Leído

INTENTANDO RECUPERAR CONFIANZA

Visita de Xi Jinping a Wuhan intenta instalar que en China el coronavirus ya pasó

Mar, 10/03/2020 - 6:04pm
Enviado en:
Por Urgente24

El presidente Xi Jinping llegó a Wuhan para una visita sorpresa a la ciudad de China central donde comenzó la actual epidemia global del coronavirus Covid-19. Fue su 1er. viaje al epicentro de la epidemia de coronavirus desde que comenzó la crisis de salud, y se produce cuando China informa una fuerte disminución en el número de casos nuevos. "El viaje del presidente Xi a Wuhan está declarando que China ha controlado en gran medida el coronavirus", dijo Bruce Pang, jefe de investigación de macro y estrategia en China Renaissance Securities. Pang dijo que a su vez había ayudado a apuntalar la confianza de los inversores en las perspectivas económicas de China.

Xi Jinping en un mercado callejero en Wuhan.
xi.jpg
Xi Jinping en un mercado callejero en Wuhan.
Contenido

Luego de las enormes críticas recibidas -muchas de ellas con fundamento por su falta de prevenciones en higiene alimentaria-, China intenta proyectar una imagen de estabilidad política y económica a un mundo cada vez más acosado por el brote de coronavirus que se extiende rápidamente en USA y la Unión Europea, la caída de los índices bursátiles y la caída de los precios del petróleo.

Animado por el viaje simbólico del presidente Xi Jinping a la ciudad de Wuhan, el epicentro del virus en la provincia de Hubei, el índice compuesto en la Bolsa de Shanghai ganó 1,8% y el índice Hang Seng de Hong Kong ganó 1,4%, en contraste con la caída libre de los precios de las acciones ocurridas en el mundo el lunes 09/03.

Las acciones de las empresas con sede en Wuhan, incluidas las autopistas Hubei Chutian y Yangtze Communications Industry, aumentaron el límite diario del 10%.

El viaje de Xi ocurrió unas horas después de que los mercados bursátiles mundiales sufrieran su peor pérdida en un solo día desde la crisis financiera mundial en 2008 y una fuerte caída en los precios del petróleo, con el líder de China intentando enviar una clara señal de confianza en la batalla contra el brote.

La visita de inspección del presidente chino, Xi Jinping, a Wuhan, provincia de Hubei, centro de China, ha sido utilizada para instalar en la sociedad china que la recuperación comenzó. La gente interpreta la visita de una manera simple y sencilla, y el optimismo se ha mezclado con la atmósfera de la primavera.

El mercado bursátil chino, a diferencia de los mercados bursátiles europeo y estadounidense, subió bruscamente el martes 101/03. Los últimos datos publicados muestran que el número de casos confirmados de coronavirus en Hubei disminuyó a 17 y todos estaban en Wuhan. 2 nuevos casos reportados en otras regiones fueron ambos casos importados de Irán. 

En China insisten que la Organización Mundial de la Salud consideró que hubo un buen control de la epidemia.

La reanudación del trabajo y la producción se ha acelerado en varias áreas y se han hecho progresos todos los días. Algunas provincias han levantado la regla de que las personas que llegan de otras regiones domésticas deben someterse a una cuarentena de 14 días; un obstáculo importante para el movimiento de personas se ha eliminado gradualmente.

Los casos importados de infección son un nuevo desafío para China, pero se confía en que podrán controlar esos riesgos. Se insiste en que no hay histeria colectiva.

Aunque en muchas ciudades los servicios comerciales donde las personas tienen un contacto cercano aún son limitados, la gestión de cierre de las comunidades continúa, y las personas aún usan mascarillas al aire libre, y la mayoría de las personas en China se están relajando y su pánico se va volviendo gradualmente. desvanecimiento.

"A pesar del mal manejo inicial de Wuhan, las medidas gubernamentales han hecho esfuerzos vigorosos para cambiar el rumbo", es el discurso que difunde el Partido Comunista Chino.

Es cierto que la información de que muchos otros países (108) han sido víctimas del virus, quitó dramatismo a los chinos sobre la capacidad de su país, el tema en discusión durante el peor momento y que podría haber provocado consecuencias políticas domésticas. 

"Muchos países repitieron el error que ha cometido Wuhan, mientras que no pueden lograr lo que ha hecho China", afirma Global Times, diario vinculado al PCCh.

También se dan algunas directivas:

"Para acelerar el ritmo de restauración de la vitalidad económica, nos gustaría ofrecer algunas sugerencias. 

> Primero, cancele o afloje la regulación obligatoria de cuarentena de 14 días para los retornados de otra provincia. Este es un obstáculo importante del movimiento popular. Tal como la mayoría de las áreas, excepto Wuhan, han visto 0 casos nuevos durante días consecutivos, las condiciones para no aplicar rígidamente esta regla han madurado.

> En segundo lugar, los gobiernos a diferentes niveles deberían considerar poner fin a la gestión de cierre de acuerdo con las condiciones locales. En estos lugares, la prevención con un alto costo debe convertirse gradualmente en una prevención precisa con alta vigilancia, para crear espacio para la reanudación general del trabajo.

> Tercero, las medidas de prevención y control deben simplificarse. Las aduanas deben mantener una inspección de alto nivel, mientras que los puntos de control nacionales deben cambiar su enfoque de detectar casos infectados a registrar las actividades sociales de las personas. Por lo tanto, si hay un nuevo caso, las personas que tuvieron contacto cercano con él o ella pueden identificarse rápidamente.

> Cuarto, se debe alentar a las personas a salir a consumir en la mayor parte de China. Las actividades comerciales revitalizadas aumentarán la confianza de las personas, lo que a su vez puede promover el desarrollo saludable de la economía.

Mientras se pueda llevar a cabo el trabajo mencionado anteriormente, la reanudación del trabajo será rápida y eficiente. El logro de China en su trabajo preventivo y de control eventualmente se convertirá en un verdadero desarrollo económico y social."