Leído

EL ESCENARIO POLÍTICO

FMI, aborto y más: El largo vía crucis del Frente de Todos hacia la redención electoral

Vie, 13/11/2020 - 12:07pm
Enviado en:
Por Urgente24

Del ajuste en ciernes hasta los desencuentros con los intendentes, pasando por el aborto y los problemas judiciales de CFK, son temas que suman tensión a un frente que pone a prueba su unidad todo el tiempo y genera incertidumbre sobre cómo llegará a la disputa electoral del próximo año.

alberto-cristina-na.jpg
¿Habrá un relato que cotenga a los principales socios del FdT o se precipitará algún tipo de ruptura?
Contenido

El Fondo Monetario Internacional (FMI) está en la Argentina. Y no vino a saludar. Sino a discutir con el gobierno de Alberto Fernández los términos en los que el país le devolverá los US$44 mil millones que le desembolsó a la administración de Mauricio Macri. Una gran mochila que Juntos por el Cambio dejó como parte de la herencia económica. 

El ministro de Economía, Martín Guzmán, se esperanza con cerrar un nuevo programa que incluya un período de gracia de 4 años y excluya las típicas condicionalidades fiscales que reclama el Fondo antes de poner su firma en un acuerdo. 

El programa de Facilidades Extendidas (EFF, por sus siglas en inglés), que Guzmán confirmó que solicitará la Argentina, suele incluir un menú que contiene, entre otras recetas, reformas laborales y previsionales

Y aunque el ministro de Economía se monta en un relato que soslaya las exigencias, que en el mismo oficialismo juzgan como una ingenuidad, las últimas medidas del Gobierno se anticipan a los ajustes, aún previo a la firma de cualquier convenio con el FMI. 

Los casos abundan. El déficit fiscal de este año, producto del mayor gasto por la pandemia, se prevé en un 7%. El presupuesto que se convertirá en ley próximamente  lo reduce al 4,5% para 2021. Esto implica un fuerte recorte del gasto. Incluso, el ministro habría comentado ante empresarios su voluntad para que el rojo se achique hasta un 3%. En ese caso, el torniquete al gasto sería aún mayor

El gasto de emergencia que demandó la pandemia tampoco está contemplado en el corto plazo. Ya se confirmó que se discontinuará el IFE y que las asistencias vía ATP a las empresas afectadas abarcarán a un universo más reducido, algo que puso en alerta a la CGT.  

En los últimos días, en tanto, se conoció la nueva fórmula de movilidad jubilatoria que tiene como objetivo reconocer un menor aumento a los trabajadores pasivos. Esta iniciativa fue reconocida entre economistas cercanos al oficialismo como hecha a la medida de las negociaciones con el Fondo. 

El ajuste está en marcha, con el FMI como espectador de lujo. Cabe preguntarse, en términos políticos, cómo cuadra este escenario dentro de la coalición de gobierno. O mejor dicho, cómo hace el kirchnerismo para adaptar esta realidad a la épica de su relato

En las redes sociales recordaban no sin saña la campaña "no volvamos al Fondo" motorizada por actores simpatizantes de Cristina Fernández. El ajuste no sólo fue algo de lo que se jactó el kirchnerismo de no aplicar durante sus gestiones, sino que fue la punta de lanza para el ataque al gobierno macrista

Ahora, como parte del gobierno, la Vicepresidente y sus seguidores se encuentran ante un panorama en el que muy probablemente tengan que llevar adelante las reformas que siempre encontraron demoníacas cuando las pretendieron sus antecesores

¿Habrá un relato que contenga a todos o se precipitará algún tipo de ruptura? Se sabe que Alberto Fernández y CFK tienen diferencias sobre cómo se ejecuta la gestión del Frente de Todos. Lo explicitó la vicepresidente en su carta. Fernández intenta un equilibrio

Tal como lo señaló Urgente24, la promesa del inminente envío al Congreso del proyecto de legalización del aborto apunta a revitalizar una agenda progresista que compense dentro de sus espacio -en alguna medida- el ajuste económico en ciernes. 

Seguramente eso sea insuficiente. Y ni siquiera está asegurada la sanción del proyecto en el Senado, allí donde el oficialismo puede aprobar lo que quiera (que no requiera mayorías especiales). Sin embargo, el bloque está partido -como ya ocurrió en la discusión de 2018- y no faltan especulaciones en torno a que Cristina Fernández envía señales a través de 3ras personas, como el titular del bloque del FdT, el formoseño José Mayans, que fue el 1ero en objetar la llegada de la iniciativa al Congreso. 

Serían formas de la Vice para recordarle a Fernández una de las piezas fundamentales de su convocatoria y en lo que no ha mostrado resultados concretos: que le alivie los problemas judiciales que la aquejan. 

A este paquete de desencuentros se le suma el alineamiento del Presidente con los intendentes peronistas que ahora están asediados por la ley que limitó las reelecciones indefinidas en la provincia de Buenos Aires. El mensaje se ratificó horas atrás cuando Jorge Ferraresi, de Avellaneda, reemplazó a la rosarina María Eugenia Bielsa en el ministerio de Vivienda. Hay rumores que en los próximos días podría sumarse otro jefe comunal del conurbano, de la zona oeste, especifican. 

Fernández les estaría confirmando que no prosperarían ni la derogación de la ley que María Eugenia Vidal y el massismo consiguieron, ni una reinterpretración de su letra en tribunales. Festeja Máximo Kirchner que aspira a suceder con militantes de La Cámpora a históricos dirigentes de las 3ra sección electoral. 

Todos estos temas, del ajuste del FMI hasta los intendentes, pasando por el aborto, suman tensión a un frente que pone a prueba su unidad todo el tiempo y genera incertidumbre respecto a cómo llegará a la disputa electoral del próximo año.