Global

ANNA WINTOUR EN PROBLEMAS

El racismo ya no viste a la moda: El debate en USA alcanza a Vogue y Harper's Bazaar

“No debe ser fácil ser un trabajador negro en Vogue, y son muy pocos", escribió Anna Wintour a sus empleados, en un gesto muy raro para la mujer reconocida por expresar muy pocas emociones o remordimientos. Algo solo atribuible a la magniutd de los acontecimientos y al hecho de que no debe querer quedarse atrás luego de que Harper's Bazaar, su mayor competidor, nombrara a una mujer negra como editora jefa por primera vez en su historia.

La muerte de George Floyd volvió a abrir una herida que nunca parece terminar de suturarse en Estados Unidos: la del racismo en contra de la población negra del país, descendiente de africanos que fueron esclavizados y luego, tras abolirse la esclavitud, segregados.

Institucionalmente el proyecto segregacionista está terminado pero sobreviven sus escaras y las injusticias que dejó.

Como escribió Lynette Nusbacher, a pesar de todos sus intentos por enmendar las violencias perpetuadas contra los negros por el racismo histórico, Estados Unidos sigue siendo un país que no termina de aceptar el hecho científico de que todos sus habitantes pertenecen a la misma humanidad.

La herida reabierta no quedó solo en palabras: en las últimas semanas hemos visto protestas masivas en distintas ciudades -algunas con saqueos y disturbios incluidos-, el derribo de estatuas de personajes ligados al pasado esclavista o segregacionista y la cancelación de películas por parte de cadenas como HBO por considerarlas racistas (quitó de su oferta "Lo que el viento se llevó").

Esto generó todo otro debate, tal como explicó Camila Arostegui en Urgente24: ¿es posible, o deseable, "hacer como si una película que ridiculizaba y aceptaba el racismo y la venta de esclavos, nunca hubiese existido"? ¿O es parte de una historia necesaria para "entender la actualidad, contextualizar y aprender de los errores del pasado"?

El tema ha llegado ahora al mundo de la moda: la revista Harper's Bazaar, fundada en 1867 y quizás el medio más imoprtante de la industria fashion de Estados Unidos, ha decidido nombrar a Samira Nasr -una mujer negra, hija de padre libanés y madre de Trinidad- como editora jefa. Es la primera mujer negra en el cargo en la historia. Un guiño imoprtante de la revista hacia el movimiento Black Lives Matter.

Esto obligó a su mayor rival -la revista Vogue- a tener que pronunciarse en este área también. Aunque en el caso de Vogue, no hubo un gesto simbólico equivalente sino que su directora, Anna Wintour, optó directamente por referirse al tema en una nota al staff afroamericano de la revista, pidiendo perdón por no haber lo suficiente a lo largo de su carrera en favor de periodistas, fotógrafos y estilistas negros.

Wintour, quien inspiró el personaje de Meryl Streep en El diablo viste a la moda, es conocida por ser una mujer que rara vez expresa emociones o remordimientos, por lo que la declaración es vista como algo excpecional, atribuible a la magnitud de los acontecimientos:

“Quiero comenzar reconociendo sus sentimientos y expresar mi empatía hacia lo que tantos están pasando: tristeza, dolor e ira”, arranca Wintour en el escrito, filtrado por el portal estadounidense Page Six. "Quiero decirle esto especialmente a los miembros negros de nuestro equipo: no puedo ni imaginarme cómo han sido estos días. Pero también sé que el dolor, la violencia y la injusticia que estamos viendo y de la que estamos hablando han estado ahí durante mucho tiempo. Vamos con retraso a la hora de reconocerlo y hacer algo con ello”, explica. “Quiero decir claramente que sé que Vogue no ha encontrado vías suficientes para elevar y dar espacio a editores, redactores, fotógrafos, diseñadores y todo tipo de creadores negros. Además, hemos publicado imágenes e historias que han sido dañinas e intolerantes. Asumo toda la responsabilidad por los mismos”, admite. “No debe ser fácil ser un trabajador negro en Vogue, y son muy pocos. Sé que no basta con decir que lo haremos mejor, pero lo haremos. Y por favor, sepan que valoro sus voces y respuestas a medida que avanzamos. Estoy escuchando y me gustaría escuchar sus comentarios y sugerencias si desean compartirlos".

Las palabras de Wintour fueron enviadas el mismo día en que Harper's Bazaar reveló el nombramiento de Sars, lo que lo hace parecer un intento por no quedar atrás de su mayor competidor.

También llega a poco de que sean publicadas las memorias del exmejor amigo de Wintour, el periodista André Leon Talley, excolaborador de la revista, quien habría escrito un fuerte descargo en contra de Wintour.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario