MUNDO Myanmar > militar > opositores

VUELVE LA PENA DE MUERTE TRAS DÉCADAS

Myanmar: La Junta Militar ejecuta a activistas prodemocracia

La Junta Militar de Myanmar realizó cuatro ejecuciones de opositores. Vuelve la pena de muerte al país tras décadas.

La Junta Militar de Myanmar ha ejecutado a cuatro personas -entre ellas dos políticos opositores- este lunes 25/7, informó la prensa estatal, en lo que constituyen las primeras condenas a muerte aplicadas en el país en décadas.

Entre los ejecutados está el antiguo diputado del partido de la exdirigente Aung San Suu Kyi y rapero, Phyo Zeyar Thaw, y el activista prodemocracia Kyaw Min Yu, conocido como Jimmy. Estaban acusados de conspirar para cometer actos terroristas y fueron sentenciados a muerte en enero, en juicios celebrados a puertas cerradas. Los otros dos ejecutados habían sido sentenciados a muerte por el asesinato de una mujer que, según ellos, era una informante de la junta en Rangún.

Los cuatro fueron ejecutados por encabezar "actos de terror brutales e inhumanos", reportó diario estatal Global New Light of Myanmar. El periódico dijo que las ejecuciones se llevaron a cabo "bajo el procedimiento de la prisión", sin detallar cuándo ni cómo murieron.

La Junta Militar ha sentenciado a muerte a decenas de activistas antigolpistas como parte de su represión de la disidencia tras tomar el poder el año pasado, pero Birmania no había practicado una ejecución en décadas, explica el portal Deutsche Welle.

El mes pasado, el portavoz del gobierno militar, Zaw Min Tun, defendió la pena de muerte en el país, alegando que está justificada y que continúa vigente en otras regiones. La Junta fue duramente criticada por las potencias internacionales cuando anunciaron su intención de llevar a cabo las ejecuciones.

La antigua Birmania lleva sumida en una profunda crisis política, económica y social desde que el Ejército perpetró un golpe de Estado el 1 de febrero de 2021, con el que arrebató el poder al Gobierno democrático de la premio Nobel de la Paz Aung San Suu Kyi, de 77 años, explica el diario El País.

El relator especial de Naciones Unidas sobre la Situación de los Derechos Humanos en Myanmar, Tom Andrews, condenó las ejecuciones: “Estas personas fueron juzgadas, declaradas culpables y sentenciadas por un tribunal militar sin derecho a apelación y, según informes, sin asistencia de un abogado, en violación del derecho internacional de los derechos humanos”, denuncia Andrews en un comunicado colgado en Twitter.

El representante de la ONU insta a la comunidad internacional a actuar de manera contundente contra el régimen militar, que dio un golpe de Estado el 1 febrero de 2021, por sus “asesinatos generalizados y sistemáticos de manifestantes, ataques indiscriminados contra pueblos enteros y, ahora, la ejecución de líderes de la oposición”.

Amnistía Internacional afirmó que el último ajusticiamiento tuvo lugar en la antigua Birmania en 1988, bajo la dictadura militar que gobernó la nación durante medio siglo (de 1962 a 2011). A pesar de que la pena capital no ha sido nunca revocada en el país, estas condenas se solían conmutar a penas de prisión tras los tradicionales indultos que las autoridades otorgan en fechas señaladas.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario