OMNI Grasa > fumar > abuelos

SORPRENDENTE

Este es vínculo intergeneracional entre el tabaco y la grasa

Las mujeres cuyos abuelos comenzaron a fumar a una edad temprana tienden a tener más grasa corporal, sugiere un estudio pionero.

Las mujeres y las niñas cuyos abuelos o bisabuelos comenzaron a fumar de jóvenes tienden a tener más grasa corporal, según ha descubierto una investigación pionera en el mundo.

Se trata del estudio “Children of the 90s”, que ha seguido tres generaciones de británicos y ha ayudado a los científicos a hacer descubrimientos importantes sobre la salud. En 1991 y 1992 reclutó a 14.000 futuras madres y ahora va por la tercera generación.

Investigaciones previas demostraron que, si un padre comenzaba a fumar regularmente antes de llegar a la pubertad, entonces sus hijos, pero no sus hijas, tendrían más grasa corporal.

Ahora los científicos han encontrado el efecto del hábito de los abuelos y bisabuelos sobre las nietas, pero no en descendientes masculinos.

La investigación sugiere que la exposición a ciertas sustancias puede conducir a cambios que pueden transmitirse de generación en generación, aunque el equipo reconoce que se necesitan más estudios para confirmarlo.

image.png
El hábito de fumar de los varones tendrá efectos hasta convertirse en abuelos, descubrió el "Children of the 90s".

El hábito de fumar de los varones tendrá efectos hasta convertirse en abuelos, descubrió el "Children of the 90s".

El informe publicado en la revista Scientific Reports aclara que no podían investigar el tabaquismo de abuelas y bisabuelas ya que muy pocas mujeres fumaban.

Este es uno de hallazgos que los científicos no podrían haber anticipado cuando se lanzó el programa en 1991.

Al respecto, la profesora Jean Golding, fundadora del Children of the 90s y autora principal del último informe, elogió a la cohorte original de mujeres embarazadas que aceptaron participar, además de sus hijos y nietos.

"Una de las razones por las que los niños tienen sobrepeso puede no tener tanto que ver con su dieta y ejercicio actuales, sino con el estilo de vida de sus antepasados o la persistencia de factores asociados a lo largo de los años”, apuntó Golding.

Por estudios en animales se sabe que la exposición de los machos a ciertas sustancias químicas antes de la reproducción puede tener efectos en sus crías. Sin embargo, no se ha podido corroborar este fenómeno en los humanos.

“Si estas asociaciones se confirman en otros conjuntos de datos, este será uno de los primeros estudios en humanos con datos adecuados para comenzar a observar estas asociaciones y comenzar a descifrar el origen de relaciones intergeneracionales potencialmente importantes", dijo Golding.

Hay muchísimo más por descubrir Hay muchísimo más por descubrir

image.png

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario