Leído

JUNTA MILITAR AL MANDO

Masiva protesta contra el Ejército en Myanmar, tras los 2 muertos del sábado

Lun, 22/02/2021 - 2:56pm
Enviado en:
Por Urgente24

Las calles vuelven a estar repletas, a 3 semanas del golpe de Estado, pese a que la junta militar advirtió que podrían perderse más vidas.

Cada vez más fuerte la represión en Birmania. /Foto:Ye Aung THU / AFP
Cada vez más fuerte la represión en Birmania. /Foto:Ye Aung THU / AFP
Cada vez más fuerte la represión en Birmania. /Foto:Ye Aung THU / AFP
Contenido

Este lunes 22/2, manifestantes en todo Myanmar (Birmania) han salido a las calles a protestar masivamente contra la junta militar que gobierna el país desde el golpe de Estado, 3 semanas atrás.

Las manifestaciones se dan pese a la amenaza de la junta militar de volver a utilizar la violencia contra quienes protesten.

Las movilizaciones del sábado pasado dejaron 2 muertos por heridas de bala, en Mandalay, la 2da ciudad del país, al tiempo que continúan los arrestos (ya suman 569 desde el inicio del golpe, según la Asociación de Asistencia a los Presos Políticos).

Al menos otras 6 personas sufrieron heridas de bala sobre la treintena de heridos en total, según el periódico 'The Irrawady'.

Según testigos revelaron a la agencia Efe, la Policía reprimió la protesta del sábado con munición real y balas de goma, bombas de gas lacrimógeno, y proyectiles metálicos fabricados con tornillos y lanzados con tirachinas.  

Este escenario no amainó a los manifestantes, así como tampoco el hecho de que la junta militar volviera a dejar al país sin internet anoche tras conocerse la convocatoria de este lunes.

Esta mañana fue restringido asimismo el uso de datos, además de que varias calles de Rangún y Naipyidó fueron bloqueadas para impedir el acceso a puntos muy concurridos durante las protestas.

En total, ya suman 3 las muertes desde el comienzo de las manifestaciones. El viernes falleció Mya Thwe Thwe Khine, tras 10 días hospitalizada. 

La joven de 20 años recibió un disparo en la cabeza durante una protesta y se ha vuelto símbolo de los manifestantes.

Su funeral fue celebrado el domingo en Naipyidó. Miles de personas se unieron al cortejo fúnebre.

La junta militar negó el domingo cualquier responsabilidad en su muerte y alegó que, según la autopsia, la bala que la alcanzó no era del mismo tipo que las utilizadas por las fuerzas del orden.

La junta militar advirtió a los manifestantes que se podrían perder más vidas.