PANORAMA

MICKEY, MINNIE Y DONALD

Los personajes de Disney también dicen #MeToo y denuncian abusos por parte de los turistas

Si bien Disney World es el mundo de la felicidad, donde al ingresar a cualquier parque todos saludan con una sonrisa que parece atornillada en la cara, no todo es color de rosa para los trabajadores del complejo en el Estado de Florida.Es así que al parecer quienes se ponen el disfraz de Mickey Mouse, Minnie y el Pato Donald presentaron denuncias oficiales sobre malos tratos y formas inapropiadas por parte de los turistas.

Si bien no es la primera vez que los trabajadores de los parques temáticos de Disney World alzan su voz en cuanto a las condiciones de trabajo, ya que por supuesto no todo es danza y sonrisas en lo que parece ser ese mundo paralelo donde reina la felicidad, creado por Walt Disney. Esta vez fue el turno de Mickey Mouse, Minnie y el Pato Donald, tres de los personajes que se quejaron de maltratos y hasta actitudes inapropiadas para con ellos por parte de los visitantes del parque. Al parecer se olvidan que quienes están dentro del traje son personas reales. 

”Todos deberían sentirse seguros en el trabajo y alentamos a los miembros del reparto a denunciar cualquier situación incómoda”, explicaron desde la compañía multinacional de entretenimiento y provedor de felicidad, Disney Company, en consecuencia de las denuncias presentadas ante la oficina de la policía. En principio, la mujer que se pone el traje de Mickey denunció que se vio obligada a ir al hospital tras que una señora mayor le de fuertes palmadas en el cuello.

"Brindamos múltiples recursos para proteger el bienestar de nuestros miembros del elenco, incluidos los agentes de las fuerzas del orden que responden y están disponibles para ellos, si es necesario", concluyó Andrea Finger, la portavoz de la empresa en un comunicado oficial. Las acusaciones fueron publicadas por primera vez por el Orlando Sentinel, uno de los periódicos locales de la ciudad de Florida. 

Si bien los actores aseguraron que las palizas no fueron de forma intencional, sí causaron un gran problema para su vida fuera del trabajo. Claro que las personas solamente ven un traje de plástico y goma espuma, es por eso que una abuela comenzó a pegarle en la cabeza al traje de Mickey para demostrarle a su nieto que no debía tenerle miedo, que es inofensivo. En consecuencia causó una lesión en el cuello del actor sin saberlo, ya que luego la familia se sintió confundida ante las acusaciones y el daño que había causado. 

Aunque esto no fue todo porque la peor parte se la llevó la mujer que se pone el traje de Mickey Mouse cuando un hombre posó para lo foto con el personaje y al miso tiempo le tocó el seno 3 veces. La misma alertó a las autoridades pero decidió no presentar cargos oficialmente, aunque claro es más que inapropiado. El hombre en cuestión fue identificado como un visitante desde el Estado de Minnesota y no fue la primera vez en aparecer en bajo el radar de las autoridades del parque ya que anteriormente había tenido interacciones inapropiadas con otros personajes. 

Esta es una clara demostración de como el movimiento #MeToo llegó hasta los parques temáticos de Disney, porque a la cadena televisiva ya lo había hecho cuando tan solo unos meses atrás las mujeres trabajadoras de Walt Disney Company acusaron a la empresa de llevar a cabo una discriminación por género ya que sus compañeras mujeres ganaban mucho menos que un hombre en el mismo puesto. Esta es una de las grandes luchas de los colectivos feministas alrededor del mundo, entre otras. 

Esta última demanda fue colectiva y demostró que no es una buena práctica para la empresa de acá hacia el futuro. "Es desmoralizante y emocionalmente agotador. Es hora de que Disney se una a las docenas de compañías de California que se han comprometido a pagarles a sus trabajadoras de manera justa", explicó una de las denunciantes. "Estar mal pagado y subvaluado año tras año tiene un efecto acumulativo muy real, financieramente".
 

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario