de 100 países, la gran mayoría sin vacuna o tratamiento debido al costo prohibitivo y porque las naciones ricas compraron la mayoría de las dosis disponibles.

Según The New York Times (NYT), algunos grupos de salud pública están criticando a la OMS por no garantizar una estrategia rápida respecto al acceso equitativo a test, tratamientos y vacunas, tras declarar la viruela símica una emergencia de salud pública de interés internacional el 23 de julio.

Incluso es difícil saber la cantidad de personas que tienen la infección porque muchos países carecen de la capacidad para diagnosticar la enfermedad, que se realiza con una prueba de PCR.

“No tenemos acceso a las pruebas en África y no sabemos dónde están los casos, por lo que no se puede usar eso como base para las decisiones sobre el uso de los recursos”, dijo a NYT el doctor Boghuma Titanji, profesor de medicina en la Universidad de Emory que fue parte de un equipo de respuesta a un brote de viruela del mono en 2018 en su Camerún natal.

La mayoría de las personas que mueren de viruela del simio son africanas.

image.png

La vacuna

Si bien no existe una vacuna específica para la viruela del mono, los datos de los ensayos con primates no humanos sugirieron que las vacunas contra el virus de la viruela también podrían prevenir la transmisión.

La vacuna contra la viruela Jynneos fabricada por la empresa danesa Bavarian-Nordic es la más fácil de administrar de varios inoculantes contra la viruela y tiene la menor cantidad de efectos secundarios.

La empresa tenía aproximadamente 16 millones de dosis, pero la mayoría eran propiedad de Estados Unidos que contribuyó con el financiamiento como estrategia de defensa después del 11 de septiembre, cuando los funcionarios temían que la enfermedad sea utilizada como arma biológica.

El antiviral

El fármaco antiviral tecovirimat, comercializado en los Estados Unidos como Tpoxx, fue probado en humanos y su eficacia contra la viruela símica se experimentó en primates.

Actualmente se están realizando dos ensayos clínicos en humanos, el primero de los cuales debería informar datos a principios del próximo año. La falta actual de datos en personas significa que la OMS no puede realizar el típico proceso de precalificación que ayuda a los países a acelerar la autorización de un medicamento.

“El pecado original de toda esta pandemia es que podríamos haber probado estas cosas en países endémicos, y ahora tendríamos los datos”, dijo el doctor Ranu Dhillon, experto en enfermedades infecciosas de la Facultad de Medicina de Harvard.

image.png

Los test

Desarrollar y fabricar una prueba de diagnóstico rápido que se pueda usar en entornos clínicos en países de bajos ingresos debe ser ahora una prioridad máxima, dijo Dhillon. “La detección temprana es la oportunidad de interrumpir la transmisión”.

No obstante, el papel de la viruela como amenaza potencial de armas biológicas ha complicado la respuesta mundial a la viruela del simio, explica NYT.

“Hay límites a la transparencia con los datos sobre las reservas de vacunas y tratamientos, que se consideran problemas de seguridad nacional, y el acceso a las intervenciones biomédicas está controlado por expertos en defensa en lugar de expertos en salud pública”, sintetiza el medio estadounidense.

Más contenido en Urgente24:

4 tenedores libres imperdibles en Buenos Aires

¡Incendio en Instagram de Bárbara Diez! K, M y L carpetean

Expectativa de aumento de la tasa de interés en 550 pbs

Qué feriados hay en septiembre 2022

Horacio Pagani y Distasio, casi a los golpes: "La con... de tu madre"