Leído

LA PAMPA

Escándalo por una fiesta clandestina con jueces, un fiscal y contagiados que esparcieron el virus

Mie, 05/08/2020 - 9:08am
Enviado en:
Por Urgente24

La provincia de La Pampa era uno de los distritos ejemplo en el control de la pandemia del Coronavirus, pero en las últimas semanas los contagios aumentaron especialmente después del Día del Amigo por lo que el Gobierno provincial tuvo que imponer la Fase 1 en cinco localidades, entre ellas la capital, al confirmarse 168 casos de Covid-19. También el Estado provincial se presentó como querellante en la causa en la que se investiga a dos jueces y al fiscal por violar la cuarentena con una fiesta clandestina donde participaron dos contagiados que terminaron llevando el virus a sus familiares.

Personal de la Salud de La Pampa
viruspampa.jpg
Personal de la Salud de La Pampa
Contenido

Este martes (4/8) la jueza de La Pampa Florencia Maza aceptó el planteo del Gobierno de la provincia para presentarse como querellante en la causa en la que se investiga a los dos jueces y al fiscal por violar la cuarentena durante una fiesta clandestina por el Día del Amigo.

La causa involucra al juez del Tribunal de Impugnación Penal Pablo Balaguer, al juez correccional Miguel Ángel Vagge y al fiscal general Guillermo Sancho.

Maza fue quien también firmó las órdenes de allanamientos que se llevaron a cabo el lunes y que generaron convulsión entre los involucrados y en el Poder Judicial en general.

Esto quiere decir que el Estado es una parte más... puede acusar de manera autónoma. Es decir, por ejemplo si el fiscal que investiga quiere achicar el expediente el Estado puede decir 'yo acuso'. A partir de ahora es una parte más del proceso”, explicó en declaraciones a El Diario de La Pampa una fuente judicial.

El gobernador Ziliotto instruyó la semana pasada a la Fiscalía de Estado para que el Poder Ejecutivo “se constituya en calidad de querellante”.

En los fundamentos del decreto se destaca que “la supuesta acción desplegada por los imputados reviste de gravedad institucional” y que “el Estado provincial no puede omitir el caso teniendo en cuenta la función que desempeñan algunos de ellos”.

La causa se originó a partir de una denuncia realizada por el subsecretario de Salud de la Provincia, Gustavo Vera.

El Día del Amigo, fuera del horario permitido para las celebraciones según disposición del gobierno local, un grupo de personas se juntó a cenar; dos de los participantes habrían llevado el virus a sus casas y habrían producido el contagio de sus propios familiares.

Entre esas personas estaban los jueces y el fiscal, que fueron sometidos a hisopados que dieron resultado negativo.

Tras el hecho, comenzaron a detectarse casos en distintos puntos de la provincia, razón por la cual el gobernador Sergio Ziliotto resolvió dar marcha atrás la Fase 5 de cinco localidades, entre ellas Santa Rosa y General Pico.

"Dijimos que no nos iba a temblar el pulso si teníamos que dar marcha atrás para proteger la salud de los pampeanos y eso estamos haciendo", manifestó el mandatario pampeano al comunicar la decisión de volver a la Fase 1 a la ciudad de Santa Rosa, Catriló, Macachín, Toay y luego General Pico.

En Catriló se registró el rebrote que habría tenido como inicio la mencionada fiesta clandestina.

La Pampa venía siendo ejemplo en el control de la pandemia tras cuatro meses con menos de diez contagios en todo su territorio.

Eso cambió en los últimos 15 días y ya son 168 los pacientes, 2 graves en terapia intensiva y otras 3 con estado moderado, por las imprudencias del Día del Amigo.

La ausencia de casos positivos de Covid-19, le había permitido a La Pampa llegar a la Fase 5 y habilitar de manera progresiva las distintas actividades económicas, comerciales, siendo una de las pioneras en permitir la apertura de comercios, peluquerías, bares, restaurantes, gimnasios, los encuentros sociales y familiares y hasta el turismo interno.