MUNDO secreto de confesión > Iglesia Católica > Francia

CASO ABUSOS

Secreto de confesión: Emmanuel Macron pincha a la Iglesia

En Francia, el gobierno y la Iglesia Católica batallan por el secreto de confesión: ¿Está por encima de las leyes de la República o no?

Esta semana en Francia, un demoledor informe fue presentado por la Comisión Independiente sobre Abusos en la Iglesia Católica. La investigación, comisionada por la propia Iglesia Católica Apostólica Romana francesa en 2018, concluyó que entre 1950 y 2020, unos 330.000 niños fueron sexualmente abusados por sacerdotes, otros clérigos o laicos que trabajaban para la institución o en sus escuelas, como profesores en colegios religiosos o de catecismo. Entre las recomendaciones, la Comisión recomendó revisar el secreto de confesión para que no pueda ser invocado en caso de la comisión de crímenes.

El informe encontró evidencia de que entre 2.900 y 3.200 sacerdotes y otros miembros de la Iglesia fueron culpables de abusos sexuales contra niños desde los años 1950. Para Jean-Marc Sauvé, presidente de la Comisión, lo hallado demuestra que los “silencios” y “fallos” de la Iglesia Católica en Francia ante los casos de pederastia desde 1950 tienen un “carácter sistémico” que requiere profundas reformas.

Este último punto ha desatado una trifulca entre el Gobierno francés y la Iglesia. El presidente de la Conferencia Episcopal, Eric de Moulins-Beaufort, indicó ayer miércoles 6/10 en una entrevista que el secreto de confesión "es más fuerte que las leyes".

Esas declaraciones provocaron una gran polémica en el país y han llevado al portavoz del Gobierno, Gabriel Attal, a asegurar este jueves que "nada es más fuerte que las leyes de la República".

"El presidente ha pedido al ministro del Interior que reciba al presidente de la Conferencia Episcopal para clarificar las cosas", agregó Attal al término del Consejo de Ministros.

El ministro del Interior, Gérald Darmanin, responsable de cultos, recibirá a principios de la próxima semana a Moulins-Beaufort.

Ayer, el Papa Francisco manifestó su vergüenza por la "larga incapacidad de la Iglesia" para gestionar los casos de curas pederastas.

"Deseo expresar a sus víctimas mi tristeza y mi dolor por los traumas que han sufrido, mi vergüenza, nuestra vergüenza, por la larga incapacidad de ponerlas en el centro de sus preocupaciones", afirmó el Papa.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario