OCIO Nathy Peluso > Movistar Arena > Buenos Aires

RECITALES

Nathy Peluso incendió el Movistar Arena, literalmente

La última fecha del Calambre Tour de Nathy Peluso estuvo caracterizada no sólo por su ecléctico despliegue sino también por llamaradas de fuego

Nathy Peluso no necesita presentación, porque se ha vuelto una de las performers más completas en la escena musical, y quedó registrado en un ecléctico despliegue durante la noche del jueves en el Movistar Arena.

Sus dotes para entretener a un público ya fascinado siempre sorprenden, y están acompañados de una presencia escénica de temer, porque es de las pocas cantantes que ha logrado ofrecer un abanico de sonidos interesantes a la audiencia joven, más interesantes incluso que el ya sobre-explotado trap (con el que Peluso también experimenta) elaborando un heterogéneo disco en cuanto a lo musical como lo es Calambre.

nathy peluso.jpg

Si a esta amplia paleta sonora se la acompaña con el pulso de la modernidad, Nathy Peluso es capaz de recorrer por más de hora y media mezclas de funk, pop, música electrónica y ritmos latinos, sin perder frescura o identidad en el proceso, junto con un rango vocal que no necesita de adornos o filtros para hacer alarde.

En una honesta entrega la intérprete entregó toda una atracción visual en sí misma, ataviada con un body flúo que recordaba la era fitness de los '80, cuando Alaia exhibía cuerpos hiperatléticos en las pasarelas, pero sumando pasos de baile y contoneos poco sutiles que, sin dudas, requerían de gran destreza física.

Nathy Peluso y Calambre Tour, un show dentro del show

El show osciló entre temas delicados y más sentimentales, como el lo-fi jazz de su último disco llamado Buenos Aires, como en tributos a la cultura local con una versión de Viernes 3 AM, de Charly García.

El despliegue de Peluso estuvo igualado a la excelsa banda comandada por el argentino Didi Gutman desde los teclados, que lució en la versatilidad, un pulido sonido y notables arreglos. Eso comenzó a tomar cuerpo cuando alrededor de las 21:20, en medio de la introducción de Celebré, la silueta de Nathy Peluso se dejó adivinar detrás de una cortina opaca, para luego atravesarla e iniciar así su acto de entrega.

El juego de seducción puesto en marcha en clave de trap luego viró hacia la salsa, la bachata y el pop latino a partir de Puro veneno, La despedida y Sugga. La banda, que hasta allí presentaba teclados, batería, percusión, bajo y guitarra, sumó dos vientos, lo cual le dio otros colores y transportó a la audiencia a una atmósfera caribeña.

Mientras que en la introducción de Puro veneno, la artista realizó una atrevida danza con una rosa roja, culminó de manera más tierna cuando bajó del escenario y se la entregó con dulzura a una niña luego de besarle la mano. En La despedida, optó por abrazar al público desde el vallado y cantar cara a cara.

nathy movistar arena.jpg

La letanía en la que oscilaba en sus interacciones con la audiencia mostraban el agradecimiento en la que se sentía envuelta:

Gracias por creer en mí Gracias por creer en mí

Pero para después retomar aliento y sucumbir a su lado más empoderado, Peluso combinó hits como Nasty Girl, Agarrate, y su más reciente sencillo Estás buenísimo, una de sus últimas novedades.

La conocidísima music session también jugó con una colorimetría similar a la del viralizado video, mientras que una cámara en el micrófono acercaba sus expresivos primeros planos a la gente, mientras una pasarela de fuego incendiaba el Movistar Arena al servicio del show.

nathy peluso 2.jpg

Delito y Business Woman fueron dos obligatorios que hicieron corear a todos los presentes mientras que se preparaba para finalizar el recorrido con un salto de cuerda en botas de cuero, y finalmente decantar en uno de sus clásicos como Corashe, destacando la silueta de Nathy Peluso tras unos paneles de luces móviles detrás de ella.

El show finalmente terminó con Vivir así es morir de amor, un revival de la icónica canción de Camilo Sesto que cerró su acto, mientras pidió que se enciendan los focos de los celulares para iluminar el predio:

Si quieren pueden regalarme ese cielo de luces [...] Que siempre mueran de amor Si quieren pueden regalarme ese cielo de luces [...] Que siempre mueran de amor

Nathy Peluso terminó su encuentro con el público argentino como una especie de carta a la nostalgia, a los buenos recuerdos y al amor romántico, quien demuestra que ese balance entre los sonidos del pasado y el futuro pueden existir en una misma época, sacando lo mejor de cada uno de ellos.

Más contenido en Urgente24:

Cómo entrar a Cuevana y ver películas o series para Smart TV

Qatar 2022: El "perdón" argentino, cruzaron a Donda y lo que nadie notó

Que se quede en GH: Ceferino Reato prendió fuego a LN+

Furia de gurúes del Club de la Devaluación: Massa en guerra

Dólar, "Gabriel sos pelotudo" y reto de Georgieva a Alberto