Leído

DE EDUARDO ALBERTO A ALBERTO ÁNGEL

Entre Duhalde y Fernández, la clave es el Alberto (y algo más)

Vie, 18/09/2020 - 7:21pm
Enviado en:

Eduardo Alberto Duhalde y Alberto Ángel Fernández tienen una coincidencia mínima: el Alberto en sus identidades. Pero no es la única coincidencia porque también hay un pasado común.

Eduardo Duhalde sostuvo que "el militarismo se está levantando otra vez en América"
duhalde_elecciones.jpg
Eduardo Duhalde llega una noche sin agenda previa a la Quinta de Olivos pero el Presidente, aún refunfuñando, lo atiende "5 minutos"; o le hace conocer su enojo a Duhalde escribiéndole en el WhatsApp. Antes de los Kirchner, en la vida de Alberto hubo un Duhalde.
Contenido

Eduardo Alberto Duhalde se considera en derecho de aconsejar, criticar y opinar sobre Alberto Ángel Fernández en una forma más perentoria e insistente que lo hizo con Mauricio Macri. 

La comparación es interesante porque fue Duhalde quien intentó desembarcar a Macri en el Justicialismo de la gran crisis autoprovocada en 2001 a 2003.

Macri desistió aún cuando el Justicialismo integró el Frente Compromiso por el Cambio en la Ciudad de Buenos Aires en 2003. De hecho, Juan Pablo Schiavi fue el jefe de campaña de Macri.

Pero Macri decidió ir por otro derrotero y, probablemente por ese motivo, Duhalde le ofreció su apoyo pero en forma más discreta que en el caso de Fernández.

El actual Presidente de la Nación fue el titular de la Fundación Duhalde Presidente, que recaudaba dinero y lo administraba para la campaña presidencial de Duhalde.

Martín Rodríguez Yebra recordó, en mayo de 2003, en el diario La Nación, que "Duhalde le dice Beto. El lo trata de usted."

Ahí está la clave de porqué Duhalde llega una noche sin agenda previa a la Quinta de Olivos pero el Presidente, aún refunfuñando, lo atiende "5 minutos"; o le hace conocer su enojo a Duhalde escribiéndole en el WhatsApp. Antes de los Kirchner, en la vida de Alberto hubo un Duhalde.

Ahora bien, el asunto es más complejo, al menos desde el enfoque de Duhalde.

No aclarar más

El ex senador nacional a cargo de la Presidencia interina de la Nación, le explicó a Jonathan Viale y Paulino Rodríguez, por A24 -¿por qué habrá gente que en el Whatsapp de Urgente24 deja mensajes para A24?- que él estaba preocupado por Alberto Fernández porque lo descubría "como perdido". Ambos querían saber si él había dicho que Fernández estaba "groggy".

Quienes son aficionados al boxeo u otras formas de combate conocen que cuando un luchador está "groggy" tiene la mirada y el comportamiento en el ring-side como "perdido". Pero Duhalde se apuró a decir que él no lo veía "groggy" sino "perdido".

Sería interesante conocer los sinónimos de Duhalde para "perdido" porque ayudaría precisarla: ¿confundido? ¿evasivo? ¿vacilante? ¿desconcentrado?

Duhalde agregó que algo semejante le había ocurrido a Fernando De la Rúa y también a él mismo cuando estuvo en la Casa Rosada.

Es cierto: ¿habrá que recordar que el documento de compromiso ante el Fondo Monetario en los días de Duhalde lo escribieron algunos gobernadores en la Quinta de Olivos, mientras el Jefe de Estado interino dicen que padecía de una peligrosa confusión?

Varios cronistas de la época adjudicaron la redacción final a Juan Carlos Romero, quien era gobernador de Salta y luego fue compañero de binomio de Carlos Menem, enfrentando al elegido de Duhalde, Néstor Kirchner, acompañado por el elegido de Kirchner, Daniel Scioli (porque Duhalde prefería a Carlos Ruckauf).

