EXCLUSIVO 24

ELECCIONES 2020 EN USA

Trump complicado: El fallo LGTBQ de la Corte Suprema hace dudar a grupos evangélicos sobre su voto

Como era de esperar, el fallo de la Corte Suprema de Estados Unidos que le da igualdad de derechos laborales a la comunidad LGBTQ, ya está teniendo efectos sobre los planes del presidente Donald Trump teniendo en cuenta que sus votantes más radicales, específicamente su círculo rojo evangélico donde ya causó un gran impacto. Sobre todo sabiendo que quien redactó la orden fue nada más y nada menos que Neil Gorsuch, uno de los designados por el Trump a quien el Partido Republicano también apoyó.

El pasado lunes 15/06 la Corte Suprema de Justicia de Estados Unidos hizo un movimiento radical desde que tiene mayoría conservadora que fue darle la derecha a la comunidad LGBTQ y en tiempos de pandemia dictar que a nivel federal se prohíbe la discriminación laboral por orientación sexual. Esto sin duda fue un revés para el presidente Donald Trump cuyos votantes más extremistas sobretodo en el ámbito religioso ya comenzaron a cuestionar la decisión. 

"He leído la decisión y algunas personas se sorprendieron pero han gobernado y vivimos con su decisión", dijo el mandatario republicano este martes 16/06 luego de la decisión pero sin criticar el accionar del órgano de justicia. Hasta los propios conservadores radicales del Senado quienes habían criticado la medida desde el primer día que se presentó 7 año atrás, también se mostraron de acuerdo con la resolución. "Es importante que reconozcamos que todos los estadounidenses tienen los mismos derechos bajo nuestra Constitución", dijo el senador Deb Fischer sorprendiendo a la opinión pública. 

Aunque el mayor problema detrás de esta decisión, sobre todo para la Casa Blanca de Trump es que quien estaba al mando de la misma era nada más y nada menos que Neil M. Gorsuch y el presidente del tribunal John G. Roberts Jr. , quienes durante la votación se unieron a los liberales de la corte en el fallo cuya votación terminó 6 a 3. Gorsuch había sido el elegido por el mandatario para reestablecer los aires conservadores extremos de la Corte Suprema, pero al parecer eso duro menos de un mandato. 

Pero no solo eso ya que el mayor órgano de justicia de la nación también era hasta el momento una herramienta de escape para Trump. Recordemos que a principios del 2019 a Corte Suprema de Estados Unidos permitió que las amplias restricciones propuestas por el presidente, Donald Trump, a las personas transgénero que son miembros del ejército, entren en vigencia, entre otras cosas. Y ahora esta le da la espalda y decide ir por otro camino justo cuando el presidente más la necesita de cara a las elecciones presidenciales de noviembre 2020. 

Es así que como mencionamos anteriormente las primeras quejas hacia Trump ya comenzaron, mientras el Partido Republicano aceptaron el movimiento de la Corte, los votantes conservadores no. El grupo clave para Donald Trump en las urnas son los religiosos evangélicos, quienes en las últimas encuestas ya habían mostrado cierta desconfianza del presidente, es por eso que el mismo se puso a la cabeza de los reclamos para reabrir iglesias en medio de la pandemia. Y ahora todo empeora. 

"Es decepcionante ver que el juez Gorsuch lidere la opinión de la mayoría". Lo habíamos apoyado, basado en su registro originalista", dijo Travis Weber, vicepresidente de política y asuntos gubernamentales en el Family Research Council para después calificar al fallo de "decepcionante". 

"Todos los evangélicos que se pusieron del lado de Trump en 2016 para protegerlos de las corrientes culturales, encontraron su excusa para quedarse en casa en 2020 gracias a las elecciones de la Corte Suprema de Trump", fue otro de los comentarios que más se destacaron por parte de Erick Erickson, presentador de radio de programas evangélicos y líder de opinión en el grupo. 

El mismo dio a entender que las malas decisiones del presidente Trump no solamente tuvieron su impacto sobre los indecisos en las últimas semanas sino que también lo hizo sobre sus votantes más radicales. Y es allí donde radica el principal problema actual de Donald Trump: ¿volverse más radical que nunca y asegurarse a sus votantes de siempre que parecen estar dudando o ir por los indecisos que no vieron lo mejor del presidente durante los últimos meses?

"Su calificación favorable entre los evangélicos blancos cayó de un máximo de 77% en marzo a 66% en abril y 62% en mayo, según el Instituto de Investigación de Religión Pública no partidista. Entre los católicos blancos, su aprobación cayó al 37% en mayo, frente al 48% en abril y el 60% en marzo", escribió The Wall Street Journal basado en estudios previamente realizados. 
    

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario