Leído

AUMENTO DE IMPUESTOS

Si más retenciones suman 0,8 del PBI, ¿quién aporta 1 punto del PBI?

Dom, 15/12/2019 - 10:13am
Enviado en:

Tal como Urgente24 sintetizó la conferencia de prensa del ministro Matías Guzmán, él anticipó un incremento de la presión tributaria cuyo alcance se conocerá la próxima semana. En ese contexto, es interesante deslizar algunas reflexiones:

Qué hacer con las ganancias extraordinarias de los protagonistas de algunas actividades.
Contenido

El ministro Matías Guzmán prometió no dar rienda suelta a la monetización del déficit fiscal. Según el periodista Marcelo Bonelli, en el diario Clarín, esta decisión provoca un debate doméstico con algunos de sus colegas tales como Mercedes Marcó del Pont.

Es bastante lógico que esto suceda porque el desarrollismo, al menos en la versión de Rogelio Frigerio, ya por entonces egresado del marxismo leninismo, siempre tuvo un enfoque flexible de la emisión monetaria por considerar que, en el marco de un proyecto de industrialización, el producto de 'la maquinita' se consolidaría en alguna forma de activos reales. En ese contexto, la inflación sería o un mal necesario o un daño colateral.

Durante su experiencia de gobierno, junto a Arturo Frondizi, precisamente a Frigerio se le escapó la inflación, y uno de los objetivos del arribo de Álvaro Alsogaray al Ministerio de Economía fue reducir la espiral ascendente de los precios.

Marcó del Pont, seguidora de Frigerio y Héctor Valle desde sus días en la Fundación de Investigaciones para el Desarrollo Económico (FIDE), subestima la relación entre emisión e inflación. Aún se recuerda su afirmación de 2012: "Descartamos que financiar al sector público sea inflacionario porque según esa afirmación los aumentos de precio son por exceso de demanda, algo que no vemos en Argentina. En nuestro país los medios de pago se adecuan al crecimiento de la demanda y las tensiones de los precios están por el lado de la oferta y el sector externo".

Luego, una exageración: "solamente en Argentina se mantiene esa idea de que la expansión de la cantidad de dinero genera inflación".

Es realmente saludable y tranquilizador que el ministro Guzmán opine diferente a Marcó del Pont. La cuestión es que si la restricción política impone que

> no se puede reducir el gasto público en 2020, y

> no hay capacidad de endeudamiento público adicional,

> no hay otra alternativa que aumentar los impuestos para conseguir más ingresos y así reducir el déficit fiscal.

La hipótesis de varios economistas consiste en que Guzmán precisa sumar ingresos. Entonces, el éxito del ministro depende de que Marcó del Pont -toda una paradoja- pueda recaudar un adicional de entre 1,5 punto porcentual del PBI a 2 puntos porcentuales.

El incremento en las alícuotas de los derechos de exportación de varios productos agrícolas debería aportar 0,8 punto, y el interrogante es cómo se consigue el otro 50% del objetivo de recaudación adicional.

¿Cuál intenso será el reclamo de los productores agrícolas?, es una pregunta que se escucha mucho por estas horas.

Una ingeniera agrónoma que conoce todo lo que se precisa acerca de estos temas afirma que los grandes reclamos de los productores suceden en los años de sequías: hay tiempo ocioso suficiente para dilapidarlo en las rutas. No es el caso de los meses venideros. Además, la devaluación posterior a las PASO de agosto consolidó una mejora excepcional del tipo de cambio real.

La legislación y las normas vigentes le permitiría al Ejecutivo Nacional un incremento por decreto de las llamadas 'retenciones', que serán más elevadas para el poroto de soja que para los otros commodities.

Todo indica que será suspendida la reforma tributaria que había iniciado la Administración Macri, lo que aportaría 0,3 punto porcentual.

Suspender el ajuste por inflación de los estados contables empresariales es otra posibilidad para seguir sumando.

Incrementar la presión sobre Bienes Personales es otro ítem que aparece en todas las quinielas.

El resto, según algunos, podría arribar por una modificación en el mecanismo de ajuste de las pensiones y jubilaciones. Sin embargo, en ese caso, el presidente Alberto Fernández estaría repitiendo una acción que le cuestionó a su antecesor. Horas atrás el ministro Guzmán cuestionó que en el único año que Mauricio Macri logró un crecimiento económico, "él decidió no compartir la mejora con los jubilados y pensionados, y cambió el mecanismo de corrección". Por lo tanto, hay que omitir cualquier especulación que incorpore a las pensiones y jubilaciones al ajuste en marcha. Precisamente parte del objetivo recaudador es para financiar un incremento de emergencia de las jubilaciones y pensiones más bajas..

El incremento de la presión tributaria debería resultar 'políticamente correcto'. Por este motivo se debatió durante varios días qué hacer con las ganancias extraordinarias de los protagonistas de algunas actividades. Por ejemplo, la banca, que tanto dinero ganó prestándole al Estado.

En cualquier caso, más que apuntar al incremento de la presión tributaria para algunas actividades, resulta imprescindible debatir cuál es la estructura tributaria más apropiada para relanzar la actividad económica.

Es cierto lo que propone el ministro Daniel Arroyo, acerca de facilitar el regreso de 'las changas' en el Gran Buenos Aires como gran herramienta de descenso del desempleo.

Pero no se puede ignorar la trascendencia de la estructura tributaria en la reasignación de riqueza, en el estímulo y en la formulación de políticas.

Es correcta la apreciación de que hay una crisis doméstica intensa -aunque la oposición no votará a favor de superpoderes para el Ejecutivo Nacional- pero la emergencia debe atenderse en forma racional. Es de esperar que prevalezcan las opiniones de los funcionarios más prudentes.