MUNDO Malvinas > vuelos > Brasil

RECLAMO ARGENTINO

Hubo 7 vuelos militares británicos entre Brasil y Malvinas

No es la primera vez que ocurre que aviones militares británicos viajan entre Brasil y las islas Malvinas. Argentina descarta que sea por razones humanitarias

Otra vez la Argentina le reclama al Gobierno de Brasil por vuelos militares británicos entre ese país y las islas Malvinas. El hecho se viene reiterando en los últimos años con mayor o menor intensidad y a través de diferentes gestiones presidenciales. En todos los casos, Brasil insiste en las cuestiones humanitarias, pero no resultaría convincente.

“Sorpresa” y “preocupación”

Según un comunicado de la embajada argentina en Brasil, hubo 7 vuelos el mes pasado lo cual constituye una manifestación "adicional" de la ilegítima presencia británica en el Atlántico Sur, según un documento publicado este martes 1/2 por la agencia estatal de noticias Télam.

La preocupación fue expresada a través de un oficio presentado por el embajador argentino en Brasilia, Daniel Scioli, ante la cancillería brasileña.

"El Gobierno argentino ve con sorpresa y preocupación que durante el transcurso del mes de enero de 2022 fueron realizados siete vuelos militares de estas características ”, dice el documento presentado ante el Palacio de Itamaraty.

El detalle presentado por el documento indica que aviones militares británicos aterrizaron y despegaron provenientes de las Malvinas en Río de Janeiro, San Pablo, Porto Alegre y Recife lo días 9, 14, 15, 22, 24, 26 y 28 de enero.

“Estos vuelos constituyen una manifestación adicional a la ilegítima presencia militar del Reino Unido en el Atlántico Sur, la cual ha sido calificada por los estados parte y asociados del Mercosur como contraria a la política de la región de apego a la búsqueda de una solución pacífica para la disputa de soberanía” de las islas, dice el reclamo.

“Aceptación brasileña a la presencia de una base militar en el Atlántico Sur”

Según el oficio diplomático enviado al Gobierno del presidente Jair Bolsonaro, “se destaca la finalidad política que persiguen las alegadas “escalas’ de las aeronaves militares británicas en países de la región, toda vez que su continuidad en el tiempo podría ser publicitada como una suerte de aceptación brasileña a la presencia de una base militar en el Atlántico Sur ”.

La embajada a cargo de Scioli despegó esos vuelos de los denominados “humanitarios” a los que tienen una vida humana en peligro por enfermedad o accidente que requiera una asistencia médica que los servicios de las Malvinas no puedan prestar.

Por eso, Argentina “apreciará que el Gobierno brasileño busque restringir la concesión de permisos para aeronaves militares británicas procedentes o con destino a las Islas Malvinas únicamente en casos estrictamente humanitarios”.

La embajada además agradeció al gobierno de Brasil por su “tradicional y constante apoyo a los legítimos derechos argentinos sobre las Islas Malvinas, Georgias del Sur, Sandwich del Sur y los espacios marítimos circundantes”.

El oficio fue presentado a la Secretaría de Negociaciones Bilaterales y Regionales de las Américas del Palacio de Itamaraty con copia a la División de Mar, Antártida y Espacio, a la División Sudamérica y a la División Europa 1, según el documento.

El “surtidor” sudamericano de la Royal Air Force

En 2017, durante la gestión del presidente Michel Temer, el diario Zero Hora de Porto Alegre había denunciado que el aeropuerto de la capital del estado de Río Grande do Sul se había convertido en una suerte de “surtidor” sudamericano de los aviones de la Royal Air Force que iban o regresaban desde Gran Bretaña hacia las Malvinas.

En la presidencia de Dilma Rousseff también habrían existido vuelos durante 2015 y luego en 2016, por aeronaves militares británicas entre aeropuertos brasileños y la base de Monte Agradable, en las Islas Malvinas.

Según trascendió entonces, la Fuerza Aérea Argentina habría detectado 6 (seis) vuelos realizados en 2016 y otros doce de características similares, en 2015.

Ante los pedidos de explicaciones por parte de las autoridades argentinas, desde la Embajada del Brasil en Buenos Aires respondieron escuetamente que los vuelos se tratarían de "cuestiones humanitarias" o de "emergencias provocadas por desperfectos técnicos" de las aeronaves que responden a la Corona británica.

No obstante, la Cancillería brasileña reafirmó su apoyo a Argentina para con la Cuestión Malvinas e indicó que "no tenía conocimiento" de estos vuelos, comprometiéndose a su vez a desarrollar las consultas pertinentes al Ministerio de Defensa local.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario