EXCLUSIVO 24

CONSERVADORES FESTEJAN

El celibato es el límite: el Papa rechazó tolerar el matrimonio en sacerdotes de la Amazonia

Si bien el Papa Francisco es mayormente reconocido como una de las figuras más progresistas que pasó por el Vaticano, teniendo en cuenta su trabajo contra el cambio climático, en apoyo a los refugiados y castigando a los sacerdotes que fueron acusados de abuso sexual en niños, todo progresismo tiene un límite. En la Iglesia Católica fue el celibato: Francisco rechazó que en ciertas regiones los hombres puedan ser sacerdotes y contraer matrimonio al mismo tiempo. Una gran victoria entre tantos fracasos para el ala conservadora de la Iglesia.

Este miércoles los dichos del Papa Francisco I sorprendieron a muchos cuando este se echó para atrás en cuanto al pedido de un grupo de sacerdotes con respecto al permiso del matrimonio en los hombres sacerdotes específicamente en la región del Amazonia. Si bien en un primer momento se fantaseó con que el Sumo Pontífice podría haber aceptado el pedido, este miércoles 12/02, el sector conservador de la Iglesia Católica se mostró más fuerte cuando Francisco rechazó la modificación. 

Uno de los objetivos principales de Francisco cuando llegó al Vaticano, y tal como lo refleja una de las películas de Netflix que estuvo nominada al Oscar 2020: The Two Popes, era hacer de la entidad católica algo menos conservador y menos vertical, donde más personas puedan tener acceso y donde se luche por causas humanitarias. Es así que Francisco comenzó con una lavada de cara de las prácticas conservadores e invito a miembros de la comunidad LGTBQ al Vaticano y por supuesto condenó a todos los sacerdotes que habían sido acusados de abusar sexualmente a niños. 

Aunque al parecer el pedido de un grupo de sacerdotes giraba en torno a permitir el matrimonio a los mismos, aunque uno de los principales objetivos de la propuesta era ampliar la presencia de la Iglesia en los lugares en donde no hay suficientes sacerdotes, como lo es la región del Amazonia.

Si bien más de dos tercios de los miembros votantes que asistieron a una cumbre de líderes de la iglesia en la región amazónica en octubre, habían aceptado el cambio, el Papa dio marcha atrás inesperadamente. No está claro si fue su propia decisión o si anteriormente existió una presión por parte del sector conservador. 

El celibato en los sacerdotes es una de las características históricas de la religión católica, pero al no ser considerado un dogma, es decir algo que obliga la Iglesia, puede ser modificado de acuerdo al gusto del líder de la entidad y por supuesto el resto o por lo menos la mayoría de los miembros. "Francisco tenía miedo de dividir la iglesia", explicó el italiano Marco Politi, un analista experto en el Vaticano. 

La Iglesia católica está atravesando un claro momento de cambio y no se puede negar que ya está dividida, pero ahora la misión de Francisco es que no se termine de quebrar. Mientras que la entidad más grande del mundo está hundida en escándalos financieros y de corrupción que involucra a miembros ya expulsados, y mientras Francisco se pone al frente de causas como la protección del medio ambiente y de refugiados, el sector conservador está a la espera de qué sucederá pero por supuesto siempre fijando límites. 

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario