OMNI azúcar en sangre > luz > sueño

¿LO SABÍAS?

Este simple hábito al dormir está alterando tu azúcar en sangre

En un ensayo, 20 personas durmieron a oscuras la primera noche. La segunda, la mitad durmió con luz. Esto es lo que se descubrió sobre el azúcar en sangre.

El televisor prendido, la lámpara de la mesa de luz encendida o la persiana levantada durante la noche puede perturbar el sueño lo suficiente como para alterar la forma en que el cuerpo mantiene el azúcar en sangre dentro de un rango saludable.

Así lo demostró un pequeño ensayo: incluso una noche que se pasó durmiendo en una habitación con luz encendida, fue suficiente para que los participantes tuvieran un control ligeramente peor de la glucosa a la mañana siguiente.

Otros estudios previos habían encontrado que las personas que duermen con más luz tienen más probabilidades de tener sobrepeso o diabetes tipo 2. Pero aún no se sabía si era la causa de los problemas de salud o una correlación.

Ahora, el estudio dirigido por Phyllis Zee de la Universidad Northwestern en Chicago (USA) sostiene que la conexión es causal.

image.png

Sueño a oscuras

El equipo pidió a los 20 voluntarios sanos que pasaran dos noches en su laboratorio del sueño.

Durante la primera noche todos los participantes durmieron en una habitación muy oscura.

En la segunda, la mitad durmió con un nivel de iluminación de 100 lux (unidad de medida que determina la cantidad de luz proyectada sobre una superficie) equivalente a tener encendida la televisión, la lámpara de la mesita de luz o que la claridad de la calle pase a través de las cortinas.

Cuando fue de mañana, el equipo de Zee investigó el control del azúcar en sangre de todos los voluntarios, mediante dos pruebas comunes de insulina, la principal hormona involucrada en la regulación de los niveles de glucosa.

Las personas que durmieron en la habitación con poca luz en la segunda noche tuvieron un control del azúcar en la sangre ligeramente peor que en la primera noche, cuando la habitación estaba casi a oscuras.

“Creían que habían dormido bien, pero tu cerebro sabe que las luces están encendidas”, explicó Zee.

Por último, quienes pasaron dos noches en condiciones de oscuridad tuvieron poca diferencia en el control del azúcar en la sangre.

image.png

Fuente: New Scientist

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario