Leído

MEDIO ORIENTE

Escalada de tensiones: Israel ataca de nuevo en Líbano y el Presidente lo tilda de "declaración de guerra"

Lun, 26/08/2019 - 8:23pm
Enviado en:
Por Urgente24

Luego de los primeros ataques por parte de Israel, el pasado fin de semana del 24 y 25 de agosto, en el sur del Líbano, donde se encuentras los grupos terroristas conocidos como Hezbollah, que son ampliamente apoyado por el régimen iraní, este lunes continuaron los ataques. Si bien todavía no se sabe si su firma es israelí, todo indicaría que sí. Pero la situación en la región de Medio Oriente se tensó todavía más este lunes 26/08 cuando otro avión israelí impactó en instalaciones palestinas ubicadas en el Valle de Bekaa, también en territorio libanés. En tanto, las autoridades del Líbano y de Irak tildaron los ataques como "una declaración de guerra", poniendo a todos en alerta.

Ataque israelí en el Líbano
dron.jpg
Contenido

La situación en Medio Oriente continúa tensándose. Mientras que en la cumbre del G7 los líderes mundiales se reunieron y el presidente francés invitó sorpresivamente al Ministro de Relaciones Exteriores iraní, Javad Zarif, intentando lograr un acuerdo o al menos conversaciones entre Donald Trump y las autoridades de Irán, en el sur del Líbano, las fuerzas de Israel atacaron grupos del Hezbollah, el grupo terrorista apoyado por Irán. Aunque esto no fue todo ya que también atacaron en Siria.

Sin embargo, todo no concluyó entre el sábado y el domingo, ya que este lunes 26/08 por la mañana se registraron nuevos ataques. Según lo que informó la Agencia Nacional de Noticias del Líbano: aviones de combate de Israel atacaron una base palestina al este del país y cerca de la frontera con Siria. Al parecer Israel va en serio con el intento de contraarrestar la influencia árabe en la región.

Al parecer el lugar exacto fue en el valle de Bekaa. Esas ubicaciones y las atacadas durante el fin de semana, son todas regiones protegidas por el régimen iraní en distintos países como lo fueron Irak, Siria y el Líbano, recordemos que hace años que el grupo terrorista: Hezbolla, está instalado en el sur del pequeño país.

Por su parte, Israel reconoció los objetvios en Siria. Supuestamente el plan era evitar que una fuerza iraní ejecutara un ataque contra Israel con drones cargados de explosivos, teniendo en cuenta que desde los grupos árabes habían acordado derribar cualquier avión de combate de Israel. Sin embargo los otros ataques que fueron dirigidos a una oficina de medios de la organización terrorista al sur de Beirut, todavía no tienen autor.

En consecuencia de estos últimos ataques, el presidente del Líbano, Michel Aoun, dijo que las acciones por parte del gobierno de Israel eran tomados como una "declaración de guerra", lo que hizo tensar la situación todavía más teniendo en cuenta que significaría otra guerra entre los dos países y una desestabilización para la región.

"Esto nos permite recurrir a nuestro derecho a defender nuestra soberanía, independencia e integridad territorial", agregó el presidente en un comunicado haciendo referencia a la capacidad y casi obligación que tienen las autoirdades del Líbano para defenderse de cualquier ataque a futuro, sin descartar la posibilidad de una guerra.

A estas acusaciones se sumaron las autoridades de Irak, es así que este lunes el presidente Barham Salih recibió al Primer Ministro y a otros miembros del Parlamento para discutir la inestabilidad de la región y como actuar en cuanto a esto. Recordemos que Irak también fue víctima de los ataques israelíes. "La soberanía iraquí y el bienestar de su pueblo son una línea roja", dijo la presidencia en un comunicado.

En tanto, quien también intervino fue la Organización de las Naciones Unidas, la cual pidió por la máxima moderación entre ambos países. "Es imperativo para todos evitar una escalada", expresó la organización.

Por su parte el Hezbollah también habló a través de su líder, Hassan Nasrallah. El mismo aseguró que desde 2006, cuando estaba en guerra, que no había una acción de estas caracterísitcas hostiles por parte de Israel. Claramente hay algo que le molesta al gobierno de Netanyahu y tiene que ver con la presencia árabe en la región. Tal vez sea la proximidad de las elecciones a las cuales se enfrenta el Primer Minsitro.

Tengamos en cuenta que el Líbano e Irán tienen una unión política muy fuerte desde hace décadas. Para Irán es un punto de apoyo más que fuerte en el que puede confiar ciegamente.