El dato interesante del diálogo 2020 de Duhalde con los 2 periodistas es que, mientras habla de Presidentes sometidos a crisis intensas en sus gestiones y los compara con Alberto Fernández (De la Rúa y el propio Duhalde), no repara en que ninguno de los 2 concluyó su gestión en la fecha que correspondía.

De la Rúa tenía mandato hasta el 10/12/2003 y se marchó luego de aquellos terribles 19 y 20 de diciembre de 2001. Y Duhalde debia completar el mandato de De la Rúa pero terminó entregando el poder el 25/05/2003.

Por lo tanto, resultaría oportuno que Duhalde no aclarase más sus dichos porque termina complicando más todo.

Bapro

Mientras Alberto Fernández fue presidente de la Fundación Duhalde Presidente también era el promotor del Grupo Bapro, que integran Provincia Seguros, ART, NET, Vida, Leasing, Fondos y Bursátil.

El gobernador Axel Kicillof designó al frente del Grupo Bapro, una vez que renunció Jorge Macri, quien a la vez era/es intendente municipal de Vicente López, al mismo presidente del Banco Provincia, Juan Cuattromo.

Desde la creación del Grupo Bapro esta unificación ocurre por 2da. vez. En los días de Duhalde en la Gobernación, él designó a Fernández mientras que al frente del Banco Provincia estaba Rodolfo Frigeri aunque hubo un período en que estuvo Carlos Sánchez.

En verdad, Duhalde designó a Fernández, en 1996, presidente de Gerenciar Proyectos y Administración Sociedad Anónima. En 1997, las empresas en las que el Banco era accionista y gerenciador se organizaron en un holding llamado Grupo Bapro, cuyo presidente inicial fue Frigeri, y Fernández fue el vicepresidente y luego uno de los directores.

Fernández, ex superintendente de Seguros de la Nación con Carlos Menem y Domingo Cavallo, reorganizó e incrementó la participación del Bapro en los negocios de los seguros.

No obviar en el relato a Carlos Sánchez, quien había sido viceministro de Economía de Cavallo y protector de Fernández en Seguros, quien estuvo al frente del Banco Provincia entre 2 gestiones de Frigeri.

Libro de pases

En 1998, Duhalde puso a Alberto Fernández a cargo de la administración financiera de su campaña presidencial. 

Era el hombre que habitaba la intimidad de Duhalde.

En la izquierda se acostumbra recordar que, mientras Fernández gestionaba las finanzas de la fórmula Duhalde - Ramón Ortega, Mercado Abierto Bank, de Aldo Ducler, realizó un polémico aporte de US$ 1 millón que terminó investigado por por autoridades estadounidenses ya que el dinero provenía de México.

En esos días, Eduardo Valdés acercó a Néstor Kirchner a Alberto Fernández.

El principal “consiglieri” político de Duhalde fue Julio Bárbaro, personaje que luego de haber intentado explicar a los 'rojos punzó' (la ortodoxia del menemismo), años después intentó fundamentar el kirchnerismo, hasta el choque con Grupo Clarín, y en días más cercanos el macrismo, hasta que llegó al poder y prevaleció Peña.

Alberto Fernández recibía a Bárbaro en el piso 21 del anexo del BaPro, junto con Valdés. 

Bárbaro organizó, por indicación de Duhalde, el llamado 'Grupo Calafate', que funcionó como seducción de Néstor K.

El tema del PJ porteño al que pertenece, a veces, Alberto Fernández es muy interesante. Porque cuando Kirchner se sentó con Alberto, él acababa de ser elegido legislador de la Ciudad Autónoma pero por el partido de Cavallo, en un frente con Gustavo Béliz. Pero mantenía la sociedad política con Valdés, Jorge Argüello, Juan Manuel Olmos, Julio Vitovello, y otros que hoy día son sus colaboradores.

Todos ellos fueron duhaldistas y luego nestoristas aunque no cristinistas, y acaban de fracasar en forma estrepitosa en la fundación del albertismo, que es lo que en el fondo de todo les reprocha Duhalde, y por eso cree que el Presidente está "perdido".