Leído

AMERICAN FACTORY

Obama estrenó su productora en Netflix 'pegándole' a Trump

Mar, 20/08/2019 - 7:29pm
Enviado en:
0 comentarios
Por Urgente24

El enfrentamiento entre las políticas y las figuras del ex presidente, Barack Obama, y el actual mandatario Donald Trump, ya no solo se ve en discursos, redes sociales y decisiones políticas, ahora también llegó a Netflix. El documental de Netflix y producido por la familia Obama en su acuerdo con el distribuidor de series: American Factory, se estrena el próximo 21/08 y es un claro mensaje de Obama hacia Trump criticando sus políticas de trabajo y su promesa no cumplida de volver a darle vida al corazón industrial del país.

Contenido

El ex presidente de Estados Unidos, Barack Obama, y su esposa, Michelle, dan el primer paso como productores de contenido en su acuerdo con el gigante Netflix de la mano del documental: American Factory. El mismo se estrena este próximo miércoles 21/08 y es un crítica directa a las políticas y promesas incumplidas, por lo menos por ahora, del actual presidente, Donald Trump. Habla de los chinos, de los trabajadores de una planta de General Motors y de como quienes antes gozaban de un mejor salario y de condiciones laborales más seguras, hoy luchan con eso y el posible arrastre de la globalización todos los días.

Recordemos que los Obama mantuvieron lo que se puede decir un perfil bajo desde que concluyó su estadía en la Casa Blanca, pero al parecer volvieron a aparecer frente a las próximas elecciones del año 2020 y claro ante la próxima reelección de Donald Trump, lo que por supuesto pone en alerta a todo el escenario político demócrata y hasta al propio Obama quien al parecer se puso en campaña contra el republicano.

Principalmente el documental gira en torno a que una fábrica de General Motors en Dayton, Ohio, que anteriormente estaba cerrada, reabre sus puertas pero como la sucursal estadounidense de una empresa china: Fuyao Glass America. Sin embargo cuando los empleados contentos vuelven a su trabajo no es lo mismo que era en el pasado. Las políticas gubernamentales son otras y el escenario tecnológico también. 

Claro que la globalización es un desafío para el mundo laboral desde comienzos del siglo XXI, teniendo en cuenta que los avances tecnológicos en la producción avanzan y con ellos las posibilidades para las máquinas industriales. En consecuencia por supuesto esto se lleva la fuente de trabajo de las personas. Es así que la globalización no solo afecta en las comunicaciones o los movimientos migratorios, sino que atenta fuertemente sobre la vida laboral de los ciudadanos.

Claro que a esto se le suma las políticas de Donald Trump que, contrariamente a como anunció en su mensaje de campaña política: "Make America Great Again", y la promesa de reactivar la producción sobretodo en partes del Medio Oeste norteamericano, como Ohio por ejemplo. Eso fue en 2016 y hoy 3 años y medio después no se ven los resultados y además se ven los esfuerzos de Trump por hacer algo que Obama intento y no pudo: reactivar el sector industrial y de empleos. Si bien lo primero pudo hacerlo en parte, el crecimiento de empleos no lo fue del todo.

Hoy para su reelección el presidente Trump tiene eso en mente y promete poder hacerlo, pero la realidad no le dice lo mismo, sobretodo ahora donde muchos hablan de una recesión de Estados Unidos.Las cosas parecían venir encaminadas para Trump, pero la producción manufacturera de Estados Unidos cayó un 0,4% en julio en medio de la guerra comercial de Trump con China. Otro ejemplo más de que las sanciones comerciales fueron su peor decisión. 

Es por eso que también esto es una clara crítica a como la Casa Blanca de Trump está manejando las relaciones con China, ya que no solo afecta en todo el mundo, sino que también y a lo grande en su país. Tanto que quienes reavivaron la fábrica fueron los chinos.

"Nunca te das por vencido en el sueño americano", dice uno de los personajes de la serie al final del trailer. En ese momento el mismo se sentía confiado en volver a tener el trabajo con el que podía vivir, pero luego otro de los protagonistas asegura lo difícil que es volver a ser clase media, sobretodo luego de la Gran Recesión de 2008. 

Si bien la película toca otros focos como las diferencias culturales entre los chinos y los norteamericanos, el centro es la vida de los estadounidenses que perdieron todo y que confían en un nuevo gobierno, el de Donald Trump, que podría hacer bien las cosas pero en lugar de eso se ven siendo reemplazados por maquinarias. En una de las escenas, uno de los trabajadores explica que, bajo GM, ella ganó US$ 29 por hora. Trabajando para Fuyao, le pagan $ 12.84.

Por otro lado se toca muy de cerca la temática de los sindicatos, los cuales ya no existen en la era Trump y no pueden proteger a los trabajadores. Recordemos que el actual presidente no los reconoce, es por eso que muchos de los candidatos demócratas, más que nada los del ala más progresista del partido, como Bernie Sanders y Elizabveth Warren hablan de volver a darle seguridad a los trabajadores.

Es así que llega la primera producción de la compañía Obama, Higher Ground. Los mismos habían realizado un acuerdo con Netlfix para producir series y películas cortas y está será la primera, y viene con todo. Si bien en ningun momento mencionan al republicano directamente, es una clara crítica al mandatario, tanto que al final utilizan su frase: "Make America Great Again" ("Hacer a America Grande Otra Vez" en inglés)