OMNI tabaco > células > cigarrillo

DE LA BOCA AL CEREBRO

Día Mundial Sin Tabaco: Los 4 principales daños al cuerpo

El cigarrillo daña los tejidos y células desde su ingreso al cuerpo a través de la boca, hasta los pulmones y las neuronas. Pero abandonar el tabaco es posible.

Todas las células que forman los tejidos, órganos y sistemas en el cuerpo humano son sensibles a los efectos de agentes externos tóxicos. El cigarrillo contiene muchos, aunque comúnmente se identifica al alquitrán. Por eso, hoy, en el Día Mundial Sin Tabaco, la OMS enfatiza que la sustancia mata cada año a más de 8 millones de personas y además destruye el ambiente.

Una vez que el humo ingresa al organismo, estos son los principales cuatro efectos demostrados por la ciencia sobre las células, según un artículo en The Conversation:

https://twitter.com/ONU_es/status/1531444852017225728

Boca y faringe

Las primeras células que reciben el humo del cigarrillo son las de la boca, la nariz y la garganta. Las hasta 50 sustancias carcinogénicas se diluyen rápidamente en la saliva y los fluidos nasales.

De este modo, llegan prácticamente a todas las células del epitelio de la boca, la nariz y la garganta, según explicó el autor Guillermo López Lluch, catedrático de Biología Celular en la Universidad Pablo de Olavide (España). Los principales efectos son el daño oxidativo, la muerte celular y mutaciones que pueden desencadenar cáncer.

Por esta razón, fumar es uno de los factores de riesgo más importantes en el octavo tipo de cáncer más mortal, el cáncer oral.

Además, la sustancia induce cambios en las funciones del sistema inmunitario que agravan la respuesta a infecciones, también relacionados con una mayor predisposición al cáncer.

Finalmente, el cigarrillo genera la pérdida de las capacidades olfativas y gustativas, manteniendo un sabor amargo casi continuo en la boca.

Pulmones

Los daños más evidentes del tabaco son a nivel pulmonar y es sabido que provoca la enfermedad crónica obstructiva pulmonar o EPOC. Asimismo, debido al daño directo sobre el tejido que mantiene la estructura del órgano, se obstruyen los bronquios y bronquiolos, generando síntomas de asfixia.

Sumado a esto, las personas con EPOC tienen mayor predisposición a sufrir enfermedades cardiovasculares y cáncer de pulmón.

Así se transforma el pulmón de un fumador

Macrófagos

Los macrófagos pulmonares son células clave para el sistema inmune porque, entre otras cosas, comienzan a desarrollarse en los seres humanos desde el nacimiento. Como tales, se encargan de reaccionar a los ataques de agentes generando respuestas inflamatorias.

En efecto, los macrófagos terminan ingiriendo el alquitrán del tabaco y mueren con el aspecto negro característico del pulmón de fumador.

No obstante, antes de morir, el cigarrillo también trastoca la actividad de estas células reduciendo su capacidad para defender al cuerpo frente a virus o células cancerosas.

Por eso, al final aumenta el riesgo de padecer cáncer de pulmón, uno de los más agresivos: la supervivencia a cinco años varía entre el 60% y el 25% y causa más de un millón de muertes al año en todo el mundo.

Neuronas

El efecto placentero del tabaco se debe a la nicotina, un alcaloide que estimula las neuronas a los receptores nicotínicos, canales iónicos que responden a sustancias que transmiten la información entre las células cerebrales, explica López Lluch.

Esta estimulación permanente lleva a un proceso de desensibilización de las neuronas y, para obtener la misma respuesta, se necesita cada vez más cantidad de estímulo, es decir, genera dependencia.

Eso no es todo, sino que también aumenta el riesgo de pérdida de memoria o la miastenia gravis, enfermedad caracterizada por la debilidad y fatiga muscular debida a una falta de comunicación efectiva entre nervios y músculos, esquizofrenia, psicosis, depresión y ansiedad.

image.png

El beneficio del consumo de cigarrillo es prácticamente nulo frente a los múltiples daños que produce, asegura López Lluch. Sin embargo, la industria tabacalera se ha reinventado y muchas personas introducen en su organismo de forma voluntaria todos sus compuestos perjudiciales, incluso conociendo los riesgos.

“El abandono del tabaco es una tarea difícil, y quizá muchos fumadores crean que no es importante o que no podrían lograrlo”, dice la OMS. Por eso, acerca una guía gratuita con la información científica necesaria para que las personas puedan dejar el cigarrillo.

Más contenido en Urgente24:

Madura el KO: TyC Sports en pesos, ESPN en dólares

Crisis en Indalo: C5N, Ámbito, rating y ahora otra renuncia

Flybondi: Cancelación de vuelos y pasajeros abandonados

Caos en el Grupo Octubre: Perdería El Nueve y resurge IP

América TV: Alejandro Fantino no va y los K contraatacan

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario