EXCLUSIVO 24

MEDIO ORIENTE

Emiratos ofrece a Netanyahu una chance de bajarse del carro de la anexación

El gobierno israelí está encaminado hacia una anexación unilateral de partes de Cisjordania que podría tener consecuencias incalculables para la región. En una movida sin precedentes, un diplomático emiratí publicó una nota de opinión en hebrero, en uno de los diarios más leídos de Israel, advirtiendo al país que de concretarse, esta decisión pondría en jaque los avances que ha habido en los lazos entre Israel y el mundo árabe. Pero, ¿qué significa en lo profundo este mensaje?

Por primera vez en la historia, un diplomático del Golfo Pérsico, escribió una nota de opinión en un medio israelí. El objeitvo de la nota es advertir en contra de los planes del primer ministro, Benjamín Netanyahu, de anexar de manera unilateral partes de Cisjordania.

En la nota, publicada este viernes 12/6 en el diario Yedioth Ahronoth, Yousef al-Otaiba, embajador de los Emiratos Árabes Unidos en Estados Unidos, escribió que tal movimiento destruirá los esfuerzos de normalización con el mundo árabe.

Se trata de uno de los primeros reconocimientos públicos de que Israel y el mundo árabe se han estado acercando en los últimos años, un vínculo que se fue forjando tras bastidores mientras las relaciones diplomáticas permanecen oficialmente rotas.

Al-Otaiba destacó que si el Estado avanza con sus planes de anexar el Valle del Jordán y los asentamientos judíos en Cisjordania, estos avances verían un retroceso significativo.

"Recientemente, líderes isralíes han promovido discursos -que suscitan entusiasmo- sobre la normalización de las relaciones con los Emiratos Árabes Unidos y otros estados árabes. Pero los planes israelíes de anexación y los discursos para la normalización están en contradicción", escribió. "Un acto unilateral y deliberado, la anexación es la apropiación ilegal de tierra palestina. Desafía el consenso árabe -e internacional- sobre el derecho palestino a la autodeterminación. Encenderá la violencia y despertará a los extremistas. Provocará ondas de choque en toda la región, especialmente en Jordania, cuya estabilidad -a menudo dada por sentado- beneficia a la región entera, particularmente a Israel."

Al-Otaiba, explica el diario The Times of Israel, fue uno de los 3 embajadores presentes en la Casa Blanca cuando el presidente de USA, Donald Trump, presentó su plan de paz para Medio Oriente, percibido como muy desfavorable hacia los palestinos.

En su nota de opinión, el diplomático explica que su país promueve el acercamiento y la resolución del conflicto. Por ejemplo, Abu Dhabi ha designado a Hezbolá como una organización terrorista y condenado a Hamas, explicó. "Hemos llevado a cabo diplomacia en silencio y enviado señales muy públicas para ayudar a cambiar la dinámica y promover lo posible. Sin embargo, la anexación israelí haría volcar con certeza e inmediatamente las aspiraciones de ese país para tener mejores lazos culturales, económicos y de seguridad con el mundo árabe y con los Emiratos Árabes Unidos."

"Teniendo los 2 mejores ejércitos de la región, preocupaciones comunes de terrorismo y agresión, y una larga y profunda relación con USA, los Emiratos Árabes Unidos e Israel podrían formar una cooperación de seguridad más cercana y efectiva. Siendo las 2 economías más avanzadas y diversificadas de la región, mayores lazos financieros y comerciales podrían acelerar el crecimiento y la estabilidad en el Medio Oriente."

Jerusalén y Abu Dhabi tienen intereses comunes en las áreas del agua y la seguridad alimenticia, tecnolocía y ciencia, que podrían traer una mayor innovación y colaboración.

"La anexación también endurecerá las percepciones árabes de Israel justo cuando iniciativas emiratíes han estado abriendo el espacio para el intercambio cultural y un mayor entendimiento sobre Israel y el judaísmo. Los Emiratos Árabes Unidos han alentado a los israelíes a pensar en las ventajas de vínculos más abiertos y normales. Y hemos hecho lo mismo con los emiratíes y los árabes en general."

Al-Otaiba destacó la existencia y libertad religiosa de una comunidad judía en Dubái y el hecho de que Israel fue invitado a participar de la Expo Mundial 2020 en la ciudad, suspendida por el coronavirus.

"Gran parte del mundo árabe quiere ver a Israel como una oportunidad, no un enemigo. Enfrentamos demasiados peligros comunes y vemos gran potencial en tener mayores lazos. La decisión israelí de la anexación será una señal inconfundible sobre si Israel también lo ve así."

El portavoz del ministerio de Exteriores israelí, Lior Haiat, respondió: "Israel ha extendido su mano de paz a todos sus vecinos desde su fundación. La paz es una oportunidad para todo el Medio Oriente con gran potencial para todos. El plan de paz de USA es un punto de partida para avanzar hacia un gran futuro juntos."

La respuesta señala que el gobierno israelí continuará con sus planes de anexación pese a las advertencias del diplomático emiratí. Sin embargo, en un artículo en el Jerusalem Post, Seth Frantzman destaca que el tono del mensaje es más el de una advertencia de un colega que el de una amenaza de un adversario. Esto señala que todavía hay lugar para maniobrar en pos de la normalización de los lazos, aún en el contexto de la anexación.

El diplomático emiratí, por otro lado, eligió uno de los diarios de mayor tirada de Israel y no Haaretz, que tiene una posición clara en contra de la anexación, lo que significa que busca dirigirse al gran público y no a la izquierda anti-Netanyahu.

Tampoco eligió Israel HaYom, diario vinculado al primer ministro. Esto significa que podría estar buscando llegar a Benny Gantz, el compañero de coalición de Netanyahu, o bien que está ofreciendo a Netanyahu una chance para justificar ante su base de línea dura el bajarse del carro de la anexación, amparándose en la necesidad de proteger y mejorar los vínculos con sus vecinos.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario